Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ECONOMÍA La crisis hipotecaria de EE. UU. se globaliza s España, aún lejos de los efectos SÁBADO 11 s 8 s 2007 ABC La banca española se siente a salvo con una cobertura del 273 para los cobros dudosos M. PORTILLA MADRID. El Banco de España ha sido especialmente exigente en los dos últimos años con las provisiones que tenían que realizar las entidades de nuestro país para tener una cobertura suficiente- -posiblemente la mayor de Europa- -ante una posible crisis hipotecaria. De hecho, el ratio de cobertura medio de la banca española de dudosos alcanzó en 2006 el 273 prácticamente el triple de lo que necesitaría. Así, la provisión genérica que han realizado las entidades se han incrementaron en un 22,8 en 2005 y en un 25,38 en 2006, hasta alcanzar los 26.044 millones. No es la primera vez que el mercado hipotecario estadounidense sacude a la Bolsa española y machaca sobre todo a los bancos. El pasado mes de marzo ocurrió lo mismo. Ayer, la cotización del BBVA se dejaba un 3,79 el Santander un 3,24 el Popular un 1,75 el Sabadell perdió un 2,94 Banesto un 3,53 y Bankinter cayó un 3,48 Sin embargo, la caída de estos valores no está justificada con lo que está ocurriendo en Estados Unidos. En primer lugar, porque apenas hay entidades que se dediquen a este tipo de negocios de créditos de alto riesgo, concedidos a morosos de otras entidades. Además, el ratio de morosidad en nuestro país se situó a finales del año pasado en el 0,46 tras bajar desde el 0,49 de 2005 y el de las compañías americanas que se dedican a ese tipo de créditos se situaba antes de esta crisis en cifras superiores al 14 Las entidades financieras estadounidenses que conceden créditos de alto riesgo suelen dividir esa deuda y venderla a inversores y a bancos, que son los que ahora están pagando esta crisis. Los dos grandes bancos españoles son los que ya tienen filiales en Estados Unidos dentro de sus grandes planes de expansión que tienen para ese país. No obstante, el banco que preside Emilio Botín, que tiene un 25 del Sovereign, aunque con intención de llegar hasta el 100 no puede verse inmiscuido en esta crisis porque esa entidad estadounidense no se dedica a ese tipo de negocio. Tampoco el BBVA puede verse afectado por sus filiales Texas Regional, State National y por su reciente compra del Compass Bancshares, al no entrar en el negocio de los créditos de alto riesgo. El sector financiero español sería el más castigado si persiste la incertidumbre Los analistas creen que el principal riesgo de contagio se produciría a través de la Bolsa ABC MADRID. Los analistas son escépticos sobre el efecto positivo a corto plazo que puede tener la medida del BCE de inyectar liquidez en el sistema financiero. Los mensajes del Banco Central Europeo son contradictorios aseguraron varios expertos a Ep. Además, y aunque todos los analistas consultados coinciden en que la crisis hipotecaria norteamericana en el mercado de las hipotecas de alto riesgo o subprime es difícilmente reproducible en España, advierten de que el contagio podría llegar de la mano de la Bolsa y que el sector bancario sería de los más afectados. Analistas de Inversis indicaron que la inyección de liquidez puede ser positivo para el mercado a medio plazo proporcionándole tranquilidad pero manifestaron su preocupación por la falta de unidad en los mensajes lanzados tanto por el BCE como por la Reserva Federal norteamericana. Los mensajes del BCE han sido contradictorios. Por un lado, dice que no existe un problema o un riesgo tan alto para el sistema, de igual forma que lo aseveraron ayer el presidente de Estados Unidos, George Bush, y la FED, pero, por otro lado, inyectan liquidez subrayó. Según Inversis, el problema de liquidez subsiste en el día a día y no se resolverá hasta que el mercado se tranquilice y se reajuste, devolviendo el dinero que ha salido y que no se ha reinvertido. Hasta que no se vuelva a producir la entrada de ese dinero que ha salido de nuevo dentro del mercado, el problema va a seguir persistiendo señalan. El contagio de la crisis hipotecaria norteamericana llegará a través de la Bolsa Así lo piensan en el Urquijo. En todo caso, los analistas de la entidad destacan que el problema, de producirse, afectaría de forma general y no se limitaría a los bancos, aunque los tendría a estos entre los principales perjudicados. La alerta sobre la volatilidad en los mercados de renta variable fue lanzada por el propio Gobierno este año. El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, recomendó en febrero a los ciudadanos que fueran prudentes a la hora de invertir en Bolsa en 2007. Aunque la Bolsa ha subido mucho, uno debe pensar que el riesgo de que llegue al tope de crecimiento es mayor o que incluso puede caer aseguró. Los problemas actuales del El nerviosismo se extendió en todos los mercados del mundo mercado, sostienen en el Urquijo, están causados principalmente por el mercado de crédito en general, aunque los dos fenómenos- -dificultades para acceder al crédito y crisis inmobiliaria e hipotecaria- se AFP Petición de prudencia Las hipotecas de alto riesgo concedidas en EE. UU. en España ni se considerarían apuntan los expertos Fernando González Urbaneja LO QUE PODÍA OCURRIR... PASÓ ue la euforia inmobiliaria no sería eterna, ni se desvanecería sin dolor, era esperado. Lo que no sabíamos era cuándo, cómo y de cuánto era la factura. A lo primero tenemos respuesta: ya. A lo segundo también: a través del impa- Q go de hipotecas de alto riesgo, muchas de ellas refinanciadas como deuda de alto rendimiento (y riesgo) en fondos y en bancos de inversión internacionales. De la factura sabemos poco, será cara, pero no inasumible. De peores salimos. La burbuja inmobiliaria existía, lo comprobamos cuando pincha. Los criterios de riesgo no fueron correctos y ahora llega el tío Paco con las rebajas. Pero ni toda la cartera está perjudicada ni el mercado hipotecario muere de este pinchazo. La respuesta del sistema es la correcta, lo primero reconocer pérdidas y su ajuste inmediato, incluso con liquidación de los fondos perjudicados. E inmediatamente toca a los bancos centrales levantar cortafuegos bombeando liquidez que evite que se propague el fuego, que suban los tipos del interbancario con riesgo de colapso del mismo. La liquidez es lo primero, luego que los precios no ahoguen y finalmente aprender, revisar el perfil de riesgos, la calidad de las carteras y ajustar las facturas para girarlas contra los que provocaron el incendio. El problema ahora no puede ser ni de precio ni de cantidad, es de confianza y de buen juicio para el tratamiento. Y el caso vale para allá (Estados Unidos) y también para acá (España) alimentan el uno al otro La crisis hipotecaria es un fenómeno muy circunscrito a Estados Unidos, pero los problemas para acceder al crédito se están convirtiendo en algo generalizado. El mercado de crédito ha protagonizado una expansión muy fuerte, con una percepción muy baja del riesgo, y es ahora que comienza a percibirse el riesgo cuando empiezan las restricciones señalan. Los analistas de Ahorro Corporación consultados confirman esta visión y señalan que existe un cierto miedo a una crisis de liquidez lo que está forzando que muchos inversores se estén posicionando en mercados menos apalancados, que generan menos problemas de financiación. El principal problema que aprecian los expertos de Ahorro Corporación respecto a la crisis hipotecaria es que nadie sabe realmente cuál es la verdadera magnitud del problema tanto en Estados Unidos como en España. Ahorro Corporación considera, en cualquier caso, que las hipotecas que se han estado concediendo en Estados Unidos como de alto riesgo, aquí ni siquiera se considerarían. El riesgo en cartera financiera para las entidades españolas es prácticamente inexistente, sobre todo debido al perfil de banca comercial de la banca española