Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10- -8- -2007 Musharraf se resiste a declarar el estado de emergencia y mantiene las elecciones 23 Los expertos cuestionan la tesis de que el cuerpo de la pequeña fuese lanzado al mar un máximo de ocho días. Y si hubiese sido lanzado una vez muerta, el cuerpo flotaría e iría a dar a la costa o sería empujado a una velocidad no superior a una milla y media por hora. Las críticas vertidas por la Policía a través de los medios británicos parecen no incomodar a las autoridades portuguesas. El inspector de la Policía, Gonçalo Amaral, considera que la prensa inglesa tiene necesidad de colocar alguien en la picota y en este caso escogieron a los policías portugueses Para el inspector lo más importante es que la investigación prosiga en un clima de serenidad y con el mínimo ruido Uso de perros rastreadores El Jornal de Noticias publicó ayer que la Policía está próxima a reconstruir el recorrido realizado por el supuesto cadáver de Madeleine gracias a la ayuda de perros rastreadores. Estos animales, según las informaciones recogidas por el diario, señalizaron varios objetivos en el Algarve, gracias al uso del mismo olor que los llevó a descubrir, en una pared del apartamento, rastros de sangre de un cadáver, supuestamente de la niña. El rotativo señala que los dos perros británicos, entrenados para detectar sangre y cadáveres, estuvieron el pasado miércoles durante varias horas en el último piso del aparcamiento localizado frente a la Policía Judicial Kate y Guerry McCann concedieron ayer por la tarde entrevistas a tres televisiones británicas (BBC, Sky News y ITN) en una vivienda privada en la zona de Meia Praia, en Lagos, que posteriormente fueron divulgadas a los medios portugueses con embargo hasta las 7 de la mañana de hoy. Antes de la entrevista, participaron en una sesión fotográfica en un hotel en Lagos. El portavoz del matrimonio impidió la presencia de medios portugueses durante la grabación. Afectados por las inundaciones de Bangladesh hacen cola con sus vasijas para conseguir agua potable de un aljibe militar REUTERS Alerta roja en Asia por la aparición de epidemias tras las inundaciones De nuevo, el monzón ha vuelto a poner de manifiesto la falta de medios para luchar contra las catástrofes naturales y la imprevisión de los Gobiernos PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL NUEVA DELHI. Pueblos enteros sumergidos bajo las aguas, cosechas perdidas en los campos anegados, legiones de damnificados sobreviviendo a duras penas en los tejados de sus chozas de adobe y helicópteros lanzando agua, comida y ropa a los desesperados supervivientes del monzón que ha azotado este año a Asia. Este fenómeno meteorológico, uno de los más virulentos de las últimas décadas, ha castigado con suma dureza al noreste de India, Bangladesh y Nepal, donde en las tres últimas semanas han muerto 583 personas y más de 2.000 en lo que va de año como consecuencia de las inundaciones por las fuertes lluvias. A tan elevada cifra hay que sumar los cientos de desaparecidos arrastrados por las riadas o perdidos al hundirse las embarcaciones con las que escapaban de sus casas, como ocurrió el lunes por la noche en el Estado indio de Bihar en un accidente que puede haber costado la vida a 65 personas. Según ha reconocido el propio Gobierno indio, las lluvias han provocado este año más de 1.500 fallecidos en este país, mientras que en Bangladesh se han contabilizado alrededor de 360 y 95 en Nepal. De nuevo, el monzón ha vuelto a poner de manifiesto la falta de medios de la que adolece Asia para luchar contra las catástrofes naturales. En este sentido, los habitantes de las zonas afectadas recuerdan que las inundaciones de este año se parecen demasiado a las de 2002, 2003 y 2004, por lo que demandan a sus respectivos gobiernos medidas efectivas para prevenir tales calamidades o para garantizar la reconstrucción de sus hogares. Miles de personas han contemplado impotentes cómo sus casas quedaban sepultadas bajo las aguas. Sólo en el Estado de Bihar 31.000 viviendas, la mayoría chozas de paja y bambú, han resultado totalmente destruidas y otras tantas han sufrido daños considerables, por lo que costará más de 30 millones de euros volver a ponerlas en pie junto a los puentes y carreteras dañados. Otras 10.000 casas han sido afectadas en el vecino Estado de Assam y 1,4 millones de hectáreas de tierras de cultivo han sufrido inundaciones tanto en dicha región como en Uttar Pradesh. Decenas de miles de damnificados vagan a la intemperie o se refugian en improvisados campamentos en condiciones más que precarias y las autoridades temen que comiencen a aparecer enfermedades. Junto al peligro de la malaria y la encefalitis, en Bangladesh ya ha surgido una epidemia de diarrea que afecta a 50.000 personas y cuenta ya 12 muertos. La trágica situación ha llevado a las autoridades, una vez más, a entonar el mea culpa y anunciar que han aprendido la lección. Sin embargo, el Gobierno indio pidió ayer ayuda a las agencias humanitarias al tiempo que Bangladesh también confía en las donaciones procedentes del extranjero para paliar el desastre. Perderlo todo Trágico balance ABC. es Vídeo sobre las nuevas pistas en el Caso Madeleine en abc. es internacional Junto al temor de que brote la malaria o la encefalitis, ya hay más de 50.000 personas afectadas de diarrea ABC. es Vídeo de los preparativos de China ante la inminente llegada de dos tifones en abc. es internacional