Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 s 8 s 2007 El nacionalismo no consigue la Comunidad foral ESPAÑA 13 UPN y CDN reeditan su pacto de gobierno y abren la puerta a los socialistas navarros Descartan que se presente una moción de censura y piensan agotar la legislatura BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. UPN y CDN alcanzaron ayer un acuerdo para reeditar el pacto de Gobierno que mantenían en la anterior legislatura, y que deja espacio a que en el futuro se pueda integrar el PSN. Así lo dieron a conocer los presidentes de ambas formaciones, Miguel Sanz (UPN) y Juan Cruz Alli (CDN) quienes poco antes habían participado en la tercera reunión oficial de las formaciones para negociar el acuerdo, después de que el pasado viernes se conociera que el PSN facilitará con su abstención la investidura de Sanz. Uno de los abstencionistas será José María Vázquez Royo, quien toma posesión hoy a las 10 de la manñana de su escaño de diputado foral para sustituir al dimisionario Fernando Puras. El programa que defiende hoy ante el pleno del Parlamento foral el candidato regionalista, Miguel Sanz, está basado en este acuerdo que plantea un gobierno eminentemente social, abierto, que busque el acuerdo con los grupos parlamentarios explicó. Así, dado que UPN (con 22 escaños) y CDN (con 2) no superan la mitad de los 50 votos de la Cámara, Sanz se reconoció consciente de nuestra posición de mayoría minoritaria y de que, a pesar de representar el 48 por ciento del Parlamento, hemos de conseguir ese tres por ciento que nos falta para poder llevar adelante las políticas de su programa. Por ello, destacó el punto del texto que afirma que en el supuesto de que a lo largo de la legislatura se alcanzase un acuerdo para la configuración de un Gobierno de mayoría absoluta mediante la incorporación de representantes de otras fuerzas políticas, -en alusión al PSN- la representación de ambos partidos se acomodará a la nueva situación El acuerdo conlleva, además, un reparto de responsabilidades, de forma que CDN conservará dos carteras, en este caso la de Educación y la de Vivienda y Ordenación del Territorio. El resto de consejerías serán gestionadas por personas que caen en el ámbito de UPN, aunque algunas puedan no tener carné del partido, como ya ha ocurrido en otras ocasiones recordó Sanz. En todos los casos, los conse- Edurne Uriarte ELORZA Y ZAPATERO n el Partido Socialista hay un alcalde, Odón Elorza, que se va a Sartaguda, Navarra, a apoyar al alcalde expulsado del PSOE por haber pactado con ANV y que dice, tras la sentencia del TS sobre la bandera nacional, que no se pueden imponer a los vascos banderas que no quieran. Y hay un secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, que coincide con las posiciones de Elorza, pero que apoya, cuando le dicen que conviene electoralmente, las de Bono, aunque discrepe profundamente de ellas. La crisis socialista de Navarra es un reflejo de esa dualidad del PSOE y de esa inconsistencia del proyecto de su líder. Como lo son la fallida negociación con ETA o la crisis de una alternativa constitucionalista en el País Vasco. Las tres cosas forman parte de lo mismo, del choque entre las políticas pronacionalistas que Zapatero quiere imponer y los avisos electorales de las encuestas de Ferraz, más cercanos a Bono que a Elorza y a Zapatero. El pacto con Na- Bai ha sido el pacto de Zapatero, aunque ahora el PSOE se esfuerce en hacernos creer lo contrario. Lo mismo que la negociación con ETA, el pacto con ERC o el fin de la línea constitucionalista del PSE. Esa era su alternativa a la política antiterrorista y territorial del PP. Con el apoyo de una parte del PSOE probablemente menor en número que la que está con las tesis de Bono, pero que se mantiene fiel a Zapatero, como el mismo Bono, mientras conserve el poder. Junto a Elorza, en Sartaguda también estuvo Ainhoa Aznárez, una socialista que forma parte de Ahotsak, ese grupo simbolizado, por aquella fotografía de Gema Zabaleta y Jone Goirizelaia ¿recuerdan? de la que Zapatero dijo era la imagen del futuro mientras que la de Rosa Díez y Pilar Elías era la del pasado. Y para Zapatero lo era. Ahotsak, el entendimiento de los socialistas con los nacionalistas y con ETA, era el futuro. Al menos, hasta la crisis de la negociación. Ahora, el futuro, como la fotografía, está momentáneamente paralizado. Zapatero ya no predica sobre su política antiterrorista y territorial alternativa. Y su equipo le tapa como puede los agujeros de la fotografía fallida. E Estado en que quedó la sede de UPN de Tafalla después de ser atacada la pasada noche jeros deberán ser de alto contenido político, porque sus capacidades deben extenderse también al ámbito del Parlamento para buscar los acuerdos y las mayorías necesarias y suficientes para impulsar las políticas que el gobierno considera oportuno, a fin de seguir manteniendo esta Navarra del bienestar y del desarrollo que entre todos hemos conseguido Sanz adelantó su intención de intentar establecer con el Gobierno central un convenio que nos permita impulsar las infraestructuras de interés general Por su parte, Juan Cruz Alli, presidente de CDN, explicó que Sanz pretende gobernar Navarra contando con el PSN pero advirtió que si se boicotean las iniciativas del Gobierno, se convocarán nuevas elecciones. Por su parte, los violentos han reaccionado a la presentación de Sanz con el lanzamien- EFE Mayoría minoritaria tos de cóctel molotov contra la sede de Unión del Pueblo Navarro en la localidad de Tafalla. El ataque se produjo a las dos y cuarto de la madrugada, momento en el que un grupo de desconocidos arrojó tres artefactos incendiarios contra la fachada. Como consecuencia de su explosión, el balcón de la sede de UPN quedó completamente calcinado y se rompió una de las persianas del inmueble. Chivite rechaza la oferta de Sanz y señala a los críticos la salida del PSN B. L PAMPLONA. El secretario general del PSN, Carlos Chivite, afirmó ayer en rueda de prensa que no habrá congreso extraordinario del partido en Navarra y advirtió de que, de la misma forma que en este partido es libre el acceso, la puerta está abierta a la autoexclusión en referencia a los socialistas críticos con la dirección del PSN. Chivite afirmó que en 2004 su partido le encomendó dirigir durante cuatro años una nave que ahora hace aguas, no sólo por lo que ha podido suceder en el ámbito interno, sino por algunos que están en las bodegas haciendo mayores las vías de agua del propio partido, cosa que es una irresponsabilidad Por su parte, el sector del PSN partidario de un acuerdo con Nafarroa Bai hizo ayer público un comunicado, firmado por 100 militantes, en el que piden disculpas a la ciudadanía navarra por la frustración acumulada en la no culminación del cambio político muestran su desacuerdo con la decisión adoptada por el comité federal del PSOE y se ratifican en su apuesta por un pacto de gobierno con Nafarroa Bai. Sin embargo, aseguran que es preciso establecer, de mutuo acuerdo, un nuevo marco de relaciones entre el PSN y el PSOE animan a la militancia a que renueve su apuesta por un proyecto socialista para Navarra y afirman que ni vamos a romper nuestros carnés del PSOE ni vamos a crear otro partido político