Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 s 8 s 2007 El homenaje a Pelopintxo ESPAÑA 15 Los proetarras desafían al juez y se concentran en Amorebieta La Ertzaintza consintió la convocatoria y no practicó detención alguna pese a los incidentes que se registraron después V. ORTEGA BILBAO. La prohibición de la Audiencia Nacional para manifestarse en recuerdo del etarra Sabino Euba, Pelopintxo no amedrentó a los proetarras, que finalmente llevaron a cabo ayer a la una tarde una concentración en Amorebieta con el consentimiento de la Ertzaintza. Por dos veces intentaron pasar el filtro de la legalidad y por dos veces fueron prohibidas sus movilizaciones. El último intento de los filoetarras se produjo el viernes, cuando un grupo de ciudadanos solicitó permiso para manifestarse en el mismo lugar y a la misma hora que la marcha ilegalizada por la Audiencia Nacional. El Gobierno vasco prohibió esta segunda convocatoria, pese a lo cual sus impulsores siguieron adelante con la iniciativa. Sobre las siete de la tarde, tal y como estaba previsto, cerca de doscientas personas se acercaron a la Plaza del Referéndum con el fin de llevar a cabo la marcha. La Ertzaintza les impidió el paso y, tras varios minutos de conversación con el portavoz del colectivo de apoyo a los presos de ETA, Juan María Olano, los agentes permitieron celebrar una concentración de veinte minutos. En dicha movilización, Olano criticó que se haya convertido también en delito dar el último adiós a un hombre que amaba a este pueblo y denunció especialmente la prohibición realizada por el Gobierno de Ibarretxe a través de Balza La movilización duró cerca de veinte minutos al cabo de los cuales se sucedieron incidentes originados por jóvenes proetarras, que lanzaron piedras contra un coche policial, cruzaron contenedores en varias calles y atacaron cabinas telefónicas, sin que se produjera ningún arresto. La inquietud en torno al acto de ayer se estuvo cociendo a lo largo de toda la semana, después de que el lunes se conociese la noticia del fallecimiento de Pelopintxo Ese mismo día, vecinos de Euba celebraron una rueda de prensa en Amorebieta llamando a participar en la concentración anunciada para ayer a las siete y que posteriormente fue respaldada por los colectivos de apoyo a presos de ETA Etxerat y Askatasuna. La posibilidad de que se celebrase el homenaje al etarra suscitó críticas en numerosos ambientes políticos y, finalmente, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, a instancias de la Fiscalía, decidió el viernes prohibirlo para evitar que se cometiese un delito de enaltecimiento del terrorismo. Lo hizo tras analizar un informe de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que apuntaba que entre los convocantes había una persona vinculada a la organización ilegalizada Segi. Como era de esperar, la historia de este acto no iba a acabar con esta prohibición y la iz- Los filoetarras volcaron contenedores y atacaron con piedras a los agentes quierda abertzale tiró de su as en la manga habitual ante este tipo de situaciones: que un grupo de ciudadanos anónimos convocase una nueva concentración. Esta vez, la jugada no surtió efecto y el Departamento vasco de Interior anunció, antes incluso de que estos ciudadanos celebrasen su comparecencia pública, la prohibi- EFE El pretendido homenaje al etarra Pelopintxo se convirtió en una concentración que acabó con incidentes en la ciudad ción del segundo acto por considerarlo una continuación del primero. Sabino Euba Cenarruzabeitia, alias Pelopintxo fue un destacado miembro de ETA durante los años ochenta, con responsabilidades en el área de finanzas de la organización terrorista. Nació en 1937 en Amorebieta. E INDIGENTE EX ETARRA, PERTURBADO Martín Izaguirre, que cumplió condena por un intento de secuestro en 1982, se instaló el pasado miércoles, cuando volvía de Cuba, en el aeropuerto de Barajas, donde fue detectado dos días más tarde por su aspecto de perturbado ABC MADRID. El pasado jueves, el etarra José María Zaldua Corta, Aitona abandonó a su hijo de 13 años en el Pirineo francés cerca de la localidad oscense de Sallent de Gállego y, dos días después, sale a luz que en Barajas se había instalado como indigente el ex etarra Martín Izaguirre Arbize, que padece trastornos mentales. El pasado miércoles llegó al aeropuerto procedente de Cuba, país al que se fue a vivir a mediados de los noventa después de cumplir condena por un intento de secuestro de 1982. Durante el tiempo que residió en la isla caribeña no se conoce que Martín Izaguirre tuviera contacto con la docena de etarras que ha encontrado refugio en el régimen de Fidel Castro. Se le consideraba, pues, desvinculado de ese colectivo y en los últimos años su vida transcurría por otros derroteros. La cuestión es que el pasado martes el ex etarra tomó en La Habana un avión con rumbo a Madrid, aunque en realidad su destino personal fuera a ningu- na parte. Tras descender del avión y pasar el control de aduana, Martín Izaguirre no salió de la terminal. Allí permaneció durante dos días vagabundeando de un lugar a otro hasta que su presencia fue advertida por miembros de las Fuerzas de Seguridad. Lo que llamó la atención a los agentes no fue el aspecto de indigente del hasta entonces desconocido, sino que a todas luces se veía que era un individuo con problemas psquiátricos, y así fue tratado. Conducido a las dependencias policiales del aeropuerto, su nombre fue pasado por la máquina para verificar la identidad y en el ordenador apareció como antiguo miembro de ETA que ya había cumplido condena, por lo que no tenía ninguna causa pendiente con la Justicia. Los agentes de la Comisaría comunicaron el hallazgo a sus compañeros de la Brigada de Información de Madrid que, tras unas gestiones, vincularon a Martín Izaguirre con un intento de secuestro en 1982. Al no tener ninguna reclamación judicial y al ser más que evidente que padece desequilibrios mentales, los agentes del aeropuerto de Barajas decidieron llamar al Samur, servicio que se ocupó de trasladarle a un hospital de Madrid donde aún permanece. Y es que el ex etarra es más un sujeto con problemas psiquiátricos que un indigente, aunque en en otros muchos casos ambos estados vayan unidos. En los archivos policiales el nombre de Martín Izaguirre está unido al intento de secuestro del empresario vasco Luis Astiazaran Iraola, en venganza por negarse a pagar el impuesto revolucionario Junto a otros etarras, entre ellos Juan Carlos Lecertua Urrutibeascoa, irrumpieron en la casa del industrial en Tolosa el 17 de julio de 1982, pero, por fortuna, su esposa le avisó de que unos individuos se ocultaban tras el coche en el garaje. Astiazarán disparó contra los terroristas, que respondieron a tiros sin alcanzarle.