Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10- -8- -2007 MADRID www. abc. es madrid 35 Un conductor ebrio mata a una niña de seis años al atropellarla con su camión grúa Vecinos y familiares sólo pudieron retenerlo cuando paró el vehículo al encontrarse con otros coches en un cruce LETICIA TOSCANO MADRID. Una niña de seis años murió ayer al ser atropellada por un camión grúa en la calle de Juan Boscán, en el distrito madrileño de Ciudad Lineal. El suceso tuvo lugar en torno a las 16.30 horas cuando la pequeña Belén salía junto con su madre y otros familiares de su domicilio para dirigirse a un parque situado a unos 150 metros de su domicilio. Al parecer, la niña se adelantó al grupo y se disponía a cruzar la calle cuando tuvo lugar la tragedia. El camión grúa bajaba velozmente por la vía y golpeó a la pequeña desplazándola tres metros del lugar donde se encontraba. Sin embargo, el conductor del vehículo, lejos de frenar, continuó adelante con su marcha, pasando por encima del cuerpo de la pequeña que se encontraba tumbada en el suelo, según indicaron testigos presenciales. Belén había intentado levantarse, pero la grúa fue más rápida y las dos ruedas derechas del vehículo pasaron sobre la niña. Después del brutal atropello, fuentes de Emergencias Madrid indicaron que, cuando llegaron los sanitarios minutos después del suceso, la niña presentaba un traumatismo craneoencefálico y torácico grave y se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Los médicos del dispositivo de emergencias intentaron reanimar a la pequeña durante 25 minutos, después de los que certificaron el óbito. Julio Ricarte, primo de la niña, observó el accidente desde la terraza de la vivienda de la víctima, situada en el número trece de la calle Juan Boscán. Según este testigo, el vehículo bajaba demasiado rápido por la vía y no intentó frenar en ningún momento. Desde la terraza, varios miembros de la familia le gritaron cuidado al percatarse de que algunos de los niños estaban cruzando la calzada. El azar quiso que fuera Belén la víctima, aunque según indicaron los vecinos podría haber sido cualquier pequeño. De hecho, cuando se produjo el La calle Juan Boscán, donde tuvo lugar el accidente, instantes después del atropello atropello los testigos no sabían cuál de los niños había sido el accidentado. Según afirmó ayer Raquel Hinojos, una de las personas que se disponía a llevar al parque a los niños, cuando el grupo salió segundos más tarde a la calle, el conductor intentaba darse a la fuga y no parecía querer parar el vehículo. Así, Rosa, la madre de Belén, salió corriendo detrás del camión, todavía sin saber que su hija era la víctima. El testimonio de Raquel revela que el automovilista sólo paró cuando se vio obligado a hacerlo al encontrarse con otros coches en la intersección con la calle Ezequiel Solana. Aprovechando este hecho, Rosa se tiró encima de la grúa para evitar que continuara circulando, por lo que el conductor salió del vehículo y según, Raquel, intentó irse co- AYUNTAMIENTO DE MADRID Calle Fco Villaesp le E zeq esa Cal le d ¡Cuidado! le gritaron Cal Av eni le d a eM rce lino V Roa ázq uez Frenar el camión C Juan Boscán (lugar del suceso) Ca lle P roc arque de A rr a de Arr iaga Cementerio iag a de la Almudena da de Da rriendo hasta que fue interceptado por varios vecinos y familiares de la víctima. Otros testigos indican que todos estaban muy nerviosos y que el automovilista no tenía intención de marcharse; simplemente, no sabía muy bien que hacer debido a la tensión del momento. Minutos después del accidente llegaron los agentes de la Policía Municipal, y tomaron declaración al conductor, al que sometieron a la prueba de alcoholemia. Según fuentes de la investigación, éstas revelaron que iba bebido, al presentar alrededor de un 0,74 de alcohol. La tasa máxima permitida en aire es 0,25 y en sangre, 0,5. Cuando Rosa se percató de la magnitud de la tragedia y de que era su hija la víctima estalló en lágrimas y no quiso separarse de su cuerpo. Sus familiares avisaron a Azael, su padre, de que Belén había sufrido un accidente, pero no se atrevieron a comunicarle el fatal desenlace. Así, cuando llegó a casa desde Segovia, donde trabaja como albañil, se enteró de la muerte de su hija. Los médicos del Samur tuvieron que atender a los padres y a algunos familiares por fuertes crisis de ansiedad que no cesaron hasta que se levantó el cadáver alrededor de las 19.30. El cuerpo de la pequeña fue trasladado al Instituto Anatómico Forense. La familia, de origen ecuatoriano pero afincada en España desde hace nueve años, se mostró muy dolida por el suceso, aunque aseguraron que Rosa y Azael saldrán adelante apoyándose en su otro hijo, un varón de 3 años. Los accidentes de tráfico estuvieron ayer a punto de cobrarse otra vida. Sobre las 11.45 un motorista de 39 años resultó herido muy grave al chocar con un todoterreno, en la confluencia de la calle Almagro con Zurbarán. Fue trasladado al Clínico con un fuerte golpe en la cabeza. Cal eB uie l So lan a erá g ste ui Motorista grave