Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 6 de Agosto de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.472. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. De la Vega, entre la liebre y la tortuga En su extensa y frenética gira por Iberoamérica, la vicepresidenta del Gobierno visitó las Islas Galápagos, donde fue declarada guardaparque ad honorem y donde amadrinó a la pequeña tortuga Fausto ALBERTO LARDIÉS QUITO. Fausto. Así se llama la tortuga que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, amadrinó el sábado en el Parque Nacional de las Islas Galápagos, en Ecuador. En la gira por Iberoamérica que estos días lleva a cabo la número dos del Ejecutivo también hay espacio para la ternura, ya que no todos los días se ve a una política de hierro a la que casi temen sus enemigos emocionada junto a un pequeño proyecto de tortuga gigante. Y es que De la Vega ha adquirido un vínculo especial con este enclave inigualable, puesto que fue nombrada guardaparque ad honorem en el centro de crianza donde anidan en neveras los huevos de supertortuga para conservar la especie. En realidad, el tercer viaje estival de la vicepresidenta a América (lleva uno menos que Cristóbal Colón) tiene un aire parecido a la fábula de la liebre y la tortuga, de Esopo, si nos atenemos a las colosales dimensiones de la agenda que la transporta a toda mecha de un lado al otro del continente: en doce días visitará seis países y en tres de ellos sólo estuvo un día. Casi sin tiempo para hacer y deshacer las maletas, algunas fases del viaje tienen las trazas de aquella película Si hoy es martes, esto es Bélgica Lo cierto es que tras cuatro jornadas dando saltos de país en país (Guatemala, Honduras, Nicaragua y Chile) la guardaparque De la Vega llegó a un remanso tipo tortuga en un enclave del país que aporta medio millón de residentes a España. Una casualidad hizo que el ecuador del viaje fuese precisamente en Ecuador. Durante la jornada, De la Vega visitó las islas volcánicas de Seymour y La guardaparque De la Vega contempla uno de los extraordinarios ejemplares de tortuga, en su visita a las Islas Galápagos Santa Cruz, donde los pájaros más extraños que uno se pueda imaginar- -y con unos nombres impronunciables- las iguanas de aspecto (y origen) prehistórico y los leones marinos aguantan con amistosa resignación las visitas de los turistas a un lugar en el que el visitante está vigilado hasta la saciedad para que no dañe el ecosistema. Una especie de Jurassic Park, pero sin dinosaurios ni tiranosaurios asesinos. Como no podía ser de otra manera, la vicepresidenta quiso conocer la reserva natural de tortugas gigantes. Pero no todo fue turismo en el paso por Galápagos, ya que la vicepresidenta comprobó in situ los trabajos que lleva a cabo la cooperación española en las islas. La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) financia desde 1994 diversos proyectos relacionados con la gestión medioambiental y el reciclaje, entre otras cosas. Tras una calurosa acogida, De la Vega destacó el vínculo histórico de las Galápagos con España, abogó por tratar de conservar el capital natural -el compromiso con el EFE Su tercer viaje a América (lleva uno menos que Colón) tiene un aire parecido a la famosa fábula de Esopo si nos atenemos a las colosales dimensiones de su agenda Medio Ambiente está siendo uno de los ejes fundamentales de la gira- -y anunció una nueva inversión de 4 millones de euros. Tras la pausada visita al inmenso galapagar, el periplo recuperará el ritmo liebre del comienzo del viaje para concluir en Argentina. Entre tanto, Fausto- -el nombre rinde homenaje a un prohombre local que, al parecer, lo dio todo para conservar la vida de las tortugas- -espera en Galápagos la próxima visita de su madrina, que, si las elecciones se lo permiten, abrirá un hueco en su gira del próximo verano para ver a su pequeña. ¿Quién dijo que las relaciones internacionales fueran sólo arduas y tensas tareas de negociación entre países?