Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 6- -8- -2007 ABC Las epidemias amenazan a los damnificados por el monzón en Asia Aguas estancadas y altas temperaturas pueden propiciar diarrea y disentería PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL NUEVA DELHI. El monzón de este año, uno de los peores de las últimas décadas, sigue sin dar tregua al sur de Asia, sobre todo en la India, Bangladesh y Nepal. Mientras las inundaciones provocadas por esta virulenta estación de lluvias se desplazan de norte a sur incrementando el número de damnificados, que asciende ya a 1.400 muertos y más de 26 millones de desplazados, nuevos riesgos amenazan a las regiones por donde ya ha dejado su devastador rastro. Aparte de las riadas que continúan causando el desbordamiento de los ríos, el principal peligro reside ahora en la proliferación de epidemias debido al agua estancada, las altas temperaturas superiores a los 35 grados y a las deficientes condiciones sanitarias e higiénicas. Así lo reconoció ayer a la agencia Reuters el ministro jefe del estado de Assam, Tarun Gogoi, quien advirtió de que estamos realmente preocupados por un brote de epidemias de malaria y encefalitis Situado al este de la India, Assam ha sido, junto a los estados norteños de Uttar Pradesh y Bihar, uno de los más afectados por el monzón. El daño causado por las inundaciones este año ha provocado una enorme pérdida de propiedades y vidas humanas se lamentó Gogoi, quien cifró en tres millones el número de evacuados que han tenido que abandonar sus hogares por la crecida de las aguas en 26 de los 27 distritos de dicho estado. De todos esos damnificados, sólo 200.000 han podido encontrar refugio en los campamentos levantados por el Gobierno, por lo que la mayoría sigue vagando sin comida ni agua potable por unos campos anegados cuyos cultivos han quedado arrasados. Y es que sólo en la India han fallecido ya unas 1.200 personas, entre las que destacan las 39 que perdieron la vida duran- Dos tercios de Bangladesh bajo las aguas Bangladesh es otro de los países más castigados por el monzón que barre al Sureste Asiático. De los 145 millones de habitantes que componen esta atrasada nación, una de las más pobres del mundo, 20 millones han resultado afectados al inundarse 40 de sus 64 distritos, al tiempo que 120 personas han muerto y ocho millones han tenido que ser evacuadas. Ayer mismo, 39 niños fallecían ahogados o mordidos por serpientes y 300.000 damnificados se refugiaban en campamentos o autopistas elevadas. Al estar surcado por 230 ríos, las aguas sepultan cada año un tercio de este país, donde 100.000 viviendas de adobe y chabolas de lata han quedado destruidas. Aldeanos indios de la localidad de Domara en el estado de Uttar Pradesh afectados por las inundaciones se refugian sobre un puente dado sepultadas bajo las aguas. Pero la región que más ha sufrido el monzón ha sido la vecina Bihar, donde 91 personas han muerto y unos once millones de damnificados han huido de sus casas. En este sentido, las riadas han arrastrado o derribado 70.000 viviendas y han anegado 19 de los 36 distritos de este estado, fronterizo con Nepal. Para los que han sobrevivido a la catástrofe, la prioridad consiste en encontrar agua potable y comida en buenas condiciones con el fin de evitar enfermedades como la diarrea o la disentería. Por ese motivo, helicópteros del Ejército se esforzaban ayer en volar a las zonas más devastadas para lanzar alimentos, medicinas y ropa a la población. te las fuertes precipitaciones registradas el sábado por la noche en Uttar Pradesh. En dicho estado próximo a la capital, Nueva Delhi, se han contabilizado unos 125 muertos y 1,4 millones de evacuados, al tiempo que 2.400 localidades han que- El deshielo del Himalaya por el calentamiento global agrava la catástrofe P. M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL NUEVA DELHI. Asia empieza a sufrir ya los efectos del calentamiento global, pues la virulencia del monzón de este año en la India y Bangladesh se ha visto agravada por el deshielo de las nieves del Himalaya, que también ha provocado graves inundaciones en Nepal. Así, 84 personas han muerto y 270.000 han resultado damnificadas por las lluvias en este pequeño reino perdido entre las cumbres del Everest. Precisamente, el deshielo del llamado techo del mundo amenaza a los países vecinos, como reconoció ayer un portavoz del estado hindú de Uttar Pradesh. Casi todos los ríos están por encima de los niveles de peligro, pero lo que nos preocupa es la descarga de gran cantidad de agua del vecino Nepal alertó Shreesh Dubey al hablar de los efectos devastadores que tendrá el monzón si continúa la crecida de los ríos. Las riadas más violentas las ha provocado el Brahmaputra, que recorre 2.906 kilómetros y atraviesa Tíbet, India y Bangladesh antes de desembocar en la Bahía de Bengala. Una de las causas de la espectacular subida de sus aguas es el deshielo del Himalaya, cuyos glaciares se han derretido un 7 por ciento cada año durante las últimas cuatro décadas formando un río y medio centenar de lagos entre las montañas enclavadas al oeste de China.