Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MADRID www. abc. es madrid LUNES 6- -8- -2007 ABC La ola de calor africano deja paso a tormentas y fuertes vientos Los servicios de emergencias recibieron más de 250 avisos en diez horas LETICIA TOSCANO MADRID. Las altas temperaturas vividas el sábado a causa de la ola de calor africano en Madrid, dejaron paso ayer a tormentas y fuertes vientos que se iniciaron alrededor de las ocho de la mañana y dejaron lluvias intermitentes a lo largo de todo el día. Lo inesperado del temporal, después del calor experimentado en las jornadas anteriores, provocó cierta alarma entre los ciudadanos que llamaron durante todo el día a los servicios de emergencias para dejar constancias de las incidencias que estaba provocando el mal tiempo. Así, entre las ocho de la mañana y las seis y media de la tarde de ayer, el servicio de Emergencias 112 de la Comunidad recibió más de 250 avisos diferentes por viento y lluvia, la mayoría correspondientes a la capital. El cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento realizó 200 salidas, casi todas por la tarde, relacionadas con caídas de árboles y obstáculos en la calzada. Según indicaron fuentes de Emergencias Madrid, ningún barrio de la capital fue castigado especialmente por el temporal, y las incursiones del personal se repartieron por toda la ciudad. Así, durante el mediodía pudieron verse árboles caídos desde Atocha al paseo de La Castellana, contenedores de basura tumbados en Ciudad Lineal y numerosos desperfectos en distintas zonas. A pesar de que hubo chaparrones con abundantes lluvias, la mayoría de las incursiones realizadas por los Bomberos estuvieron relacionadas con el viento. Sus actuaciones se centraron en retirar ramas y árboles que habían caído sobre la calzada o que amenazaban con hacerlo en breve porque estaban desgarrados. Además, ayudaron a los vecinos más afectados por el inesperado temporal a retirar las macetas de los balcones, ante el riesgo de que se cayeran a la vía pública y pudieran alcanzar a algún peatón o vehículo. También enderezaron antenas de televisión que se habían doblado por la fuerza del viento y sanearon cornisas y tejas en mal estado. El mobiliario público de la capital también necesitó ser reparado en la jornada de ayer, sobre todo las farolas, que fueron arregladas por miembros del cuerpo de Bomberos de Madrid. En el resto de la región no hubo que lamentar incidencias significativas, por lo que los Bomberos de la Comunidad realizaron un total de 25 salidas en todo el día. El repentino cambio en el estado del tiempo cogió por sorpresa a muchos madrileños que se vieron obligados ayer a cambiar las gafas de sol por los paraguas. Las primeras lluvias pasaron desapercibidas para los menos madrugadores que no fueron conscientes del chaparrón hasta que no vieron las consecuencias del mismo. Los vehículos que pasaron la noche a la intemperie presentaban a mediodía una fina capa de barro poco habitual en estas fechas, consecuencia directa de las lluvias. La intensidad del vendaval obligó a las terrazas de la capital a retirar las Personal especializado retira árboles caídos en la calzada de La Castellana sombrillas de la calle por miedo a que los fuertes vientos las hicieran volar. Durante todo el día, las temperaturas descendieron paulatinamente, y sufrieron una apreciable bajada con las primeras lluvias de la tarde. Los casi cuarenta grados que llegaron a marcar los termómetros el sábado ni siquiera se rozaron el primer domingo de agosto, aunque el bochorno no dio tregua a los madrileños. Según fuentes del Instituto Nacional de Meteorología se espera que el temporal mejore a lo largo del día de hoy, aunque continuarán las lluvias intermitentes que serán más fuertes en la sierra que en la capital. Las previsiones indican que los cielos permanecerán nubosos y los vientos serán más flojos que en la jornada de ayer. Respecto al calor, en Madrid se espera que los termómetros oscilen entre los 19 grados de mínima y los 29 de máxima, una temperatura superior a la que se experimentará en otras zonas de la Comunidad, como Somosierra, donde los niveles del mercurio fluctuarán entre los 15 y los 23 grados. Vendaval por sorpresa Hoy continúa la lluvia Los bomberos tuvieron que retirar ramas y árboles caídos, arreglar farolas, toldos y antenas de televisión Los bares recogieron las sombrillas de las terrazas para evitar que salieran volando por el fuerte viento Una rama caída, ayer, frente a la estación de Atocha CHEMA BARROSO