Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 MADRID MIÉRCOLES 8 s 8 s 2007 ABC Pensamos en saltar por la ventana Los primeros indicios de la investigación apuntan a un cortocircuito como posible origen del fuego declarado en la madrugada del lunes en Alcalá, aunque los vecinos hablan de unas velas. El fuego acabó con la vida de una vecina y otra permanece en estado crítico POR BEATRIZ ROMERO FOTOS DE SAN BERNARDO MADRID. Verdaderos momentos de pánico y desesperación se vivieron en la madrugada del lunes en el número tres la calle Río Tajuña de Alcalá de Henares. Los vecinos- -que contemplaban con tristeza desde la calle el estado de su edificio la mañana después- -aseguraron haber vivido una auténtica pesadilla durante la eterna hora y media que duró el fuego que acabó con la vida de una de sus vecinas. Oí los gritos, abrí la puerta de mi casa y me encontré cara a cara con el fuego. Bajé corriendo las escaleras entre el humo y no sé cómo logré salir a la calle relataba ayer, aún visiblemente afectado, uno de los afectados que vive en la misma planta donde empezaron las llamas. El incendio comenzó alrededor de las once de la noche en la octava planta de este bloque de doce pisos. A esa hora, los servicios de Emergencias 112 recibieron más de 40 llamadas de diferentes vecinos alertados por el humo y un fuerte ruido Inmediatamente, nueve dotaciones de bomberos, siete vehículos del Summa y dos de Cruz Roja se desplazaron hasta el lugar del incidente para tratar de sofocar las llamas y atender a los heridos. Escuchamos un fuerte estruendo y sin pensar salimos corriendo de nuestra casa hacia la calle. No esperamos a los bomberos, huimos instintivamente relataba un vecino de la sexta planta, que achacó su rápida reacción a que se encontraban muy cerca del piso donde se inició todo y se dieron cuenta enseguida de lo que estaba pasando. Balance del siniestro El edificio consta de 12 plantas y alberga un total de 48 viviendas. El incendio comenzó en el 8 D. Treinta vecinos permanecieron encerrados en sus casas durante el incendio. El resto, unos ochenta, fueron desalojados. 60 vecinos pasaron la noche en los hoteles Cisneros e Ibis. Los servicios de Emergencias 112 atendieron a dos personas heridas de gravedad y otras cinco por inhalación de humo. Participaron un total de 9 unidades de bomberos, 7 ambulancias del Summa y 2 de Cruz Roja. Atrapados en el edificio Las llamas, que comenzaron en el piso octavo, se propagaron rápidamente a los pisos superiores Peor suerte corrieron los ocupantes de las viviendas situadas por encima del piso ocho. Empecé a escuchar los gritos por el incendio, desperté a mi marido y a mi hija y vivimos verdaderos momentos de pánico hasta que pudimos salir relataba una de las vecinas que a medianoche se encontraba en su domicilio de la planta undécima. Pensamos en saltar por la ventana, ante la desesperación de encontrarnos atrapa- dos aseguraba otra. Por suerte, los bomberos llegaron rápidamente al inmueble y lograron tranquilizar a los vecinos e indicarles la forma correcta de actuar. En total fueron 30 los vecinos que tuvieron que permanecer en sus casas hasta que las llamas estuvieron controladas. Les dijimos que cerrasen puertas y ventanas, y que pusiesen paños húmedos en las rendijas aseguraron fuentes de Emergencias 112. Los bomberos destacaron la fuerza de las llamas, que rápidamente se expandieron a los pisos superiores por el llamado efecto chimenea los vecinos, al ver que el hueco de la escalera se había llenado de humo, abrieron puertas y ventanas y contribuyeron así a la propagación del fuego al resto de las viviendas. Nada más llegar, lo primero que hicimos fue intentar controlar el incendio y rescatar a dos mujeres que se encontraban atrapadas en un rellano relataron. A pesar de ello, cuando los bomberos lograron acceder hasta ellas, ambas estaban inconscientes y presentaban importantes quemaduras en gran parte de su cuerpo. La primera de ellas, de 31 años, propietaria de un piso en la planta undécima, sufría una parada cardiorrespiratoria y fue trasladada por una unidad del Summa al hospital Príncipe de Asturias del municipio en estado crítico y con quemaduras en el 95 por ciento de su