Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10- -8- -2007 La hacienda italiana reclamará a Valentino Rossi 112 millones de euros 85 Incluyen la multa y los intereses por no haber declarado el ingreso de 60 millones La intensidad del Dépor supera al equipo B Buen partido en Riazor, donde Lotina sacó su mejor once mientras Schuster reservó a los titulares para la Supercopa E. ORTEGO La final del Teresa Herrera fue bastante más intensa y mejor de lo que se podía esperar de un partido a estas alturas de la pretemporada. Cada equipo la afrontó a su estilo y de acuerdo con los intereses que le convenían. Para el Deportivo, evidentemente, el partido era más importante. Jugaba ante los suyos, ganar su trofeo siempre motiva y Lotina alineó un once que con mínimos retoques como el del portero, bien puede ser el titular en la Liga. Mientras, Schuster hizo todo lo contrario. Su prioridad era el partido de mañana contra el Sevilla- -ida de la Supercopa- -y sólo alineó de salida un hombre de los que jugaron el miércoles, Sergio Ramos, y en el descanso lo sustituyó por Pepe para no cargarle en exceso. La motivación y el infernal ritmo del Deportivo exigió lo mejor de un Real Madrid improvisado con la presencia de tres jugadores que la pasada temporada jugaron en el Castilla (Agus, De la Red y Adrián González) con los repescados Deportivo Real Madrid 2 1 desparpajo en algunos jóvenes, como Adrián, el Madrid quiso siempre dar la cara. Sufrió mucho- mucho atrás porque no tuvo el balón y porque el juego directo del rival le hacía pupa pero logró irse vivo a los vestuarios para en la segunda parte mejorar en muchos aspectos, sobre todo el atacante. Comenzó la segunda mitad con un intercambio de goles. Empató un Baptista muy voluntarioso y que demanda más oportunidades y respondió Verdú al minuto siguiente con un gol de carambola- -su remate tocó en el propio Baptista- A partir de entonces el Madrid llevó la iniciativa y se adueñó de la situación a base de tener el balón y moverlo con sentido y más profundidad. Mejoró mucho De la Red, que adoptó el papel de Guti, y el equipo creó ocasiones como para empatar. Los cambios introducidos por Schuster y Lotina dieron, además, cierta frescura física, la justa para que la final mantuviera su ritmo e intensidad hasta el último minuto. Todo un detalle. Zigic cambia a Munitis por Villa y se compromete con el Valencia cinco campañas XAVI MORET VALENCIA. El vestuario del Valencia cuenta desde hoy con un nuevo inquilino. El delantero del Racing de Santander Nicola Zigic (Serbia, 25 de septiembre de 1980) se convertirá hoy en nuevo jugador blanquinegro para las próximas cinco temporadas, siempre y cuando supere de forma satisfactoria la rutinaria revisión médica a la que será sometido esta mañana. El Valencia pagará al Racing quince millones de euros por el internacional serbio, quien en el Valencia percibirá alrededor de 1,3 millones de euros por cada una de las cinco temporadas por las que se ha comprometido con el club de Mestalla. El espigado ariete del conjunto cántabro, que el año pasado fue una de las sensaciones de la Liga por la buena sociedad anotadora que formó con su compañero Pedro Munitis, llegó la pasada temporada al club cántabro procedente del Estrella Roja de Belgrado y en su primera temporada en España anotó once goles y dio seis asistencias. La incorporación del serbio aporta nuevas prestaciones al ataque valencianista y aumenta la competencia en una posición en la que el Valencia ya cuenta con Villa, Morientes y Arizmendi, además de Angulo, Silva y Juanma Mata, quienes también pueden ocupar esa demarcación. Uno de los nuevos compañeros de Zigic y que ha sufrido en carne propia las acometidas del delantero, Emiliano Moretti, declaró tras conocer el fichaje que el serbio aporta algo nuevo a la delantera del Valencia. Es un buen fichaje porque tiene características diferentes a las que tienen nuestros delanteros y creo que va a ayudar mucho al equipo. Completa nuestro ataque y creo que va a ser muy importante en muchos partidos aseguró el lateral italiano. Tras el internacional serbio, al Valencia sólo le resta incorporar un centrocampista organizador. Los principales candidatos son Lucho González (Oporto) Manuel Fernandes (Benfica) y Kim Kallstrom (Olympique de Lyon) Deportivo (4- 4- 2) Munúa; Rodri, Lopo, Coloccini, Manuel Pablo (Filipe, m. 73) Pablo Álvarez, Verdú, Juan Rodríguez (Sergio, m. 72) Guardado (De Guzmán, m. 60) Taborda y Riki. Real Madrid (4- 4- 2) Dudek; Míchel Salgado, Sergio Ramos (Pepe, m. 45) Agus, Marcelo; Cicinho (Bueno, m. 73) Gago (Saviola, m. 60) De la Red, Adrián (Balboa, m. 60) Baptista y Soldado, Árbitro R. Santiago. Amarilla a Riki. Goles: 1- 0, m. 40: Riki. 1- 1, m. 47: Baptista. 1- 2, m. 48: Verdú. REUTERS Baptista y Soldado como referencias ofensivas. Fue mejor el equipo local en la primera parte. Las ocasiones se sucedieron ante la puerta de Dudek antes y después de que Riki marcara el tanto con el que se llegó al descanso. Mucho daño le hizo a la defensa blanca la presencia de un ariete- tanque como Taborda, que ganó todas las acciones aéreas y originó las mejores oportunidades de su equipo. Sin esconderse, con cierto Aporta cosas nuevas Ruud van Nistelrooy FRANCISCO SECO 1996, explotó su calidad técnica en ciento veinte partidos y anotó quince goles. Vivió un bienio triunfal inolvidable. Conquistó la Liga 96- 97 con Capello, la séptima (98) con Heynckes y la Copa Intercontinental (98) con Hiddink. Van Nistelrooy (Oss, 1- 7- 76) ha sido el mejor holandés errante. Su rendimiento durante la pasada Liga superó las previsiones. Los veinticinco tantos fueron clave en la consecución del título. La llegada de Robben y Sneijder, a los que conoce, sería óptima para su juego. AFP Kaká pasó de largo de Madrid para triunfar ante al Betis Kaká pasó de largo de Madrid en su viaje hacia Sevilla, donde anoche su equipo, el Milán, conquistó el trofeo Centenario que el Betis le regaló gracias a un gol de penalti. El brasileño desplegó su juego entre líneas para convertirse en la pesadilla del equipo bético y, de paso, volver a quitarle el sueño a Ramón Calderón