Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CIENCIAyFUTURO MARTES 7 s 8 s 2007 ABC Hallan un vínculo entre el alzheimer y el glaucoma Científicos del Reino Unido demuestran que los tratamientos antialzheimer detienen la inevitable pérdida de visión N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El alzheimer posee muchos más rasgos en común con el glaucoma, una enfermedad que causa la pérdida irreversible de visión, de lo que se intuía. Ambas son enfermedades crónicas, su avance es inevitable y sus daños irreparables. Pero, además, comparten un mismo enemigo. Científicos del Instituto de Oftalmología de la Universidad de Londres han demostrado que las mismas proteínas que forman las placas seniles en el cerebro de los enfermos de alzheimer están también presentes en las personas con glaucoma, la segunda causa de ceguera. En los enfermos de alzheimer, la proteína beta amiloide favorece la formación de unas placas en las neuronas y en los vasos sanguíneos cerebrales. En el glaucoma, la misma proteína conduce a la muerte de células de la retina, según la investigación. Es la primera vez que se encuentra un vínculo entre el alzheimer y el glaucoma escriben los investigadores en Proceedings Y matizan: Esta relación no implica que todas las personas con glaucoma padecerán alzheimer y viceversa. El glaucoma posee numeros factores de riesgo Poco se conocía de las causas que se esconden detrás de esta enfermedad ocular, conocida como el ladrón de la vista Sí se sabía que el glaucoma daña, poco a poco, el nervio óptico, el encargado de trasladar la información visual desde el ojo hasta el cerebro. Este daño se explica por el aumento de la presión intraocular provocado por una acumulación de humor acuoso. Sin embargo, los tratamientos para combatir la presión no funcionan en todos los enfermos. Pese a tener a raya su presión, algunos continúan perdiendo su visión. La nueva investigación demuestra que el glaucoma es una enfermedad más compleja de lo que pueda explicarse por una simple acumulación de humor acuoso. Al menos, en algunos casos. Además el avance abre una nueva vía de tratamiento cuando el control de la presión interna del ojo no frena la pérdida de visión. En el mismo estudio, los científicos del Instituto de Oftalmología británico han comprobado que los fármacos más novedosos para frenar el avance del alzheimer son eficaces en el glaucoma. En modelos animales a los que se les había inducido la enfermedad, se administraron combinaciones de tres fármacos experimentales que tienen como objetivo evitar la formación de placas seniles en el cerebro de personas con alzheimer. Los efectos más importantes para frenar el glaucoma se vieron con la triple terapia. La muerte de las células de la retina- -el resultado final de la lesión por glaucoma- -se redujo en un 80 con esta combinación de fármacos. Uno de los aspectos más emocionantes del estudio es el haber encontrado una nueva opción para frenar la ceguera con tratamientos que ya existen, asegura Francesca Cordeiro, coordinadora del trabajo. Triple terapia Martin Biuw Se abre una vía de tratamiento cuando el control de la presión ocular no frena la pérdida de visión Elefantes marinos conectados Un nuevo dispositivo electrónico que registra en tiempo real la salinidad, temperatura y profundidad oceánicas está permitiendo a los biólogos estudiar cómo afectan los cambios medioambientales a la fisiología y el comportamiento de los elefantes marinos. El dispositivo transmite los datos cuando los animales salen a respirar. Más información: www. glaucoma. org Una variante genética determina el pronóstico de la hiperactividad en niños ABC MADRID. Una variante del gen del receptor de la dopamina, el DRD 4, podría estar asociada con el trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Los pacientes que lo posean podrían tener un mejor pronóstico en la evolución de este trastorno con la edad, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental en Bethesda (Estados Unidos) Las conclusiones de la investigación se publican en la revista Archives of General Psychiatry El trastorno de déficit de atención e hiperactividad se encuentra entre los trastornos neuropsiquiátricos más heredados. Varios genes han sido identificados por su posible asociación con la enfermedad. Uno de los que aparecen más en la literatura científica es un polimorfismo o tipo diferente del gen del receptor D 4 de la dopamina (DRD 4) conocido como la forma repetida 7. Los investigadores compararon 105 niños con déficit de atención de una edad media de 10 años con 103 niños control sanos, utilizando imágenes de resonancia magnética y pruebas de ADN. El 64 por ciento de los niños fueron seguidos durante seis años. Entre los participantes, aquellos con y sin el trastorno que portaban la forma repetida 7 del DRD 4 mostraban tejido más fino en áreas del cerebro que controlan la atención. Regiones similares también eran más delgadas en los pacientes de déficit de atención en comparación con aquellos no afectados por el trastorno. Las manchas blancas indican la muerte de las células de la retina. La protección de las células fue más eficaz en C y D, donde se utilizó una combinación de tres fármacos contra el alzheimer PNAS Más información sobre el déficit de atención: www. cdc. gov spanish