Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8- -8- -2007 Moda y tecnología se unen en Siggraph, la meca del diseño por ordenador 81 Ellas no quieren al macho man La virilidad no convence. Las mujeres prefieren hombres con rasgos suaves y femeninos para relaciones duraderas, asegura una investigación británica N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Puede que todos los hombres quieran ser un macho man como cantaban los Village People a finales de los años 70. Pero ellas no. El tipo duro, fornido, que exhala virilidad a cada paso ya no es un objeto de deseo para la población femenina. Ni las mandíbulas cuadradas, ni los rasgos marcados reclaman su atención cuando buscan una relación duradera. Lo que las mujeres desean de verdad- -aunque sea de forma inconsciente- es un compañero con rasgos suaves, casi femeninos y aspecto saludable. Sólo entonces sabrán que están ante el futuro padre de sus hijos. Al menos, eso es lo que concluye una investigación de un grupo de psicólogos de las Universidades de Durham y Saint Andrews, en el Reino Unido que se presenta hoy en la revista Personality and Individual Differences Para determinar las preferencias femeninas, los investigadores contaron con un grupo de 400 británicos, hombres y mujeres. A todos les pidieron que examinaran imágenes de rostros masculinos alterados digitalmente para que parecieran más viriles o femeninos. A partir de esas fotografías, que sólo mostraban la cara sin pelo, orejas, cuello ni hombros, los participantes en el estudio debían explicar sus sensaciones. No bastaba con decidir si el rostro resultaba agradable o atractivo, sino que debían predecir las características de su personalidad, conducta sexual y sus habilidades como padres y compañeros. Fidelidad, ambición, riqueza, afecto, paternidad, eran algunas de las características que se juzgaban. Todo tras un simple vistazo. El resultado es demoledor para los tipos duros que estén pensando en sentar la cabeza. Las caras con nariz grande, mandíbula cuadrada y ojos pequeños, bajo unas pobladas cejas, se asociaron a hombres dominantes, menos fieles y peores padres. Por el contrario, los rostros más dulces, con ojos grandes y rasgados, enmarcados por unas cejas curvadas, consiguieron la puntuación más elevada al vincularlos a cualidades positivas como la fidelidad, la paternidad o el compromiso. Esas mismas caras también transmitían un aspecto más saludable, otro punto a favor cuando ellas buscan al futuro padre de tus hijos. De forma similar, los rostros maduros que aparentaban tener más edad, eran vistos como una opción más segura para establecer una relación de pareja. Chicos sanos y familiares Una de las imágenes de la cuádruple colisión galáctica NASA JPL Dominantes y menos fieles La galaxia resultante será diez veces mayor que la Vía Láctea del tiempo, a menudo millones de años, acaben uniéndose. Aunque las estrellas afectadas por una fusión galáctica sufren violentísimas sacudidas, el espacio que hay entre ellas es suficiente como para que puedan sobrevivir al evento. Tampoco nuestra propia galaxia, según los cálculos, podrá librarse de un destino similar, y terminará uniéndose en un único complejo celeste con la cercana Andrómeda, que actualmente se encuentra a dos millones de años luz de distancia. Sin embargo, ese no es un asunto que deba preocuparnos de momento, ya que la fusión se producirá en un plazo de 5.000 millones de años. Existen varios ejemplos conocidos de pequeñas fusiones galácticas, e incluso de la NASA JPL unión de dos grandes galaxias, como es el caso de Antennae, fruto de la fusión de dos galaxias en la constelación del Cuervo. Pero hasta ahora nunca antes había sido observada una fusión simultánea entre varias galaxias grandes. Como a menudo sucede en ciencia, el espectacular fenómeno fue descubierto por casualidad, en el transcurso de una observación rutinaria con el Spitzer del lejanísimo cúmulo CL 0958+ 4702. Cuando la fusión se complete- -explica Rines- -se habrá formado una de las mayores galaxias conocidas en todo el Universo Los rostros más dulces, con ojos grandes y rasgados, se asocian a fidelidad, paternidad y compromiso Este dato contradice la creencia generalizada de que el machismo es sinónimo de un buen estado físico e inmunidad a las enfermedades explica David Perret, psicólogo de la Universidad de Saint Andrews y uno de los autores del trabajo. En tipos menos viriles, las mujeres ven a chicos sanos preparados para la vida familiar aseguró. No es la primera vez que aparecen estudios similares que analizan la masculinidad y las percepciones de personalidad. Pero éste ofrece un mayor conocimiento sobre los aspectos que más pesan a la hora de elegir una posible pareja. No basta una primera impresión de alguien para decidir algo tan importante como un compromiso. Depende de lo que esté una mujer buscando en ese momento de su vida apuntó Lynda Boothroyd, psicóloga de la Universidad de Durham. Los autores confían en que sirva para mejorar áreas como la biología evolutiva, la fertilidad y la genética, e incluso para ayudar al diseño de nuevas terapias de pareja. Más información sobre la investigación: http: www. dur. ac. uk ACTUALIDAD NATURAL Mónica FernándezAceytuno ESCARABAJOS DE EGIPTO e extiende por las palmeras de Murcia y de Alicante un escarabajo venido desde Egipto que es grande y rojo como su nombre: Rhyncho- Más información: http: www. nasa. gov mission pages spitzer news spitzer- 20070806. html S phorus ferrugineus. Introducido con la importación de palmeras, es hoy tal su proliferación que hasta las dos enormes palmeras que había a la entrada de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Cartagena, donde investigan cómo combatirlo, ha habido que cortarlas. Su director, Pablo Bielza, suele poner en sus clases el ejemplo del escarabajo del Colorado que malvivía en los desiertos de Arizona hasta que unos colonos plantaron acres y acres de patatas traídas de Sudamérica, y se encontró el escarabajo con el paraíso, y desde allí se extendió con las patatas hasta hacerse mundialmente conocido como escarabajo de la patata. Esta mañana había uno a la puerta de mi casa, lo cual da una idea de su éxito como especie a través del tiempo y del espacio, pero me pregunto si no estaría mejor en el desierto del Colorado, y el escarabajo rojo, en las palmeras del Nilo. Si el hombre pasa a la historia de la Tierra, no será por acabar con las especies, sino por desordenarlas por completo. No somos exterminadores; somos, esencialmente, desordenados.