Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA VIERNES 10 s 8 s 2007 ABC El PP acusa al Gobierno de no defender a la empresa española en Iberoamérica ABC MADRID. El secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, acusó ayer al Gobierno, y en particular a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, de no defender los intereses de las empresas españolas ante el acoso que sufren por parte de algunos países iberoamericanos. En declaraciones a Efe, Moragas criticó al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero por permitir que los empresarios sean insultados por los presidentes de Argentina, Ecuador y Nicaragua sin sentir muy de cerca la protección y apoyo de su Gobierno El dirigente del PP enjuició así la actitud mantenida por De la Vega durante su gira por seis países iberoamericanos- -Guatemala, Honduras, Nicaragua, Chile, Ecuador y Argentina- que concluyó ayer, miércoles, en Buenos Aires. A lo largo de ese viaje, De la Vega ha tenido que escuchar advertencias de los presidentes nicaragüense, Daniel Ortega, y ecuatoriano, Rafael Correa, a empresas españolas, y ha podido escuchar las quejas de las compañías pesqueras españolas en Argentina, que fueron saqueadas hace sólo una semanas. A juicio de Moragas, ante las amenazas abiertas de algunos países de renegociar contratos de empresas españolas, el Gobierno debería haber adoptado una diplomacia preventiva y muy activa en este terreno defendiendo marcos estables, legales y fiables Este viaje constata el síndrome de la negación de la evidencia opinó el secretario de Relaciones Internacionales del P. P. Detectamos en el Gobierno- -dijo- -una flaqueza a la hora de defender la seguridad jurídica, y eso obedece a la empanada ideológica de Zapatero, que debería decir alto y claro que ésa es la mejor política de desarrollo que puede hacer el Gobierno de España en Iberoamérica Para Moragas, la gira de la vicepresidenta ha puesto de manifiesto que el Ejecutivo tiene una política exterior inconsistente y meramente reactiva, cuando no contemplativa El dirigente del P. P. subrayó los efectos negativos que acarrea para España su alianza con mandatarios iberoamericanos del arco desestabilizador liderados por el presidente venezolano, Hugo Chávez. Yemen aclara que no mató al jefe de Al Qaida que atentó contra los turistas Los terroristas responden a la operación con ataques contra una central eléctrica, puestos policiales y un edificio del Gobierno S. E. SANÁA. Qasem Mahdi al Reimi, considerado cabecilla del comando de Al Qaida que asesinó con coche bomba a ocho turistas españoles el pasado 2 de julio en Mareb (este de Yemen) no figura entre los cuatro individuos que murieron abatidos a tiros por el Ejército y la Policía yemení. Así lo reveló ayer el gobernador de esta provincia, Aref Al Zuka. Las autoridades yemeníes confirmaron que los sospechosos del atentado constituían un célula local de la red terrorista que dirigen Osama bin Laden y Al Zarwahiri, pero que los análisis realizados a los cadáveres mostraron que Mahdi Al Reimi sigue fugitivo Los terroristas murieron el pasado miércoles en una amplia operación policial- -intervinieron hasta tres helicópteros militares- -en la zona montañosa de Suheil, situada en el sur de Mareb, y conocida como feudo de traficantes de drogas y grupos terroristas, y en la que las rivalidades entre tribus son también fuente de inestabilidad. La agencia oficial de noticias yemení dio ayer a conocer la identidad de los cuatro terroristas muertos. Se trata de Abdelaziz bin Gradan, Amer bin Garadan, Nayi bin Gradan y Ali bin Ali Doha. Los nombres de los dos últimos figuran en el listado facilitado por el Ministerio de Defensa de Yemen que incluye también las identidades y fotografías de otras nueve personas acusadas de haber planificado y ejecutado el atentado contra los turistas. Todos eran miembros del Al Qaida y todos participaron en el ataque contra los españoles en el que otros dos yemeníes murieron, mientras que cinco españoles y seis yemeníes resultaron heridos. El gobernador de Mareb afirmó que la Fuerzas de Seguridad perseguirán a todos los implicados para que sean juzgados y precisó que Mahdi Al Reimi, uno de los terroristas más buscados en Yemen, había huido en febrero de 2006, junto a otros vientitrés miembros de Al Qaida, de una cárcel de las Fuerzas de la Seguridad del Estado en Saná. Pero la operación en la que murieron los cuatro sospechosos tuvo una rápida respuesta por parte de Al Qaida. Un grupo respondió ayer a la intervención policial con el ataque a una central eléctrica, varios puestos de la Policía y a un edificio del Gobierno. Los terroristas emplearon granadas propulsadas por cohetes y otros explosivos para atacar la principal central eléctrica de Mareb, por lo que la ciudad se quedó durante horas sin suministro de luz. Los agresores también utilizaron material de guerra para atacar el edificio gubernamental que quedó muy afectado. No obstante, no se produjeron heridos porque a esas horas el inmueble estaba prácticamente vacío y las únicas personas que lo ocupaban eran los vigilantes de seguridad. Entretanto, las embajadas y los hoteles de Sanáa se encuentran en situación de máxima alerta. Además en la capital se han instalado controles en las principales calles con el fin de evitar eventuales ataques de Al Qaida, después de que ayer la Embajada estadounidense en el país advirtiera a sus ciudadanos de una amenaza sin precedentes Amenaza sin precedente Seguridad jurídica Una de las niñas llegadas a Almería tras el rescate de la patera EFE Salvan una patera sin combustible ni motor con siete bebés a bordo S. E. ALMERÍA. Los equipos de Salvamento Marítimo rescataron ayer a 74 inmigrantes subsaharianos, entre ellos siete bebés menores de un año y una embarazada, que viajaban en una patera localizada a 14 millas de Adra, al sur de Almería. A pesar de que las primeras informaciones hablaban de dos fallecidos, todos se encontraban finalmente en buen estado de salud. Uno de los propios ocupantes de la embarcación fue quien avisó al servicio de emergencia del 112 ante las dificultades por las que atravesaban: un fallo en el motor y la falta de combustible les mantenía a la deriva. La embarcación salió el miércoles de Maracena (Marruecos) para dirigirse a Nador y, desde allí, a Almería. Esta información, facilitada también por el mismo ocupante, coincidió con la transmitida por otro ocupante de la barca a su mujer nigeriana, que se encontraba en un centro de acogida de Córdoba. De este modo, el 112 andaluz logró determinar, a través del sistema de localización por teléfono móvil, que la patera estaba próxima a la costa de El Ejido (Almería) y activaron un dispositivo de localización y rescate formado por efectivos de Salvamento Marítimo, Guardia Civil y Cruz Roja, que consiguieron llevar con vida a tierra a todos los ocupantes de la patera. Por otro lado, un total de 17 inmigrantes argelinos- -uno de ellos menor- -fueron detenidos ayer en la Región de Murcia, poco después de que llegaran a la misma por mar, entrando en España de forma ilegal.