Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5- -8- -2007 El Quebramar vence la Copa del Rey de Vela más disputada de los últimos años El Bribón fue excluido del podio de la Copa Breitling por un error de los jueces 103 Parrilla de salida Primer fila: 1. L Hamilton (GBR McLaren) 1: 19.781. 2. N. Heidfeld (Ale. BMW) 1: 20.259. Segunda fila: 3. K. Raikkonen (Fin. Ferrari) 1: 20.410. 4. N. Rosberg (Ale. Williams) 1: 20.632 Tercera fila: 5. R. Schumacher (Ale. Toyota) 1: 20.714. 6. F. Alonso (McLaren) 1: 19.674. Cuarta fila: 7. R. Kubica (Pol. BMW) 1: 20.816. 8. G. Fisichella (Ita. Renault) 1: 21.079 Quinta fila: 9. J. Trulli (Ita. Toyota) 1: 21.206. 10. M. Webber (Aus. Red Bull) 1: 21.256. Sexta fila: 11. D. Coulthard (GBR Red Bull) 1: 20.718. 12. H. Kovalainen (Fin. 1: 20.779. Séptima fila: 13. A. Wurz (Aus. Williams) 1: 20.865. 14. F. Massa (Bra. Ferrari) 1: 21.021. El asturiano acusa a Hamilton de no obedecer una orden de equipo Señala a su compañero como causante de la controversia, y a McLaren de preferir que el piloto británico ocupara la pole J. M. CORTIZAS BUDAPEST. En caliente, serpientes por la boca. Más sereno, imagen de quien está cargado de razones y no tiene nada de lo que defenderse. Fernando Alonso navegó entre opuestos estados de ánimo tras saberse autor de la pole en Hungría, que horas después le quitaría la FIA. Informado de cómo parecía habérselo tomado el equipo, el piloto se desmelenó. Hay que contextualizar la situación, pero resulta evidente que habló su subconsciente. Ante las cámaras de Telecinco se desarrolló este diálogo. terse en fango alguno. Después, en la rueda de prensa oficial del equipo, de la que se ausentó Hamilton mientras Dennis acaparó los primeros catorce minutos, mostró su rictus más jocoso al tiempo que saboreaba una manzana. Y de nuevo repitió su versión de los hechos en un aparte con la Prensa española. Es larga, pero cristalina: Tenía que hacer yo una vuelta más de quemar gasolina. Salí segundo al pit- lane y me dijeron que lo pasase (a Hamilton) nada más arrancar la crono 3. Llegué a la primera curva y no pude pasar; llegué a la segunda y tampoco; llegué a la tercera, etc. Y nada. Pregunté al equipo qué pasaba. Me dijeron que esperase, que se lo estaban diciendo. Seguí preguntando y dijeron que se lo estaban diciendo, que Ron (Dennis) y todo el mundo se lo estaba diciendo. No pasó nada y a partir de ahí la crono queda un poco desorganizada Sobre el atasco producido, comentó que sí, veía a mi compañero detrás, pero en el coche no tengo un crono, por tanto pensé que había tiempo de sobra. Me estaban aguantando ahí, me estaban contado cinco, cuatro, tres y tal y estás ahí esperando hasta que sales. Nada más salir, en la primera curva me dijeron tira todo lo que puedas porque te van a sobrar dos o tres segundos. Ahí me di cuenta de que habían fallado en algún cálculo, tanto para mí, que casi no cruzo la meta, como para mi compañero El español prosiguió su diálogo con los periodistas en un tono ya más distendido. -No, pero es la imagen que quedó. Que si Ron tiró los cascos, que si fue con Fabrizio, que si Ron no sé qué, que si fue a por mí también. Yo no tenía nada en contra de él. Iba a tener una vuelta más de gasolina y no la tuve, pero bueno, al final hice la pole. Mira qué problema tuve yo hoy. Pero la imagen que ha quedado del equipo ha sido de descontrol, de rabia. Manda narices. ¿Está realmente enrabietado el equipo? pondiendo a esta pregunta del segundo stop cuando estoy supercontento de haber conseguido la pole y todavía no se lo he contado a nadie. to de privilegio para la arrancada, en un circuito en el que es vital no tener a nadie delante con el semáforo verde. La mecha acababa de consumirse. Lo que sucedió a continuación careció de desperdicio. Ron Dennis, cuyos dos pilotos habían logrado el doblete de la primera fila, tiró con rabia los cascos y buscó con vehemencia a Fabrizio Borra, el fisioterapeuta de Alonso, que casi se desmaya al ver tan cerca y en disposición bélica al que firma sus cheques. Ambos llegaron a paso ligero al parque cerrado, donde Alonso festejó su momentánea pole como si de una victoria se tratara. El patrón le dirigió unas palabras al campeón, quien ni se inmutó. El saludo con Hamilton fue polar. Y para que la fiesta fuera total, la FIA, que se apunta a un bombardeo, tomó cartas en el asunto y citó a todo hijo de vecino, es decir, a Dennis, ambos pilotos y Dave Ryan como team manager de la escudería. Se revisaron las imágenes y las comunicaciones por radio en busca de vaya usted a saber qué. En principio el veredicto fue: nada que rascar. Luego, vaya usted a saber por qué, la decisión se cambió. Para entonces, dos partes, el español y el equipo, habían acercado sus puntos de vista mientras el enojado británico hacía circular su malestar proclamando un ataque de victimismo. Ahora, Hamilton debe de ser el hombre más feliz de la tierra. Su maniobra, que no gustó ni al mismísimo Ron Dennis, su patrón, le ha permitido conseguir en los despachos lo que no supo ganarse en la pista. Es la guerra. -Nunca soy consciente del tiempo que queda. Me fío completamente de los ingenieros. Al ir fuera de control toda la crono, supongo que habrán hecho algún cálculo mal. ¿Era consciente del tiempo que quedaba? ¿Por qué el equipo McLarenMercedes parece un funeral cuando sus dos pilotos están en la primera fila de la parrilla? -Porque he hecho primero yo. ¿Así de duro? -Así de duro. ¿Seguro? -Seguro. ¿El equipo prefería la pole de tu compañero? -Sin ninguna duda. Antes había hablado ya ante medios internacionales sin me- -No, me la llevaba yo. Se lo dijeron a Hamilton y no hizo caso. Fue el único problema que tuvo el equipo. El enfado de Ron, el enfado del equipo, todo viene al no haber aceptado una orden que se le repitió varias veces en la primera vuelta. El equipo hizo lo que debía para que yo tuviera esa vuelta, sólo que por otra razón no la pude tener. Hablar de esto y que el equipo esté enrabietado haciendo primero y segundo es algo totalmente surrealista. Desde que me bajé del coche llevo res- ¿Temía que la vuelta extra fuera para su compañero? -Él sabrá. Hemos tenido una reunión cuando acabó la crono, los jefes, los ingenieros y los pilotos. Le han preguntado por qué lo había hecho, por qué no me había dejado pasar si se lo habían dicho cinco o seis veces. Él dice que pensaba que igual Kimi también le adelantaba. No sé qué problema había ahí porque yo luego dejé pasar a Kimi. Una vez que ya no vas a hacer la vuelta extra da igual que te adelante uno que diez. Fue una decisión que él tomó en un momento. ¿Hamilton ha pecado de inexperiencia o de ambición? -Dennis se ha referido a su relación como la de un matrimonio que necesita afianzarse. -No creo que sea un ejemplo muy bueno. Ron Dennis: Hay una enorme presión El patrón de McLaren salió en defensa de Alonso al hacer coincidir su versión con la del español, no sin antes reconocer que Fabrizio- -el fisio del campeón- -calmó a Fernando mientras yo lo hacía con Lewis. Es difícil gestionar a dos pilotos tan competitivos. Hay una enorme presión Dennis asumió que el proceso de la calificación se vio trastocado porque Lewis salió primero cuando estaba previsto que lo hiciera Alonso. Fernando ha esperado la cuenta atrás que le marcaban y se ha producido el error Hamilton: Espero que me den una explicación Para Hamilton, el trago del lío de ayer fue lo suficientemente amargo como para minimizar sus encuentros mediáticos, pero en los que, de todas formas, no dio su brazo a torcer: Espero una explicación del equipo porque vi que a mi compañero ya le habían cambiado las cuatro ruedas y retirado los calentadores, y llegué incluso a meter la primera velocidad antes de ver que no arrancaba y volver a colocar el punto muerto Ni una palabra del presunto tirón de orejas que recibió de sus jefes. Tras la clasificiación, Dennis y Alonso apenas se miraron AP