Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA SÁBADO 11 s 8 s 2007 ABC RELIGIÓN La Santa Sede concede a España tres Años Jubilares durante 2008 Las archidiócesis de Oviedo y Tarragona darán indulgencia plenaria el próximo año JESÚS BASTANTE MADRID. Que España supone, a día de hoy, uno de los grandes desafíos para la Santa Sede hay pocos que lo duden. A los evidentes problemas de entendimiento entre el Episcopado y el Gobierno, hay que sumar la poca valoración que la institución eclesiástica tiene entre los ciudadanos y el descenso en la práctica sacramental. Sin embargo, la raíz cristiana de los pueblos españoles continúa estando presente en cada uno de sus actos. Esta raíz, de larga historia, permanece hoy día como refleja la próxima celebración de la beatificación de 498 mártires de la persecución religiosa, así como los preparativos para la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Tal vez por ello la Santa Sede ha concedido a España que acoja, a lo largo de 2008, un total de tres Años Jubilares. En tres diócesis, que comprenden cuatro comunidades autónomas, se podrá recibir la indulgencia plenaria a lo largo del año próximo, una situación que no se recuerda en los últimos tiempos. El primer Año Jubilar dio comienzo hace apenas una semana, y tiene al monasterio extremeño de Guadalupe como protagonista. La devoción a la Virgen de Guadalupe, así como su doble pertenencia- -es la patrona de Extremadura, aunque su territorio pertenece canónicamente a la archidiócesis de Toledo- -hacen de este Jubileo uno de los más completos que se recuerdan en los últimos años, posiblemente comparable al que el año pasado tuvo su epicentro en Santo Toribio de Liébana. Los otros dos Jubileos se celebrarán en las ciudades de Oviedo y Tarragona. En la sede del Principado, según anunció su arzobispo, Carlos Osoro, todos los fieles que acudan a la Catedral, la Cámara Santa o la basílica de Covadonga entre el 7 de enero de 2008 y la misma fecha del año siguiente, y se confiesen, comulguen y recen por la persona e intenciones del Papa, ganarán indulgencia plenaria. La concesión de un Año Jubilar para la diócesis ovetense, planteada por monseñor Osoro a la Santa Sede en junio de 2006- -y de la que ya dio cuenta Los primeros mártires de Tarragona Desde el 21 de enero, y a petición del Arzobispo de Tarragona la Santa Sede también ha concedido la celebración de un Año Jubilar con motivo del 1750 aniversario del martirio de los santos Fructuoso, obispo, y Augurio y Eulogio, diáconos. Los tres mártires, según recoge el escrito de la Conferencia Episcopal Tarraconense, fueron quemados vivos en el anfiteatro de Tarragona el año 259, víctimas de la persecución contra los cristianos decretada por los emperadores Valeriano y Galieno San Fructuoso fue el primero obispo tarraconense, diócesis considerada Primada de España, junto a la de Toledo. Para celebrar este acontecimiento, la diócesis ha programado una multitud de actos durante todo el año, que van desde un congreso científico, en el que participarán especialistas internacionales, hasta la inauguración de un oratorio y exposiciones y conferencias sobre los tres mártires y otras cuestiones. Tres Jubileos La Virgen de Covadonga, durante una procesión ABC- tiene su razón de ser en varios aniversarios: los 1.200 años de la donación de la Cruz de los Ángeles- -imagen que figura en el escudo de Asturias- -y los 1.100 de la Cruz de la Victoria. Ambas se conservan en la catedral de Oviedo. Del mismo modo, el año próximo se cumple el 400 aniversario de la fundación de la Universidad de Oviedo y los 200 de la ABC Este Jubileo es uno de los más completos que se recuerdan en los últimos años, comparable al del año pasado en Santo Toribio de Liébana declaración de soberanía de la Junta General del Principado. El escrito de la Penitenciaría Apostólica enviado por la Santa Sede establece un amplio marco de concesión de las indulgencias: comienzo y clausura del año jubilar, solemnidades y fiestas litúrgicas, peregrinaciones en grupo a los lugares Cómo obtener la indulgencia Jesús Higueras LA MISIÓN E s maravilloso comprobar cómo después de dos mil años la voz de Cristo sigue sonando viva y fresca a través de su Vicario en la tierra. Esto es lo que testimonian los miles de jóvenes que el pasado jueves se encontraron con Benedicto XVI en su residencia de Castelgandolfo. Y es que la alegría que ha quedado en su corazón es algo que va a permanecer durante bastante tiempo, pues han escuchado Palabras de vida Eterna El Papa sabe que los jóvenes no necesitan promesas de felicidad ficticia que pronto termina, pues ellos buscan la verdad de sus propias vidas y el sentido de las mismas; por eso el Santo Padre les ha invitado a preguntarle a Cristo sin miedo qué es lo que quiere de ellos, es decir, que se planteen su propia vocación desde la perspectiva de un amor infinito que han recibido y que deben transmitir al mundo. Es el amor de Dios por cada uno de nosotros el motor que debe movernos en la vida, para dar a todos el tesoro que hemos recibido. Esta es la razón por la que el anuncio del evangelio no debe terminar. La misión joven no ha sido un periodo de tiempo ya terminado, sino que todos debemos hacer de nuestra vida una continua misión pues Cristo nos sigue enviando a anunciar con alegría la paz que hemos recibido de Él. En el corazón de todos los jóvenes que han peregrinado a Roma este verano queda un profundo sentimiento de gratitud, pues es mucho lo que han recibido. Han podido encontrarse con ese tesoro por el que vale la pena entregarlo todo, han podido experimentar con certeza qué bien se está con Cristo y probablemente muchos de ellos puedan continuar con la pregunta: ¿Señor, qué quieres de mí? señalados, visitas privadas a las cruces o a la Santina con el rezo del Padrenuestro, el Credo y la invocación de María. Además, la Santa Sede ha facultado al arzobispo de Oviedo para que, con ocasión del Jubileo archidiocesano, pendiente todavía de una fecha concreta, imparta la bendición papal con la indulgencia plenaria Finalmente, enfermos e impedidos, que no puedan dirigirse a la Santina o la catedral de Oviedo, podrán participar de la gracia de la indulgencia uniéndose espiritualmente a aquellos que peregrinen a los santos lugares de la diócesis. Con motivo del Jubileo, Iglesia y Principado han creado una comisión para organizar un programa de actividades que difunda estas efemérides a nivel nacional e internacional. Entre ellas, se encuentran las publicaciones de libros, proyectos de investigación, congresos y reuniones científicas, actividades didácticas en colegios y actos culturales, junto a conciertos y recitales. La programación de los mismos se definirá en los próximos meses y, según los organizadores, tendrá en cuenta los otros grandes actos que se celebrarán a lo largo de 2008, como los Juegos Olímpicos o la Exposición Universal de Zaragoza.