Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL LUNES 6 s 8 s 2007 ABC El turismo es la prueba más visible de la desigualdad del mundo Marc Augé s Profesor de Antropología en la Escuela de Altos Estudios de París Para el investigador francés, lo llamativo es que tras el 11- S los occidentales siguen viajando y disfrutando de su libertad de movimientos. Además, reflexiona sobre cómo a veces el contacto entre el turista y el país de acogida es superficial y muy limitado POR MANUEL LUCENA GIRALDO MADRID. Marc Augé, nacido en Poitiers en 1935 y eminente estudioso de los tránsitos entre culturas y la antropología del turismo, acuñó el concepto de sobremodernidad para calificar el efecto combinado de una aceleración de la historia, de una retracción del espacio planetario y de una individualización de los destinos. Entre los efectos de la sobremodernidad se cuentan la extensión del turismo global y la aparición de los no lugares aquellos espacios dedicados a facilitar la circulación y el consumo, como aeropuertos, autopistas, supermercados y cadenas hoteleras. Me parece una estupidez la idea de que la multiplicación de los contactos con el exterior es una amenaza contra la identidad, algo que escucho con frecuencia afirma Augé, para quien las crisis de identidad individuales y colectivas son permanentes. No hay identidad sin la presencia de los otros. No hay identidad sin alteridad subraya. Con el gran éxodo vacacional en marcha, recibe a ABC, en cuyo suplemento cultural ABCD las Artes y las Letras colabora, para conversar sobre los viajes y el turismo del presente y del futuro. de color local en su presentación) la televisión y la idea estereotipada del paisaje ideal, con arenas blancas y palmeras ondulantes. multiplicación de los contactos con el exterior es una amenaza contra la identidad, algo que escucho con frecuencia. -En vista del incremento de tu- lona el coloquio Turismo XXL dedicado a reflexionar sobre las políticas turísticas y su sostenibilidad. En su transcurso el arquitecto holandés Rem Koolhaas habló de una última etapa de la globalización, marcada por la democracia del hedonismo en la cual el turismo representaría un elemento clave. ¿Democracia del hedonismo? Es una bonita expresión. Para mí significaría que quienes no tienen el mismo acceso al consumo que los demás (en Francia, por ejemplo, hay mucha gente, preferentemente los jóvenes, que no salen jamás de vacaciones) y sueñan con hacerlo lo logren. No hay que olvidar que en Occidente el derecho al placer y el derecho al consumo son concebidos como una conquista democrática. -En efecto, pero estas son tantas y nos llegan con tanta velocidad que saturan la imaginación. En mi libro La guerra de los sueños he sugerido que corremos el riesgo de que las imágenes sustituyan a los mitos y las obras creativas se conviertan en meros objetos de consumo, de modo que el imaginario individual y los sueños acaben por desaparecer. Debido a la fuerza de este proceso a nivel global, me parece una estupidez la idea de que la -Sobre la realidad se superponen entonces las imágenes que se esperan y previamente se tienen de ella. IDENTIDAD CULTURAL -Es obvio que el turismo es una fuerza globalizadora, pero ¿no fomenta también lo contrario porque el turista busca el color local -Creo que la celebración del localismo está hoy de capa caída, afortunadamente. La televisión ha distribuido sus imágenes por todas partes y cada vez más lo que se relaciona con mostrar lo local es concebido como un espectáculo: un mercado, un pueblo, una calle, una danza folclórica y ya está, llegan en seguida los anuncios o las siguientes imágenes. En realidad, es el color global el que importa, cómo todo se parece a lo que se encuentra en todas partes: el confort o comodidad de las instalaciones, la comida (en su caso con un poco Me parece una estupidez la idea de que la multiplicación de los contactos con el exterior es una amenaza contra la identidad TURISMO -Vivimos un tiempo de ambivalencia del turismo debido al hecho de que todos podemos ser turistas. El turismo es hoy la prueba más visible de la desigualdad del mundo y también refleja alrededor de esas tragedias que ha mencionado relaciones de poder. Por otro lado, el turismo internacional a menudo tiene como destino los países de los cuales los emigrantes intentan marcharse. En general, el contacto de los turistas con el país de acogida es superficial y muy limitado, cuando no directamente evitado. Les proporciona una ilusión de saber, peor que la ignorancia porque facilita actitudes en sus propios países de origen teñidas de desdén y arrogancia. ¿Qué opina del turismo temáti- rismos relacionados con actividades como la pedofilia, la prostitución o el tráfico de drogas, ¿no habría que reconsiderar el fenómeno turístico como siempre positivo y característico del poder blando de las naciones? El turismo internacional a menudo tiene como destino los países de los cuales los emigrantes intentan marcharse PARQUES TEMÁTICOS co, tan en boga, relacionado con la búsqueda de experiencias determinadas, de la ópera a la cocina y la observación de las aves, o del vinculado a parques temáticos tipo Disneylandia? ¿Cree que los atentados del 11- S en Nueva York y los posteriores de Madrid y Londres, dirigidos contra sociedades occidentales abiertas, han traído consigo una retracción del turismo o modificado su naturaleza? -En absoluto. Lo que el 11 de septiembre ha acentuado es la preocupación por la seguridad. Pero lo importante es que los turistas aceptan las largas esperas en los aeropuertos, se han vuelto pacientes pero no han dejado de viajar. Ante el espectáculo de las masas de turistas que se reúnen y visitan los lugares públicos de los países de Europa y América, la única conclusión que se puede tener es que la vitalidad de los occidentales es tenaz y sus ganas de disfrutar de la vida más fuerte que su miedo. En los parques de atracciones desaparece la frontera entre realidad y ficción El oficio de antropólogo Con este título Marc Augé acaba de publicar en la Editorial Gedisa su último libro, una apasionada reflexión y defensa de la vigencia de la antropología y su ejercicio, incluso en tiempos de uniformización como los actuales. Ilustrado sin remilgos y ajeno a un supuesto sentimiento de culpa por ser occidental, busca entre panteones de dioses distintos, griegos y africanos, un nuevo humanismo planetario. Su antropología pretende ser un análisis crítico de los etnocentrismos culturales locales y de la tensión entre sentido social y acción individual. Contra la tiranía identitaria, nos recuerda que existe la decisión de la libertad. Tan viejo- -y tan nuevo- -como el mundo. -Se acaba de celebrar en Barce- -El turismo temático parte de la organización del consumo, tiene en él su razón de ser, y esto puede tener aspectos interesantes. Se inscribe en una gran empresa de puesta en escena del mundo, dividida en parques regionales y en parajes turísticos clasificados, como pueden ser los inscritos como patrimonio de la humanidado, últimamente, los vinculados a las nuevas siete maravillas. El problema de la protección del medio ambiente, comprendido también en la actividad turística, es aceptable, pero corremos el riesgo de transformar el planeta entero en un museo para ser contemplado por masas de turistas ecológicos. Otro riesgo, que se aprecia bien en los parques de atracciones, es el de la abolición de la frontera entre realidad y ficción. La gente está cada vez más metida en el espectáculo, está ya en nuestras cabezas, cuerpos y casas. A ello colabora el diseño, que en los parques juega con constantes de nuestro imaginario, regresa al pa- sado o extrapola el futuro, retorna a lo local o mezcla exotismos, juega con los espectadores. El problema es que nuestro mundo, en tanto que planeta común, carece de una verdadera solidaridad, la sustituimos por medio del diseño con estas formas de la ilusión. -En sus comienzos como antro- -Todos sabemos de la atracción que Europa sigue ejerciendo en los emigrantes que llegan desde África, a menudo arriesgando su vida. Cuando voy allí, siempre soy sensible a la fuerza de sus habitantes, a sus ganas de vivir, que son las mismas. Por otro lado, no se puede olvidar que África es un gran continente, heterogéneo y variado, hay muchas Áfricas En mi caso, francamente, por haber vivido allí, me siento incapaz de tener con ninguno de los países pólogo trabajó y vivió en África. ¿Qué queda del continente que conoció?