Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 MADRID SÁBADO 11 s 8 s 2007 ABC Los amigos de la familia de la niña atropellada han colocado velas y una muñeca, en el lugar en donde sucedieron los hechos (Viene de la página anterior) a tomar algo. Estaba borracho. Su aliento apestaba a alcohol explica Susana, tía de la fallecida que lo vio todo desde el balcón de su casa, ya que vive en el mismo edificio que su hermana Rosa. Los padres, destrozados, expresan un único deseo. Queremos que se pudra en la cárcel. No hay derecho a hacer lo que ha hecho. Aunque ya nada me puede devolver a mi hija. Solo me puedo sentir algo aliviada si se que no va a salir de prisión dice la pareja, entrecortadamente. Se da la circunstancia de que la tarde del jueves habían venido unos primos de la pequeña. Y, después de comer, los adultos decidieron salir un rato al parque con los pequeños, como habían hecho el día anterior. Entonces sobrevino la tragedia ya que Belén se adelantó y se situó entre dos coches, en la calzada de una calle estrecha con vehículos aparcados en ambos lados de la vía, momento en que el vehículo pesado, que iba muy rápido, la golpeó por vez primera. La madre, que está sedada, no tiene consuelo, y su marido, de negro riguroso y con la tristeza clavada en su rostro, no la pierde de vista. Al igual que la escasa familia que tienen aquí- -un hermano cada uno- -y los numerosos amigos que les acompañan. Novios desde pequeños, Rosa llegó primero: hace nueve años. Su marido le siguió dos años después. Ya estaban casados. Queríamos tener hijos. Dios no me los dio en mi país, me los dio aquí. Y ahora, aquí me a quitado a ni niña. ¡Mi primera hija. Imagínate! Así no se puede vivir repite, incansable. de preguntar por su hermanita. Estaban muy unidos. Siempre juntos. Eran inseparables. Estaba muy ilusionado en ir en septiembre al mismo colegio que su hermana mayor. Le hemos dicho que Belén está malita y el insiste en verla. ¡Quiero ver a mi hermanita! ¿Por qué no vamos a casa repite el pequeño. A pesar de que sus padres intentan mantenerle al margen del drama que les ha sacudido de improviso y están en el piso de su tía, Susana, Adrián se empeña en bajar al suyo. Comienza a sospechar. Egdar, que trabaja como albañil en un pueblo de Segovia, tardó dos horas en llegar a su casa, tras ser alertado de lo ocurrido. Me dijeron que la niña había sido atropellada, y aunque no me contaron su final, lo supe enseguida. Fueron dos horas horribles. De las peores de mi vida comenta en voz muy baja. Estoy destrozado. Siempre trabajando y luchando. Todo ¿Para qué tanto luchar? Quiero ver a mi hermanita Les queda el pequeño, Adrián Fabricio, de tres años. No deja Dios no me dio hijos en mi país y me los dio aquí. Y, ahora, aquí me ha quitado a mi niña. Así no se puede vivir Otro camión grúa empotra a un coche contra una farmacia Un turismo, que se encontraba aparcado ayer en el carril bus con su conductora dentro se empotró contra una farmacia al ser arrastrado por un camión grúa en la calle Carranza. El accidente ocurrió sobre las 11.40, cuando el camión- -un volquete con grúa- -perdió accidentalmente una de sus patas, que actuó de anzuelo al enganchar por detrás al vehículo estacionado. Éste, tras ser arrastrado más de veinte metros, acabó chocando contra una Aquí estamos solos farmacia a la altura del número 11 de dicha calle. Según el portavoz de Emergencias Madrid, no hubo ningún herido, sólo se atendió por una crisis de ansiedad a la mujer de 55 años que ocupaba el asiento del conductor del turismo, un BMW. Los efectivos del Samur- Protección Civil que acudieron al lugar del suceso comprobaron que ningún peatón pasaba en ese momento por la céntrica calle de Madrid y atendieron allí mismo a la conductora del coche. La policía ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias en las que se produjo el suceso y sus causas. por ellos. Para ellos. Para dárselo todo. Para que tuvieran todo lo que nosotros no tuvimos. ¿Para qué? ¿Para que pase esto? continúa Egdar. Con emoción contenida, el padre de la pequeña explica que acababan de venir de vacaciones. Habían ido a la playa. Y el último fin de semana, estuvieron de excursión. Fuimos a un pantano. En el coche están todavía los juguetes de la pequeña. Todo lo que se llevó. Estaba tan llena de vida... Muestra las fotos del álbum familiar. Y surgen los recuerdos de una vida truncada por la desgracia. Era preciosa. Muy coqueta. Quería ser modelo. Le gustaba mucho la ropa. Yo siempre la llevaba conjuntada se anima Rosa. Su mayor afición era dibujar y la música. Su grupo preferido era Los Rebeldes. Se sabía sus canciones. ¿Recuerdas cuando cantó en el karaoke? dice Raquel, una amiga de la pareja. El dolor y la emoción se dan la mano en este domicilio. Raquel aprieta entre sus manos una bolsa negra. Contiene la ropa que llevaba Belén. No la ha soltado desde que llegaron del Instituto Anatómico Forense, en donde, por la mañana, le practicaron la autopsia.