Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9- -8- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 77 3 Homo África 2 1 0 0 3 Homo habilis África 3 2 1 0 Homo erectus asiático África y Asia 3 2 1 0 (de- 2,5 a- 1,6 millones de años) Un cráneo para la Prehistoria Meave Leakey y varios miembros del equipo aparecen bajo estas líneas excavando el cráneo de Homo erectus cerca de Ileret, al este del lago Turkana, en Kenia. A la izquierda una vista lateral del cráneo, en excelente estado de conservación, tras su extracción y limpieza. Se trata del ejemplar de Homo erectus más pequeño de todo el registro fósil de esta especie, lo que indica un dimorfismo sexual muy superior al que se pensaba (de- 3 a- 2 millones de años) (de- 1,8 a- 300.000 años) Homo habilis África Homo erectus África 3 Homo erectus África 2 1 0 3 2 Homo floresiensis Isla de Flores, Indonesia 1 0 (de- 1,8 a- 1,4 millones de años) 3 2 1 2 1 0 (de- 100.000 a- 12.000 años) (de- 2,5 a- 1,4 millones de años) (de- 1,8 a- 1,4 millones de años) Ahora, tras el nuevo hallazgo, se demuestra la coexistencia de Homo habilis y de Homo erectus durante, Homo al menos, 500.000 años antecesor 3 2 1 Homo sapiens (actual) 3 2 1 0 (de- 100.000 a 2.004 años) Europa (España) 0 -800.000 años) INFOGRAFÍA: EDUARDO REVALDERÍA NUEVO HALLAZGO LO QUE SE CREÍA 3 Homo heidelbergensis Europa (España) 2 1 0 -300.000 años) Homo neanderthalensis Europa 3 2 1 0 (de- 230.000 a- 30.000 años) Nuevos fósiles africanos modifican la teoría sobre el origen de los humanos Homo erectus convivió con Homo habilis durante medio millón de años y no puede, por tanto, descender de él s El hallazgo consiste en una mandíbula de habilis y un cráneo de erectus JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Cuando sólo han pasado dos días de la publicación de un estudio español según el cual los primeros habitantes de Europa no procedían de África, como se creía, sino de Asia, una nueva evidencia pone en entredicho otra de las verdades asumidas por la paleoantropología. Esta vez sobre el origen del género Homo. Se trata del hallazgo de dos fósiles en la orilla este del lago Turkana, en Kenia, que contradice la idea dominante de una evolución humana lineal, desde Homo habilis a Homo erectus y, finalmente, a nuestra propia especie, Homo sapiens. El descubrimiento aparece hoy en la revista Nature En efecto, según el equipo dirigido por Fred Spoor, del University College de Londres, Homo erectus no descendería de Homo habilis, sino que podría ser una especie hermana de éste. Y la prueba principal de ello es que, a la luz de los nuevos hallazgos, ambos homínidos compartieron territorio por lo menos durante medio millón de años. Por razones diferentes, los nuevos fósiles resultan extraordinariamente significativos. Se trata, por un lado, de un fragmento de la mandíbula superior de un Homo habilis. Un fósil cuya antigüedad, 1,44 millones de años, empuja a esta especie a una época mucho más próxima a nosotros de lo que se pensaba hasta el momento. Y por otro de un cráneo, extraordinariamente bien conservado, de un Homo erectus que deambuló por ese mismo paraje africano hace 1,55 millones de años. El reducido tamaño de este último, es, de lejos, el Homo erectus más pequeño jamás encontrado en el mundo afirma Spoor se considera un rasgo muy primitivo, ya que demuestra una diversidad de tamaños que no se da en las especies humanas más modernas y evolucionadas. La coexistencia de estas dos especies- -explica la investigadora Meave Leakey, coautora del estudio- -hace muy improbable que Homo erectus haya evolucionado de Homo habilis En lugar de eso, ambos debieron tener su origen entre hace dos y tres millones de años, una época de la que se conocen muy pocos fósiles humanos. El hecho de que los dos permanecieran separados como especies individuales durante tan largo tiempo- -añade la paleontóloga- -sugiere que cada una de ellas tenía su propio nicho ecológico, lo que evitó que compitieran directamente Esta última hipótesis se basa en el análisis de los dientes y mandíbulas de Homo erectus, menos potentes, que apuntan a un régimen alimenticio a base de carne, grasas animales y otros alimentos más o menos blandos. Justo al contrario que Homo habilis, de dientes más fuertes y adaptados a alimentos más duros de origen vegetal, como raíces y tubérculos. La aparición de Homo habilis, que recibió tal nombre porque junto a sus restos se encontraron también rudimentarias herramientas, se sitúa alrededor de hace 2,5 millones de años. De acuerdo con el esquema cronológico vigente, este homínido habría dejado paso, hace 1,8 millones de años, a Homo erectus, el primero que empujó a la humanidad fuera del continente africano. Origen común El complejo mecanismo de la evolución de las especies El nuevo hallazgo africano puede cambiar mucho más que las ideas sobre la evolución de una única especie. Aunque sea la nuestra. Y aportar luz sobre los mecanismos evolutivos en general. La teoría hoy dominante (propugnada por la corriente neodarwinista) afirma que los cambios se producen de forma gradual, generación tras generación, en pequeñas e imperceptibles dosis que se suman en el tiempo y dan lugar a especies nuevas. Pero hay otro modelo, el de equilibrio puntuado defendido, entre otros, por S. Jay Gould, según el cual las especies nuevas aparecen muy rápido (en términos geológicos) a partir de una población aislada de la especie madre La especie original no se entera de que le ha salido una especie hija y sigue su camino. A partir de ahí ambas pueden convivir. Y la especie nueva puede extenderse y llegar a solaparse con la original. Podría ser, según investigadores como Juan Luis Arsuaga, que estuviéramos frente a uno de estos casos. La coexistencia de especies, en la medida en la que eso se dé en el registro fósil, dará la razón a una o a otra fórmula. Más información: http: www. kfrp. com