Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El terrorismo islámico apunta a España JUEVES 9 s 8 s 2007 ABC Las mujeres representan sólo el 27 por ciento de los altos cargos de la Administración C. DE LA HOZ MADRID. La importante presencia de mujeres en el gabinete ministerial, -incluso rota la paridad tras la última remodelación del Gobierno- no se reproduce en los segundos y terceros niveles de la Administración. Lo cierto es que entre los altos cargos, esto es, secretarios de Estado, subsecretarios, direcciones generales y responsables de entes públicos, el porcentaje de mujeres es sólo del 27 por ciento, según denunció ayer la secretaria ejecutiva de Política local y autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría. Se trata, sin duda de un porcentaje bastante raquítico habida cuenta de que el 51 por ciento de los empleados de la Administración son mujeres. Sáenz de Santamaría criticó la hipocresía del Gobierno en el cumplimiento de los criterios de paridad impuestos por el propio Ejecutivo, por ejemplo, en las listas electorales. Por Ministerios, es muy significativo el de Vivienda, con Carme Chacón al frente, que no tiene ni un alto cargo femenino. Le siguen el de Agricultura, Medio Ambiente y Fomento, todos ellos en manos de ministras, donde la presencia de mujeres es muy minoritaria. La Secretaria Federal de Igualdad del PSOE, Maribel Montaño, replicó que el número de mujeres en la actual legislatura es muy superior al que tuvimos cuando gobernaba el PP, ya que ha pasado del 17 por ciento al 27 Un soldado yemení inspecciona los vehículos en los que viajaban los españoles asesinados, horas después del atentado EPA El Ejército yemení abate a cuatro de los terroristas que mataron a los españoles Entre los fallecidos está el número dos de Al Qaida en ese país s En la operación, en la que se utilizó material de guerra, se produjeron tres detenciones S. N. SANÁ. El Ejército de Yemen abatió ayer a tiros a cuatro individuos vinculados con el asesinato de los ocho turistas españoles y los dos guías locales en la provincia de Mareb y detuvo a otros tres. Entre los muertos se encuentra el número dos de Al Qaida en Yemen, cuya fotografía fue difundida la semana pasada por el Ministerio de Defensa junto a las de otros diez terroristas, entre ellas la del suicida que acabó con la vida de los españoles el pasado 2 de julio. La operación contra el comando terrorista comenzó a las ocho de la mañana y en ella intervinieron miembros del Ejército y unidades antidisturbios que contaron con apoyo aéreo de tres helicópteros de las Fuerzas Armadas. Los agentes policiales y del Ejército se desplegaron por la zona de Al Suheil, cercana a la región de Samraa, en el sur de Mareb, en donde se presumía que se encontraban los terroristas. Los cuatro sospechosos fueron descubiertos y a continuación abatidos a tiros. Dos de los muertos son Ali ben Ali y Qasem Yahya Mahdi al Rieme, cuyos nombres y fotografías fueron publicados por el semanario 26 de septiembre revista oficial del Ministerio de Defensa. Las autoridades yemeníes consideran que los cuatro fallecido junto a los otros siete individuos que aparecían en el cartel distribuido el pasado día 2 fueron los que planificaron y ejecutaron el atentado contra los turistas, en el que murieron también dos ciudadanos locales. Además, las autoridades de Saná han identificado a Abdu Mohamed Sad Ahmad Reheqa, de 21 años, al suicida que empotró su coche cargado de explosivos contra el convoy de los turistas españoles frente al histórico templo de la Reina de Saba. Un undécimo cómplice, el egipcio Ahmed Basiuni Dueider, quien ofreció apoyo logístico a los demás miembros del grupo, fue abatido a tiros el 4 de julio en un tiroteo con las fuerzas de seguridad en un barrio del oeste de Saná. Mahdi al Reimi, uno de los cuatro muertos ayer y cuyo nombre figuraba en la lista de los más buscados en Yemen, huyó en febrero de 2006, junto a otros 23 miembros de Al Qaida, de una cárcel de las Fuerzas de la Seguridad del Estado en Saná. El gobernador de Mareb señaló, por otro lado, que las autoridades aún intentan identificar a los otros dos presuntos terroristas fallecidos, cuyos cadáveres quedaron totalmente calcinados. Según dijeron a Efe fuentes policiales, en el enfrentamiento con los sospechosos fueron utilizados varios tipos de armas, incluidas granadas de mano y lanzagranadas RBG. La zona donde se produjo la operación antiterrorista, conocida como feudo de traficantes de drogas y grupos terroristas, está situada dentro de la región de influencia de la tribu Obeida, en la carretera principal entre Mareb y Saná. Los jefes de esa tribu, así como de otro influyente clan de Mareb, Al Ashraaf, se comprometieron el pasado domingo en una reunión con el presidente del país, Ali Abdulá Saleh, a ayudar en la detención de los autores del atentado contra los turistas españoles. El mandatario yemení elogió la excelente y rápida actuación de las Fuerzas de Seguridad, mientras se comprometía a erradicar las células terroristas Saleh hizo esta promesa durante una ceremonia de graduación de decenas de policías que se incorporarán a los miles de efectivos que el Gobierno de Saná planea desplegar en las distintas provincias del país en el marco de un nuevo plan de seguridad. La declaración de Saleh y la operación policial en Mareb coinciden con una campaña de los ministerios de Turismo y Cultura, destinada a mejorar la imagen de Yemen en Occidente y reavivar el turismo tras el atentado contra los españoles, el primero de este tipo que se registra en Yemen. Guerras entre tribus Ranking de ministerios Este es el ranking de presencia de mujeres en altos cargos de los distintos ministerios: Vivienda: 0 por ciento Agricultura, Pesca y Alimentación: 8 por ciento Medio Ambiente: 10 por ciento Fomento: 13 por ciento Defensa: 20 por ciento Asuntos Exteriores: 23 por ciento Interior: 25 por ciento Economía: 25 por ciento Industria: 30 por ciento Sanidad: 35 por ciento Presidencia: 39 por ciento Administraciones Públicas: 40 por ciento Cultura: 42 por ciento Justicia: 45 por ciento Trabajo: 48 por ciento Jefes de las tribus de Mareb se comprometieron ante el presidente de Yemen a cooperar en la captura de terroristas