Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 s 8 s 2007 El nacionalismo no consigue Navarra ESPAÑA 13 Miguel Sanz será investido esta semana presidente de Navarra Puras y Chivite se enfrentan hoy a la ejecutiva que acordó pactar con NaBai G. LÓPEZ ALBA MADRID. El PSOE no quiere más demoras. La presidenta del Parlamento de Navarra, la socialista Elena Torres, celebrará el martes la cuarta ronda de consultas con los portavoces de los grupos parlamentarios para conocer si hay un candidato a la presidencia del gobierno foral. Los socialistas, atendiendo a la decisión definitiva adoptada el viernes por la ejecutiva federal del PSOE, comunicarán su disposición a abstenerse si, como ya ha confirmado, Unión del Pueblo Navarro (UPN) presenta a Miguel Sanz como candidato a la reelección. Antes, los máximos dirigentes del PSN, Fernando Puras y Carlos Chivite, tendrán que enfrentarse, hoy, a la ejecutiva del partido que, con su voto favorable, acordó proponer, por unanimidad, gobernar en coalición con Nafarroa Bai (NaBai) e Izquierda Unida. Chivite y Puras trasladarán a la dirección navarra los argumentos que les fueron expuestos el viernes en Ferraz, en la reunión a la que asistieron también el secretario de Organización, Samuel Caro, y el presidente del partido, Román Felones. Fuentes próximas a estos dirigentes expresaron su confianza en que, a pesar de la decepción e irritación que ha provocado la decisión de la dirección federal, el clima se vaya atemperando aunque tampoco se descarta que haya bajas. En este sentido, el alcalde de Sartaguda, José Ramón Martínez, expulsado del PSN por haber aceptado el apoyo de ANV para su reelección, abogó ayer por la formación de un nuevo partido de corte socialista, según informa Otr press. Este paso sería, a su juicio, lo más sencillo, aunque parezca lo más difícil El PSN vive de sus votos y a día de hoy no nos votaría nadie dijo Martínez, como si aún perteneciera a la federación navarra del PSOE. El controvertido alcalde reclamó al PSN separarse de las directrices de Ferraz para seguir siendo socialistas Si hacen lo mismo que yo, podemos hablar de aquí a cuatro años de cosas totalmente distintas a las de ahora apuntó. Sin embargo, la cabeza visible del sector crítico, José Luis Uriz, ha descartado en sus declaraciones a distintos medios de comunicación la posibilidad de darse de baja del partido o de abanderar una escisión. Su planteamiento pasa más bien por forzar la convocatoria de un congreso extraordinario previa dimisión del actual secretario general, Carlos Chivite, situación que abocaría automáticamente a esa convocatoria, que tampoco quiere Ferraz. Este sector es alentado en la sombra por el anterior secretario general del PSN, Juan José Lizarbe, que en 2004 fue derrotado por Carlos Chivite, aunque por el estrecho margen de un 52,3 por ciento de los votos. Para dar cobertura a Puras y Chivite, centro de las iras de los discrepantes, el número dos del PSOE, José Blanco, se desplazará en septiembre a Navarra para explicar personalmente ante el comité regional del PSN las razones por las que se ha optado por dejar gobernar en minoría a UPN a pesar de la disposición de NaBai de dar la presidencia foral al can- Edurne Uriarte Catedrática de Ciencia Política de la UPV CUITAS NAVARRAS uentan del Partido Socialista francés que, a medida que avanzaba la campaña de las presidenciales y la candidata decía y hacía lo que le venía en gana, algunos socialistas le preguntaron a un atribulado Hollande si no le parecía que había una divergencia entre la posición de la candidata y la del primer secretario. ¿Posición? ¿Qué posición? Ella todavía no tiene una posición contestó un irritado Hollande, al borde de perder su tradicional flema. Algo parecido deben de decirse los socialistas navarros, quizá los vascos y también unos cuantos más del resto de España cuando les preguntan por la posición de Zapatero. ¿Posición? ¿Qué posición? Hasta hace unas semanas, justamente hasta que naufragara la negociación con ETA, a los socialistas navarros les dijeron desde la ejecutiva federal que la posición era el pacto con NaBai. De hecho, llevaban muchos meses en esa posición. Pactaban con NaBai allí donde era posible y preparaban el acuerdo autonómico. Y explicaban como podían que Navarra nada tenía que ver con la negociación con ETA. Que era completamente falso lo que contaban sobre el particular. Y que las acusaciones de UPN eran intolerables puesto que el pacto con NaBai era una maledicencia de la derecha. Perdieron las elecciones, quedaron en tercer lugar, pero desde la ejecutiva nacional les ratificaron la posición, el pacto con NaBai. Y en esas estaban, tan atribulados como Hollande con la posición de Ségolène Royal, explicando una cosa y su contraria. Los navarros quieren que los perdedores lideremos el cambio, NaBai renuncia a la integración en Euskal- Herria, y si ETA ha exigido Navarra, a nosotros no nos consta. Pero llegó el fin del proceso de paz Y he aquí que la posición cambió, con lo que les había costado justificarla. Que lo explique Zapatero, exigió Puras, más desesperado que Hollande. Zapatero ha declinado en Blanco. Después de sus logros en el fin de ETA y la resolución de los conflictos autonómicos, se ha hecho un pequeño lío con la posición. Agradece a Blanco y al resto del PSOE que se la adivinen y la expliquen de paso a los socialistas navarros. C Miguel Sanz, en una reciente comparecencia EFE Blanco hará de escudo El alcalde de Sartaguda, expulsado por pactar con ANV, llama a los críticos a fundar otro partido El número dos del PSOE, José Blanco, explicará la decisión al comité regional del PSN, en septiembre Instigan la escisión didato socialista, Fernando Puras. UPN, que tampoco quiere dilatar más la interinidad de su gobierno en funciones, ultimará hoy los términos de su acuerdo con CDN, el partido de Juan Cruz Alli, que repetirá coalición con el partido de Sanz, según informa Begoña López. Ambas formaciones suman 24 de los 50 escaños del Parlamento foral, por lo que, en términos numéricos, bastaría con la abstención o ausencia de dos diputados socialistas. Quintana avisa de que la Xunta bordea la línea roja con Madrid ABC SANTIAGO. El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Anxo Quintana (BNG) reconoció ayer que los resultados de las negociaciones con el Gobierno para el traspaso de competencias son escasos por lo que advirtió de que las relaciones entre el ejecutivo autonómico y el central empiezan a tocar línea roja En una entrevista con Europa Press, Quintana recordó que tanto el presidente del Gobierno como Jordi Sevilla, ex ministro de Administraciones Públicas, se comprometieron a transferir siete competencias antes de acabar el verano, pero sólo se han concretado dos: la del centro educativo Juan de Lángara, de Ferrol, y la facultad para que Galicia pueda expedir títulos de gestor administrativo. En octubre, como máximo, tenemos que tener estas competencias y una nueva relación bilateral con el Estado apuntó. De no ser así, dijo que sería tremendo porque el PSOE bloquearía la posibilidad de que Galicia pueda desarrollar el actual Estatuto tras el fracaso de la reforma estatutaria por culpa del PP A este respecto, expresó su disposición a restablecer las negociaciones siempre y cuando el PP no la bloquee Opinó, no obstante, que el PP no cambiará de estrategia hasta que se hayan celebrado las próximas elecciones generales.