Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ECONOMÍA MARTES 7 s 8 s 2007 ABC Ferrovial puede ser Vueling contiene su caída en obligada a vender un Bolsa amparada en la mejora aeropuerto en Londres de la ocupación en julio La OFT publicará esta semana su informe sobre el monopolio de su filial BAA M. LARRAÑAGA MADRID. La publicación del informe de la Comisión de la Competencia británica (OFT) sobre el mercado aeroportuario británico, prevista para esta semana, tiene en vilo a los responsables de BAA, propietaria de tres de los cuatro aeropuertos de la zona de Londres (el cuarto pertenece a Abertis) La filial de Ferrovial ha sido objeto desde su compra por parte del grupo español de ataques desde varios flancos- -aerolíneas, regulador y consumidores- -que tratan de que la OFT obligue a una situación de competencia en los aeropuertos británicos que ahora no se produce. De hecho, el 90 de los pasajeros que llegan a Londres por vía aérea lo hacen a través de alguno de los aeropuertos de BAA. La mayor parte de los analistas estima que el informe de la OFT será duro para BAA, no sólo por lo que estiman una situación de práctico monopolio en Londres sino también por el dominio que BAA tiene en el sur de Gran Bretaña y buena parte de Escocia. A esta situación de hecho se le debe sumar la intensa campaña que contra BAA han desplegado las principales aerolíneas. Posiblemente en su postura contraria a BAA es en lo único en que han coincidido a lo largo de su historia compañías tan distantes como Ryanair y British Airways. Tras las acometidas de estas dos compañías, otras se han sumado a la postura de oposición radical a la deficiente competencia en el mercado aeroportuario londinense y American Airlines se ha distinguido en las últimas semanas por sus quejas contra el operador británico, al que acusa abiertamente de hacer que las aerolíneas incurran en pérdidas por su deficiente gestión en los aeródromos. También las autoridades británicas se han quejado veladamente de determinadas actuaciones de BAA y en su momento fue calificado como una falta de capacidad de reacción por parte de la filial de Ferrovial el caos aeroportuario que siguió a la alarma terrorista del pasado verano. Como se recordará, el tráfico entre Estados Unidos y Londres estuvo suspendido por la amenaza de un atentado y se dictaron las nuevas normas que limitan la capacidad de portar líquidos en la cabina de las aeronaves y obligan a los operadores a extremar los controles de seguridad. A consecuencia de ello, el aeropuerto de Heathrow sufrió un colapso que duró varios días, del que BAA fue señalada como culpable, mientras la compañía se defendió subrayando que fueron las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno las que causaron los problemas. Para colmo, las posturas de BAA y la autoridad de aviación civil británica también se encuentran muy distantes en lo que se refiere a la negociación del nuevo marco tarifario y mientras el gobierno sólo está dispuesto a autorizar una subida de tarifas suave, BAA subraya que, en cambio, el ambicioso plan de inversiones en los aeropuertos- -singularmente en Heathrow- se está ejecutando sin retrasos y que fue elaborado teniendo en cuenta un escenario de tarifas concreto. En el mercado de valores, la mayor parte de los analistas apuestan por que BAA se verá obligada a vender uno de sus aeropuertos londinenses, posiblemente el de Gatwick. Banif reconoce un error en su recomendación sobre la compañía ABC MADRID. Aunque durante la mayor parte de las sesión bursátil las acciones de la compañía aérea de bajo coste Vueling siguieron con una acusada tendencia a la baja en el entorno del 8 al final de la sesión se produjo una recuperación de su precio hasta limitar la caída al 2,66 en la jornada de ayer, tras haber retrocedido más de un 30 en la sesión del viernes tras la presentación de unos resultados semestrales peores de lo esperado y el reconocimiento por parte de la aerolínea de que no cumplirá sus previsiones para este año. Los expertos atribuyeron la recuperación en la cotización de Vueling en los últimos momomentos de la sesión a la presentación de los datos de ocupación correspondientes al mes de julio, que reflejan una mejora con respecto a los del mismo mes del pasado ejercicio. Así, en el mes de julio el coeficiente de ocupación de los vuelos de la aerolínea se situó en el 83,8 frente a un 77,9 registrado en el mismo mes del año anterior. En el conjunto de los siete primeros meses del año, la tasa de ocupación ha sido del 72,1 3,6 puntos por encima de la media del mismo periodo del ejercicio precedente, cuando se situó en el 68,5 Paralelamente, la compa- COTIZACIÓN DE VUELING Máximo 46,70 43,70 39,40 35,10 30,80 26,50 22,20 17,90 ABC Fuente: Inverita. com Mínimo 15,38 Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Intensa campaña ñía indicó que las previsiones de ocupación para el tercer trimestre son también optimistas, en línea con las registradas en el mes de julio. Tras la contención de las pérdidas en su cotización bursátil, los analistas subrayaron que el riesgo de nuevas bajadas es ya limitado, teniendo en cuenta que el valor ha caído un 60 en lo que va de año. El derrumbe bursátil de la aerolínea de bajo coste española ha dejado en bastante mal lugar a algunos analistas, que habían recomendado profusamente la compra de estos títulos. Entre ellos, destacó Banif, La crisis hipotecaria en EE. UU. obliga a la financiera AHM a declarar la quiebra ABC NUEVA YORK. La entidad financiera estadounidense American Home Mortgage (AHM) especializada en prestamos hipotecarios para la adquisición de vivienda, se declaró ayer en bancarrota tras acogerse a la protección de la ley de quiebras de Estados Unidos, según informó el diario The Wall Street Journal Tras haber anunciado el jueves el despido de aproximadamente el 90 de su plantilla, la décima entidad de EE. UU. en préstamos hipotecarios registró en un Tribunal de quiebras de Delaware una solicitud del llamado capítulo 11 de la ley de quiebras del país. La decisión de la entidad se produjo apenas días después de que anunciara que por problemas de liquidez no había podido hacer frente a sus obligaciones con los prestatarios ni a las demandas de varios bancos para la devolución de los préstamos recibidos. Por otra parte, el copresidente y codirector de operaciones del banco de inversión estadounidense Bear Stearns, Warren Spector, dimitió de sus cargos como consecuencia de la crisis hipotecaria tras quebrar dos de los fondos de inversión gestionados por la entidad que habían realizado malas inversiones en bonos respaldados por hipotecas subprime según anunció la compañía. El otro copresidente y codirector de operaciones de la entidad, Alan se convierte en presidente único, mientras que Samuel Molinaro Jr. asumirá el cargo de director de operaciones además de sus actuales responsabilidades como director general. El copresidente del banco neoyorquino Bear Stearns dimite tras quebrar dos de sus fondos de inversión que en febrero fijó un precio objetivo para las acciones de Vueling en el entorno de los 54 euros y recomendó a los inversores comprar acciones de la compañía. Ayer, Banif reconoció un error en su previsión e indicó que las perspectivas de la aerolínea a corto plazo no inspiran ninguna confianza Pero no fue Banif la única casa de Bolsa que valoró Vueling muy por encima de lo que hoy mismo lo hace el mercado. Bien al contrario, el Banco Santander estimó que el precio objetivo de Vueling estaba en 50 euros, mientras que BBVA lo situó en 48,7. La más generosa en su valoración fue Fidentiis Equities, especializada en compañías que cotizan en la Península Ibérica. Según una valoración hecha en febrero, Vueling debería costar entre 57 y 63 euros para reflejar su verdadero potencial de negocio. Sólo unos días más tarde, Deustche Bank inició la cobertura sobre los títulos de la aerolínea de bajo coste en comprar y situó su precio objetivo en 52 euros. En marzo, Dexia comenzó a valorar Vueling con una recomendación de comprar y un precio objetivo de 53,8 euros por el amplio margen de crecimiento de la compañía. Ahora, tras la espectacular caída, Banif ha señalado que se mantiene optimista en lo que se refiere a la evolución del negocio de las aerolíneas de bajo coste, si bien estima que actualmente Vueling carece de catalizadores para convencer a nuevos inversores, mientras JP Morgan rebaja su recomendación de sobreponderar a neutral