Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 s 8 s 2007 INTERNACIONAL 27 La guerra del calendario El afán por tener tanto protagonismo como Iowa y New Hampshire a la hora de elegir candidatos presidenciales amenaza con alterar y comprimir el proceso de primarias en Estados Unidos, en detrimento de los aspirantes con menos recursos PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. El ordenado, participativo y gradual sistema que ha tenido Estados Unidos para seleccionar a los nominados presidenciales del Partido Republicano y del Partido Demócrata puede convertirse en algo para los libros de historia política. El afán por tener tanto protagonismo como Iowa y New Hampshire- -las jurisdicciones que marcan el comienzo del calendario de primarias- -plantea la posibilidad de que este mismo año se empiecen a producir las primeras votaciones de cara a las presidenciales previstas para el 4 de noviembre del 2008. Dentro de esta guerra por obtener relevancia en el calendario electoral, que va a comprimir el periodo de primarias a menos de dos meses con el potencial de favorecer o perjudicial a determinados candidatos, el Partido Republicano de Carolina del Sur ha confirmado ayer su intención de adelantar sus primarias hasta el 19 de enero. Decisión tomada para preservar su estatus de primer pulso electoral sureño en Estados Unidos y como respuesta a la decisión de la legislatura de Florida de adelantar sus primarias al 29 de enero. En un dominó de fechas interesadas, la decisión de Carolina del Sur va a precipitar a su vez una cascada adicional de cambios ya que tanto Iowa como New Hampshire no están dispuestos a perder su privilegiado puesto de punto de partida en el camino hacia la Casa Blanca. Posición que otorga a estos dos Estados, muy poco representativos desde el punto de vista racial, una influencia enorme en el proceso de selección de presidenciables, además de asegurarse los beneficios una inversión multimillonaria en gastos electorales. Todas estas maniobras están introduciendo grandes dosis de incertidumbre en las campañas de los numerosos candidatos que se disputan la sucesión del presidente Bush. Con evidencia frustración por tener que planificar un masivo y concentrado esfuerzo electoral, con su correspondiente desembolso económico, a partir de un calendario que no hace más que cambiar. Entre temores de que un ciclo de primarias concentrado perjudique a los candidatos con menos recursos económicos. Aunque en el pasado, muchas de las grandes jurisdicciones de Estados Unidos han celebrado sus primarias en mayo o incluso junio, el calendario para este ciclo electoral ya apunta a la existencia no ya de un Súper- Martes sino de un Tsunami- Martes para el 5 de febrero. Fecha en la que 20 de los 50 Estados de la Unión- -encabezados por gigantes como California o Nueva York- -piensan pronunciarse sobre el plantel de pre- candidatos, Según ha explicado en las páginas del Washington Post el profesor Allam Lichtman, especialista de la American University, es como intentar jugar al ajedrez en un tablero que se está moviendo constantemente A juicio de Lichtman, el resultado de que los dos partidos políticos sepan a primeros de febrero quienes van a ser sus respectivos nominados va a ser una campaña general por la presidencia de casi diez meses de duración, la más larga en la historia de Estados Unidos. Con el riesgo de agotar a un electorado que de entrada está demostrando un entusiasmo bastante limitado por el pulso político en curso. Algunos veteranos asesores aseguran que todos estos cambios no van a alterar un principio básico: el impulso que una victoria inicial ofrece a un candidato presidencial. Su propia legislación estatal obliga a que Iowa celebre sus peculiares asambleas electorales caucuses ocho días antes de las primarias de New Hampshire. De igual manera, las regulaciones de New Hampshire le obligan a celebrar sus primarias una semana antes que nadie. Retiran los cargos contra dos militares de la matanza de Hadiza EFE WASHINGTON. Los mandos encargados de la investigación interna de las Fuerzas Armadas de EE. UU. sobre la muerte de 24 civiles iraquíes en la llamada matanza de Hadiza retiraron ayer los cargos contra dos militares, un cabo y un capitán, por falta de pruebas. ambos estaban acusados en participar presuntamente en la muerte de los 24 civiles iraquíes, entre ellos niños y mujeres, que fueron asesinados en noviembre de 2005 tras un ataque contra un convoy en el que perdió la vida un marine. Tsunami- Martes El candidato demócrata Barack Obama (a la izquierda) ayuda a preparar el desayuno a un anciano de Oakland, California REUTERS La Casa Blanca ocultó durante un año una afección de Bush producida por la picadura de garrapatas ABC WASHINGTON. George W. Bush padeció hace un año una afección producida aparentemente por la picadura de garrapatas, pero la Casa Blanca no lo hizo público hasta esta semana cuando dio a conocer el último informe de salud del presidente. Según fuentes del Ejecutivo norteamericano, no se hizo mención a esa dolencia, que fue tratada y curada, porque el último informe médico se dio a conocer en agosto de 2006 unos días antes de que se diagnosticara la enfermedad Sin embargo, esta semana el brote y tratamiento de la llamada enfermedad de Lyme aparecía en el historial médico del presidente Bush al dar cuenta de su actual estado de salud. La conclusión de éste es que el mandatario norteamericano goza actualmente de una salud excelente La mención a la afección que padeció en agosto del año pasado indica que los síntomas que entonces mostró Bush correspondían a una enfermedad de Lyme localizada y en fase inicial, que fue tratada completamente y no tuvo reincidencia Esa afección se produce normalmente a través del mordisco de garrapatas, que tienen un habitat ideal en las zonas boscosas y rurales del noreste de Estados Unidos. Bush podría haberla contraído durante sus salidas en bicicleta. Aunque el presidente mostró pocos síntomas, la enfermedad de Lyme puede llegar a producir en algunos casos una parálisis temporal.