Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 40 COMIC JUEVES 9- -8- -2007 ABC El lado oscuro de las viñetas ANA MERINO os malos son una parte fundamental en el imaginario de los cómics. Han ido creciendo junto a los héroes tratando de debilitarles, desenmascararles o destruirles. No hay superhéroe que no se vea acosado por la sofisticada silueta de algún villa- Los villanos L no intentando aniquilarle. La fantasía gráfica nos habla de la lucha del bien contra el mal, de los demonios que habitan en el lado oscuro de las viñetas. Quizás los villanos mejor recordados sean los que habitan en los cómics de superhéroes, aunque sería injusto no mencionar primero a algunos malos clásicos que también han sabido ganarse su espacio en la memo- ria de los lectores. Las aventuras de Popeye, creadas en 1929 por Segar, no serían igual sin el malvado Brutus o la bruja marina acechándole. Lucky Luke, el cowboy solitario del oeste creado por el belga Morris en 1946, tuvo que enfrentarse en numerosas ocasiones con la maliciosa incompetencia de los hermanos Dalton. La historieta española La historieta española ha tenido varios malos carismáticos. La escuela Bruguera hizo incluso que los malos fuesen protagonistas de sus propias desventuras como es el caso de Doña Urraca creada por Miguel Bernet, que firmaba como Jorge en 1948. Con Doña Urraca pareció articularse el estereotipo de la solterona frustrada y siniestra de postguerra. Un tipo de personaje femenino retorcido, malicioso y carente de ternura, parecido a la señorita Sagrario, la señorita Josefina, o la directora doña Obdulia, personajes reales- -en este caso- evocados por Carlos Giménez en sus historias de Paracuellos que relataban desde una perspectiva autobiográfica las duras condiciones que sufrían los niños en los Hogares infantiles del Auxilio Social En este cómic de trazo realista creado por Carlos Giménez también aparece el padre Rodríguez director del hogar conocido por inventar la bofetada doble y educar a los niños a golpes. La editorial Bruguera también tuvo un personaje masculino agresivo y abusón llamado Don Berrinche creado en el mismo año que Doña Urraca, de la mano de José Peñarroya, y que para muchos era el estereotipo costumbrista del matón de posguerra. En la línea de la historieta folletinesca destaca la gran variedad de malos que aparecen en las aventuras de Roberto Alcázar y Pedrín surgidos en 1940 de la mano de Eduardo Vañó con guión de Juan B. Puerto. Algunos de los malos más interesantes son seres complejos que aparecen de forma consecutiva en numerosos cuadernos como Svimtus (el Hombre Diabólico) que trata de apoderarse del mundo con la ayuda de un siniestro científico llamado Graham. En estas aventuras también es importante destacar la presencia de un mecenas, el príncipe Sher- Sing, estereotipo asiático, que promueve y sostiene el avance del malo. Otro malo construido en torno al estereotipo asiático sería el Malvado Ming, emperador del planeta Mongo, lugar en donde se desarrollan las aventuras de Flash Gordon, creadas por Alex Raymond en 1934. El rostro más conocido de la maldad en los cómics de superhéroes es el de Joker. A este arlequín del odio se le reconoce por la blancura pintada de su piel, el cabello verdoso y los labios rojizos adornando la boca con una sonrisa perfecta y venenosa. Aparece en 1940 como parte de la cantera de la malos de usar y tirar que poblaban las páginas de los tebeos de Batman. Pero este loco asesino de sonrisa diabólica tenía grandes posibilidades dentro de la trama del superhéroe por lo que se transformó en un enemigo con presencia que traza su propia historia. Incluso en 1975 tuvo su propia serie que solo duró nueve números. El Joker ha seducido a lo largo de los años a los diferentes dibujantes y guionistas de Batman. Algunos han creído ver incluso una posible rehabilitación construyendo tramas donde sus tendencias sanguinarias y sicópatas pudieran controlarse. Tal vez una de las malas más fascinantes de la historia del cómic sea P Gell, aparecida Roberto Alcázar y Pedrín El rostro más conocido de la maldad en los cómics de superhéroes es el de Joker