Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN DOMINGO 12 s 8 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro ALARMAS Y CONTROL ALIMENTARIO L nuevo brote de fiebre aftosa en Gran Bretaña ha vuelto a poner en guardia a toda la Unión Europea y ha obligado a muchos países a tomar serias precauciones y a inmovilizar el ganado importado para prevenir posibles contagios. Cada vez que un país detecta alguna enfermedad animal- -por mínimas que sean las posibilidades reales de que se transmita al ser humano, como es ahora el caso- -no deja de surgir en la sociedad cierta alarma ante la eventualidad de que, de alguna manera, pueda repercutir en la salud pública o en la cadena alimentaria. En proporciones mayores, esa alarma se dio años atrás en muchos países con el llamado mal de las vacas locas ocurrió hace unos meses con la gripe aviar; y no resulta extraño que hoy mismo algunos países como España, con un buen nivel de atención y prevención higiénico- sanitario, estén familiarizándose con el anisakis o la tularemia. En el suplemento D 7, ABC expone hoy un completo informe en el que se incide en la amenaza que puede representar la desatención de los poderes públicos hacia el control de animales, sobre todo de los que forman parte de nuestra dieta. Nadie puede discutir que en España, desde los años ochenta, especialmente tras el envenenamiento masivo de ciudadanos por la ingestión de aceite de colza adulterado, los controles sanitarios y administrativos de cada eslabón de la cadena alimentaria se han incrementado de forma sustancial. Sin embargo, nos deben hacer reflexionar datos como los que ofrece la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, según los cuales el 4,2 por ciento de las casi 13.000 muestras de carne recogidas dentro del programa de zoonosis resultaron no conformes debido principalmente a infecciones bacteriológicas. Se trata de un porcentaje bastante superior al de los análisis realizados en muestras de productos lácteos y huevos. Por tanto, no deben caer en saco roto la preocupación y las advertencias de los expertos que denuncian cómo el uso prohibido de antibióticos en granjas ganaderas de producción intensiva termina trasladando hacia el medioambiente bacterias resistentes a muchos fármacos. No en vano, se han hallado secuelas de potentes antibióticos en las vísceras de aves carroñeras alimentadas con los restos de los mataderos, otro dato que, para evitar consecuencias indeseadas, impone a la Administración extremar el celo en la vigilancia y el control de la alimentación de los animales que después serán ingeridos por el hombre. No conviene incurrir en exageraciones o alarmas innecesarias. En España, los controles son como norma general exhaustivos y rigurosos. No obstante, la complejidad que presenta la supervisión del comercio de animales en todo el mundo, las múltiples formas de contaminación alimentaria, o las variables de los cambios medioambientales y de la fauna silvestre son factores que obligan a los poderes públicos a permanecer en continua alerta para garantizar un sólido estándar de seguridad. Ante la globalización de muchas enfermedades de animales, cualquier exceso de confianza en las inspecciones o en los controles fronterizos puede resultar fatal. E NAVARRA SALE DEL TÚNEL IGUEL Sanz ha logrado por fin la confianza del Parlamento foral y será presidente de Navarra por cuarta legislatura consecutiva. Como primera providencia, es digno de recordarse que UPN ganó las elecciones con clara ventaja, mejorando sus resultados respecto de convocatorias anteriores. Por tanto, no es lícito afirmar que la investidura es producto de maniobras o pactos ajenos a la voluntad de los ciudadanos. Todo lo contrario: si la regla básica de la democracia consiste en que la mayoría, gana es evidente que ésta era la única solución aceptable. El tortuoso proceso previo a la votación de ayer en Pamplona sólo refleja los cambios de criterio del PSN, sacrificado por el oportunismo político de Ferraz y víctima de sus propias contradicciones internas. Habría sido mejor para todos, incluido el dimitido Fernando Puras, que la solución que ha prevalecido finalmente se hubiera adoptado desde el primer día. Una vez más, los únicos beneficiados de la crisis han sido los nacionalistas, que han logrado un protagonismo muy superior al que corresponde a su fuerza real en las urnas. El gran perdedor es el PSN, con una crisis agravada por la dimisión en bloque, primero, de los dirigentes de las Juventudes del partido y, ayer mismo, de destacados miembros de su Ejecutiva regional. El centro- derecha gobierna de nuevo en Navarra y ésta es una buena noticia para la España constitucional, en la medida en que UPN mantiene una postura inequívocamente foralista. Sin embargo, Miguel Sanz va a encabezar un Ejecutivo en situación precaria, porque los socialistas distan mucho de estar convencidos y los nacionalistas continúan al acecho. Zapatero actúa movido por objetivos puramente electoralistas. Con las generales a la vista, no le conviene al PSOE dar pistas inequívocas sobre su objetivo de modificar el modelo territorial vigente. Para el presidente del Gobierno, Navarra es un sacrificio táctico y provisional. Se trata de quitar argumentos a la oposición y de ofrecer una imagen de firmeza aparente frente M al nacionalismo, pero sería absurdo engañarse: el objetivo final no ha cambiado y nadie ha querido garantizar que el PSN renuncia a una moción de censura cuando cambien las circunstancias. El nuevo Gobierno foral deberá actuar con la máxima prudencia y con habilidad estratégica para no ofrecer pretextos a los socialistas. En especial, debe convencer a la opinión pública de que, a día de hoy, ninguna otra fórmula política garantiza que se mantenga el estatus actual de Navarra, que deriva de un amejoramiento del Fuero, adaptado a la tradición histórica y a la realidad social. Navarra es y será un objetivo irrenunciable para los nacionalistas vascos. NaBai intenta ofrecer una imagen moderada, pero su horizonte es muy definido: la incorporación del viejo reino al proyecto panvasquista, identitario y anacrónico. La España constitucional gana por ahora en el contexto de una situación transitoria, pero las expectativas no invitan al optimismo. Los socialistas navarros se han limitado a obedecer a Ferraz, pero se han escuchado entre ellos muy pocas voces en defensa del foralismo. El mensaje es nítido: el PSN ha sido incapaz de repetir el montillazo pero sus planes no pasan por establecer una relación de confianza con UPN. En definitiva, lo ocurrido en el Parlamento Foral ayer fue el reflejo de la impotencia política y no de la convicción sobre los argumentos de fondo. A partir de ahora, cualquier concesión al nacionalismo será errónea e insuficiente. Sólo la firmeza en los principios y la habilidad en las estrategias permitirán a UPN y a sus socios mantener el Gobierno y convencer a los ciudadanos de que sólo una mayoría absoluta garantiza hoy día que Navarra conserve su personalidad propia. A escala nacional, la opinión pública ha tomado buena nota. El proceso de investidura en Navarra es la consecuencia de la extraña aventura que Zapatero ha emprendido para modificar el modelo territorial que establece la Constitución, aunque por ahora le convenga más dejar las cosas como están. LUCHA DE PODER ENTRE CHÁVEZ Y LULA L presidente venezolano, Hugo Chávez, ha logrado consolidar en menos de una década un polo de influencia que abarca varios países de Iberoamérica. Gracias a la ingente cantidad de recursos financieros de que dispone, ha comprado prácticamente media docena de países ya sea a través de la financiación directa de candidatos afines (véase el caso del maletín con casi un millón de dólares en efectivo que llevaba un funcionario suyo en Argentina) o a base de favores del mismo tenor a los Gobiernos constituidos (en Cuba, puesto que no hay elecciones, no necesitan dinero para campañas electorales) En Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Argentina y, naturalmente, Cuba, Chávez entra y sale a conveniencia y capricho. Uno de esos candidatos a los que presuntamente apoyó con dinero (es ilegal en Brasil, así que el caso quedó sin aclarar) es Luiz Ignacio Lula Da Silva, que estaba destinado a ser el más importante miembro de esta alianza populista- indigenista que han bautizado como Socialismo del Siglo XXI Para su disgusto, Lula ha demostrado ser un dirigente realista y sensato, y poco a poco empezó a distanciarse de su colega venezolano y de sus ínfulas visionarias porque comprendía que no podía cerrar los horizontes de su país en los proyectos estrambóticos de Chávez. Éste ha intentado una aproximación indirecta con su maniobra de E pedir el ingreso en el Mercosur, lo que no ha servido más que para congelar este proyecto de integración. Que la Unión Europea haya decidido firmar un tratado de cooperación privilegiada con Brasil dejando a un lado a los demás países del grupo es el síntoma más evidente de esta situación anormal. Ahora, los dos están obligados a competir por consolidar su esfera de influencia, asunto en el que ciertos países han cobrado una importancia fundamental. Las giras que se programan y contraprograman uno y otro son el reflejo de esa lucha por la hegemonía de Suramérica. El venezolano va a Uruguay, pese a sus malas relaciones, pero que puede ser la clave de sus intereses en Mercosur dado que Argentina, inexplicablemente para un país de sus características, está ya prácticamente integrado en el engranaje de Chávez, que ha comprado cantidades inmensas de su deuda externa. Lula ha visitado Nicaragua, cuyo presidente, el sandinista Daniel Ortega, es uno de los puntales chavistas, pero a quien las propuestas de desarrollo de los biocombustibles le pueden ayudar en la crisis que ha producido la caída del precio del café. Más allá de los asuntos energéticos, hay mucho en juego en esta disputa y es evidente que lo mejor para todos sería que los buenos oficios de Lula sirvan para contener los delirios de Chávez.