Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La estrategia nacionalista s Análisis DOMINGO 12 s 8 s 2007 ABC Detenido en Italia un grapo que vivía con terroristas de las Brigadas Rojas ABC MADRID. Una apacible localidad del Piamonte italiano era el escondite de Antonio Lago Iglesias, histórico miembro de los Grupos de Resistencia Antifascista del Primero de Octubre (Grapo) El pasado jueves las autoridades italianas descubrieron su paradero y los Carabinieri procedieron a su detención. Sobre él pesaba una orden internacional de detención y una requisitoria de la Audiencia Nacional. El terrorista ya fue condenado en España a 80 años de cárcel por el asesinato de un policía y varios delitos de terrorismo. Según Ministerio de Interior, Lago Iglesias es un miembro histórico de la banda y, aunque no habría cometido ningún delito recientemente, estaba siendo buscado por una orden requisitoria de la Audiencia Nacional, así como por una orden internacional de búsqueda. El comandante provincial de los Carabinieri, coronel Pasquale Capriati, explicó que Lago estaba en Novora desde hacía poco tiempo como huésped de dos personas que habían sido miembros de las Brigadas Rojas organización terrorista italiana. Agregó que el arresto fue fruto de un control rutinario de Policía derivado del hecho de que estaba con otras personas objeto de interés nuestro La captura fue realizada por una docena de agentes de los Carabinieri. El grapo no iba armado ni opuso resistencia. Josu Jon Imaz preside un partido en el que no ha sentado bien la actuación del PSOE en Navarra TELEPRESS El PNV se enfada No ha sentado bien en el nacionalismo vasco la decisión del PSOE sobre Navarra s Agobiado con su batalla interna, el PNV quiere plantear otra fuera para conseguir una modificación constitucional que satisfaga sus pretensiones tra las encuestas del desayuno Le falta, claro, demostrar que un acuerdo entre el PSOE y los nacionalistas en Navarra es tal, una política de Estado y no debería olvidar tampoco que la democracia es un sistema de opinión pública. Una cosa es que Kohl ordenara instalar los misiles Cruise y Pershing como respuesta a los S- 20 soviéticos en 1982 en contra de las encuestas (que a Imaz le parece muy bien y es interesante saberlo para averiguar cómo entiende que hay que actuar ante las amenazas) y otra que se olvidara de la opinión pública alemana. De hecho, fue reelegido porque, aunque el sondeo pudiera mostrar recelos ante una manifestación de poder militar, no negaba el interés mayor de los alemanes por estar protegidos. El político puede no dejarse dominar por una encuesta del desayuno que tiene hasta en la denominación un carácter relativo y provisional, pero no apartarse de la opinión pública. La visión de Estado o la política de Estado es, para el nacionalismo vasco, lo que le favorece, lo que se ajusta a sus pretensiones o establece un cauce para que se logren. La hubo, según este punto de vista, no con la Constitución, sino con el Estatuto de Gernika en el que, más allá de que unos y otros se reconocieran, el nacionalismo democrático implantó su hegemonía en el campo del nacionalismo, minorizando y debilitando el radicalismo No la hubo en Navarra, según esta misma interpretación, porque la minoría nacionalista no apoyó el Amejoramiento, lo que favorecería al radicalismo. No la ha habido tampoco, sigue nuestro estadista, porque no se ha llegado a un acuerdo entre socialistas y nacionalistas vascos en Navarra con la consecuencia- -hasta reproducirlo causa un cierto pasmo- -de no acabar con un foco de inestabilidad permanente e integrar a un 30 de la población que, liderada ahora por fuerzas democráticas, se siente cada vez más empujada fuera del sistema político Es decir, el nacionalismo, si no está en el poder no está integrado, si no está integrado se siente empujado fuera del sistema. Es esta, desde luego, una curiosa política de Estado a la que ha de añadirse, además, que la integración en el sistema de quienes hasta hace poco han apoyado la violencia debe hacerse con premio: Se ha Germán Yanke Relaciones internacionales Lago Iglesias ya fue detenido el 23 de julio del 2002 en París como presunto responsable de relaciones internacionales de la banda. Su arresto sirvió además de pista para, a través de sus seguimientos, descubrir a los dirigentes de la organización en ese momento. El terrorista fue detenido por policías de la División Nacional Antiterrorista (DNAT, de la dirección central de la Policía judicial) y de la dirección central de Inteligencia (DCRG) en la Plaza San Agustín, en la octava circunscripción de París, cerca del Ministerio del Interior francés. La captura se produce dos meses después de que el Ministerio español del Interior diera por desmantelado a los Grapo tras la desarticulación de su único comando operativo, autor del asesinato de una empresaria en Zaragoza en 2006. La Guardia Civil detuvo a seis terroristas. Nadie duda de que en el ánimo del PSOE, al no autorizar una coalición en Navarra con los nacionalistas vascos, ha pesado el efecto que pudiera tener en su electorado. De hecho, en un momento psicológica y políticamente sensible, no se podía entender un acuerdo de Gobierno sin cesiones que, aunque para algunos supusieran la continuación de un proyecto de reforma del Estado, para la mayoría lo excedían. Las razones electorales tienen, curiosamente, mala prensa, aunque se compaginen con continuas referencias a la conexión de los políticos con la ciudadanía y al esfuerzo por escuchar a ésta. El presidente del PNV (El País, 10 de agosto) escamado con la decisión, se refugia en una frase de Helmut Kohl- -curiosamente replicando a una dirigente del PP para que no falte de nada en el ejemplo- -con el propósito de defender una política de Estado con- La visión de Estado o la política de Estado es, para el nacionalismo vasco, lo que le favorece dado con la puerta en las narices- -dice Imaz- -a aquellos que, con gran valentía, habían cortado amarras con el mundo radical, lanzando una señal a los que todavía dudan sobre dar ese paso o no El PNV agobiado por la bata, lla interna, quiere plantear otra fuera (quizá el único modo de unirse) en la que este enfado sobre lo que ha ocurrido en Navarra no es más que un modo de darse aliento. Se trata, como dice Imaz con un lenguaje que es más predemocrático que preconstitucional, de buscar un acuerdo político para el encaje de la Comunidad Autónoma de Euskadi en el Estado Y se tratará de conseguir con esa doble estrategia del nacionalismo vasco, tan tramposa pero que, sin embargo, se toma a menudo con una benevolencia propia de indigentes intelectuales. Ceder, dar la razón al nacionalismo, modificar la arquitectura constitucional fruto de la soberanía de los españoles a su favor es, para Imaz, política de Estado altura de miras Con lenguaje más zafio, para Egibar es el reconocimiento de derechos naturales del pueblo vasco Como el empeño por salirse con la suya suena mal, retóricamente se presenta como el método adecuado de integración y buena convivencia. Pero la estrategia no deja de lado la amenaza si no se les hace caso: la inestabilidad, el sentimiento de alejamiento del sistema, la desesperación- -y sus consecuencias- -de quienes se han alejado o pueden hacerlo del radicalismo violento. Es que están enfadados con esto de Navarra No, es que su único argumento es estar enfadados.