Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL LUNES 6 s 8 s 2007 ABC Alberto Sotillo Llegan a España 19 de los turistas accidentados en el autbobús de Egipto PAULA ROSAS CORRESPONSAL EL CAIRO. Traumatizados aunque felices por estar vivos llegaron ayer al aeropuerto de Barajas 14 de los españoles que viajaban en el autobús accidentado el sábado en Egipto, donde murió la valenciana María Dolores Sali. Otros cinco, cuya partida desde El Cairo se había retrasado debido a diversas gestiones con la compañía de seguros, aterrizaban por la noche en Barcelona. En la capital egipcia permanece aún Carmen Remírez, la española que tuvo que ser intervenida por una fractura abierta de tibia, y que se recupera aún de sus heridas. Remírez, amiga de la fallecida, se encuentra bien aunque con ganas de volver a casa explicó una trabajadora de la embajada que la acompaña en el hospital. Otros 17 turistas han decidido proseguir el viaje en el sur de Egipto. Los turistas relataron a su llegada el trágico accidente, en el que también perdió la vida el guía que les acompañaba, Sayed Mahmud, así como los dos ocupantes del camión cisterna cargado de gasolina con el que colisionaron. El accidente se produjo de madrugada en una estrecha carretera que cruza el desierto y une las localidades de Asuán y Abu Simbel, hacia donde se dirigía el convoy de turistas, compuesto por unos diez autobuses. Unos quince minutos después de emprender el viaje, el camión invadió el carril contrario, según el relato de los turistas, que no descartan que el conductor se quedara dormido. Además, los turistas han criticado las condiciones sanitarias de los hospitales egipcios y la demora de las ambulancias. Tras el fuerte choque, uno de los viajeros rompió como pudo una de las ventanillas de emergencia, por la que pudieron escapar los turistas antes de que el autobús se incendiara. Existen versiones opuestas sobre lo que ocurrió después del accidente. El conductor de otro de los autobuses que formaban parte del convoy señaló a este periódico que el guía ayudó a sacar a los turistas del vehículo con la mala suerte de quedar él atrapado después, donde murió calcinado, versión ofrecida también por la Embajada de España en El Cairo. Sin embargo, esto ha sido desmentido por alguno de los españoles a su llegada a Barajas, que señalaron que el guía murió en el acto. IRAK: ASÍ VAMOS A GANAR amos a ser optimistas. Vamos a imaginar que triunfa la actual estrategia norteamericana para Irak. El terrorismo no desaparecería del todo, pero Bagdad sería una ciudad estable que serviría para consolidar al actual régimen. Entonces sería el momento de preguntarse qué clase de régimen hay allí. Hay un gobierno islamista con un fuerte componente chií y proiraní, el de Nuri al Maliki, al que sólo haría sombra la oposición del popular ultraislamista Moqtada al Sadr, vinculado con los sectores más radicales de Irán. Con el gobierno colaborarían las proamericanas fuerzas kurdas, pero al precio de celebrar un referéndum para la integración en Kurdistán de la región petrolífera de Kirkuk, en la actualidad suní. La independencia de Kurdistán entonces ya sí sería viable. En el actual Irak las fuerzas políticas que cuentan son confesionales o étnicas. Cortan el bacalao los chiíes proiraníes y los kurdos independentistas. Los suníes son un cero a la izquierda. Ni se les tendría en cuenta, si no fuese por sus relaciones con la insurgencia. Así que, si el plan norteamericano tiene éxito, allí el que sale beneficiado es Irán, no Estados Unidos. Sin comerlo ni beberlo, Irán habría ganado una guerra librada por EE. UU. Claro que bien que se guardan las autoridades iraníes de proclamarlo. Porque el regalo iraquí también a ellos podría estallarles y arrastrarlos a un nuevo conflicto regional entre suníes y chiíes. Vuelve en estos días la Prensa norteamericana a desenterrar los viejos planes de partición de Irak en tres regiones de amplia autonomía Lo de la amplia autonomía en Oriente Próximo se traduce más bien por independencia. El senador demócrata Joe Biden ha sido uno de los primeros en hablar de un Irak dividido en un Chiistán, un Sunistán y un Kurdistán. Un Chiistán con grandes reservas de petróleo que se vincularía con Irán, un Kurdistán proamericano con el eventual petróleo de Kirkuk y un Sunistán sin petróleo al que no le quedaría más remedio que pedir la ayuda saudí. Todo ello, claro, en el mejor de los casos, y con una gran dosis de optimismo. V El cardenal Lustiger en la catedral de Notre- Dame el 23 de mayo de 1996 AFP Muere el cardenal Lustiger, una de las figuras más influyentes de la Iglesia Converso del judaísmo, fue estrecho colaborador de Juan Pablo II y firme defensor de la ortodoxia católica ABC PARÍS. El cardenal Jean- Marie Lustiger, ex arzobispo de París, falleció ayer a los 80 años según informaron fuentes de la presidencia francesa. El comunicado incluía una reacción de Sarkozy, en la que calificaba al cardenal de hombre caracterizado por el compromiso y la libertad de espíritu En octubre de 2006, el propio Lustiger informó al clero de París de que padecía una grave enfermedad cuyo tratamiento había comenzado Judío, hijo de madre polaca muerta en el campo de exterminio de Auschwitz, Jean- Marie Lustiger se convirtió al catolicismo y fue durante muchos años la figura católica más prestigiosa de Francia y un estrecho colaborador del Papa Juan Pablo II. Aaron Lustiger nació el 17 de septiembre de 1926 en París en el seno de una familia de comerciantes judíos de origen polaco, y se convirtió al catolicismo en 1940 adoptando el nombre de Jean- Marie. Ordenado sacerdote en 1954, fue capellán universitario en La Sorbona y en otras universidades de prestigio, y después párroco en SaineJeanne de Chantal, en París. En 1979 Juan Pablo II le consagró obispo de Orléans. En 1981 fue nombrado arzobispo de París- -cargo que ocupó 25 años hasta el 2005- y en 1983 fue creado cardenal de la Iglesia católica. Sus obras sobre la fe erigieron a Lustiger en campeón de la apologética y en uno de los intelectuales más prestigiosos de Francia. En junio de 1995, el cardenal de París fue elegido miembro de la Academia Francesa en el sillón que ocupó el cardenal Albert Decourtra. Su última aparición para despedirse de los Inmortales se produjo el pasado 31 de mayo. No me veréis más les dijo. Todos sus biógrafos destacan la similitud entre Lustiger y Juan Pablo II, tanto en el plano doctrinal como en el apostólico. Firme defensor de la ortodoxia doctrinal, fueron muy características sus homilías y su voluntad de referirse a la Iglesia y al mundo cristiano en términos de misterio y comunión. Desde su llegada a la archidiócesis de París, los Via Crucis del Viernes Santo contaron con la presencia activa de su obispo. Lustiger tomó la cruz para ascender al Sacré Coeur la colina que domina París. El nombre del cardenal francés, voz de la Iglesia de su país durante más de dos décadas, circuló con fuerza como posible sucesor de Juan Pablo II y candidato a ser el primer Pontífice judío desde San Pedro. De su labor queda el interés por la difusión de las ideas católicas a través de medios de comunicación creados por él, así como la firme defensa del diálogo interreligioso, sobre todo entre judíos y católicos. Entre sus obras destacan Sermons d un curé de Paris (Sermones de un cura de París, 1978) y Pain de vie, Peuple de Dieu (Pan de vida, pueblo de Dios, 1981) La fuerza del mal sólo puede ser vencida con la fuerza aún mayor del amor había predicado en una misa en agosto de 2005 en la localidad polaca de Lodz, celebrada en memoria de los deportados por los nazis. La fuerza del amor Dos versiones sobre el guía El pasado mes de mayo se despidió, con un discurso emotivo, de sus compañeros de la Academia Francesa