Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 s 8 s 2007 INTERNACIONAL 31 Capturan en Brasil al principal traficante de drogas colombiano, Ramírez Abadía En los 90 abastecía de cocaína y heroína a Los Ángeles, San Antonio y Nueva York VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. La Policía Federal brasileña capturó ayer a Juan Carlos Ramírez Abadía, considerado el jefe del mayor cártel de drogas de Colombia, el Valle del Norte, heredero del cartel de Cali. El narcotraficante era uno de los hombres más buscados por Interpol y el Departamento Americano de Lucha contra la Droga (DEA) de Estados Unidos, que ofrecía 5 millones de dólares por pistas que llevasen a su paradero. Ramírez Abadía, de 44 años, fue capturado cuando dormía en una mansión de São Paulo. Escondido en Brasil, Ramírez Abadia dirigía sus negocios por teléfono móvil e Internet, transportando drogas de Suramérica a Europa y Estados Unidos. Según la policía brasileña, los beneficios del negocio llegaban a Brasil desde España y México, pasando por Uruguay. El dinero era lavado a través de inversiones en hoteles, inmuebles, y automóviles. El bandido fue detenido durante una operación de la policía brasileña que buscaba desarticular una banda internacional de narcotraficantes en seis estados del país. En la mansión en la que fue apresado, la policía encontró una colección de relojes de lujo, 300.000 dólares en efectivo y fotos que muestran sus decenas de disfraces. Según la policía, el traficante se ha sometido al menos a tres intervenciones plásticas para pasar desapercibido. Con una fortuna estimada en 1.800 millones de dólares, Ramírez traficaba con cocaína y heroína desde 1986, y estaba envuelto en operaciones de lavado de dinero en la región colombiana de Cali y en Brasil, donde el narco tenía 16 empresas. Ramírez, alias Chupeta está también acusado de ordenar la ejecución de más de 300 personas en Colombia y al menos 15 en Estados Unidos. Según informaciones de la DEA, Ramírez Abadía encabezaba una organización criminal que en la década de los 90 llevó 30 toneladas de cocaína a las ciudades estadounidenses de Los Angeles, San Antonio y Calderón (derecha) y Lula intercambiaron las condecoraciones del Águila Azteca y del Cruzeiro do Sul EFE Lula tiende nuevos puentes a la América conservadora El presidente brasileño defiende la cooperación económica e invita a Felipe Calderón a integrarse en Mercosur MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, concluyó en México la primera etapa de su gira por el norte del Continente, que ahora lo llevará a Centroamérica (Honduras, Nicaragua y Panamá) y Jamaica. Lula pidió al presidente mexicano, el conservador Felipe Calderón, que mire más hacia América del Sur. Para ello, le propuso crear una potencia económica junto con las naciones de esa región, por lo que le invitó a formar parte del Mercosur que ahora integran Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, con la adhesión de Chile, Bolivia y Venezuela. Lula reveló que es intención del presidente Felipe Calderón observar un poco a América del Sur, mirar también Mercosur y decidir qué estrategia va a adoptar México en conjunto con otros países sudamericanos, en conjunto con Mercosur, en conjunto con Brasil El mandatario local le respondería que, aunque regionalmente México está en el norte, nuestro corazón está en el sur y en América Latina: Brasil puede y debe ser la puerta de México en el Mercosur En 2004, México solicitó formalmente incorporarse al Mercado Común del Sur. En rueda de Prensa conjunta, Calderón y Lula reconocieron sus coincidencias en materia energética y económica, aunque admitieron sus discrepancias respecto a la renovación de la estructura de la ONU. Las grandes coincidencias entre Brasil y México en la agenda latinoamericana y mundial nos permitirá seguir trabajando en las mejores causas, como en la defensa de la democracia y en el ejercicio de las libertades individuales dijo Calderón. Lula hizo votos para luchar porque el comercio entre ambas naciones se convierta en una verdadera palanca de desarrollo en Latinoamérica Durante la visita, Brasil y México han suscrito un acuerdo de cooperación energética que permitirá emprender acciones conjuntas para el desarrollo tecnológico en materia de exploración y producción de petróleo y gas natural. Las compañías petroleras públicas de ambos países, Petrobrás y Pemex, firmaron dos convenios de colaboración para el desarrollo y la explotación de crudos pesados- -principal hidrocarburo producido en México- -en aguas profundas. Según el presidente Calderón, la participación de Petrobrás se dará en el marco de lo que la ley mexicana disponga, y es en ese alcance como se han suscrito los acuerdos Lula aseguraba que Petrobrás no va a dar ni un paso que pueda herir al cuadro legal existente en México Funcionarios de Petrobrás plantearon la conveniencia de suscribir contratos de riesgo con Pemex, mediante los cuales se comparten tanto los beneficios de la extracción como sus riesgos. Pero este modelo, habitual entre empresas petroleras, tiene frenos constitucionales para la paraestatal mexicana, que no puede suscribir acuerdos que impliquen compartir crudo con terceros. En la cena de honor que se le ofreció en el Castillo de Chapultepec, Lula reflexionó que, durante mucho tiempo, Brasil y México se obstinaron en no acercarse para resolver problemas comunes como la pobreza. Ambas naciones volvieron su mirada hacia países desarrollados. Se eludió mirar lo básico, que era establecer una política más fuerte de integración entre aquellos que hablan la misma lengua, viven las mismas expectativas, tienen las mismas esperanzas y viven en la misma pobreza, o sea, dejamos de mirar hacia nosotros mismos Y reconoció que, cuando era dirigente sindical, viajó decenas de veces a Europa, pero nunca a México. Juan Carlos Rodríguez alias Chupeta EFE Chupeta está acusado de ordenar la ejecución de más de 300 personas en Colombia y EE. UU. Acuerdos de cooperación Cocaína y heroína Petrobrás plantea compartir con Pemex los beneficios de la extracción junto con los riesgos Nueva York, a través de un cártel de Tijuana, en México. Por esas razones, el bandido había sido condenado en ese país. La Policía brasileña señaló que Brasilia ya recibió la solicitud de extradición por parte de Estados Unidos, pero su futuro está aún por decidir y podría exigir una larga batalla en los tribunales porque también hay cargos contra el narcotraficante en Brasil. Hasta que se resuelva su extradición, Ramírez Abadía permanecerá en la sede de la Policía Federal de São Paulo. La DEA informó que se debe donar el valor de la recompensa a la policía brasileña con la condición de que use el dinero en el combate a las drogas. Ramírez Abadía entró en el tráfico de drogas a través de Ivan Urdinola Grajales, que era jefe del Cártel del Norte del Valle, para quien trabajaba como caballerizo. Fue Urdinola, muerto en 2002, quien lo presentó a los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez, jefes del Cártel de Cali. Ramírez Abadía asumió ese cártel cuando los hermanos Rodríguez fueron extraditados a Estados Unidos, donde están presos.