Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Karen Mulder La modelo fue la invitada vip de la fiesta más divertida que Ibiza ha tenido este verano, organizada por Friday s Proyect, a la que asistió Puff Daddy, ex de Jennifer López El Nilo Azul Javier Reverte nos embarca en una travesía por el Nilo Azul, que nace en las montañas etíopes de Cojam y se une al Nilo Blanco en Jartum, para formar el Gran Nilo Sara Baras La bailaora más popular y cotizada del momento se ha convertido también en la figura estelar del Festival del Cante de Las Minas con su espectáculo Sabores 83 -Fue espantoso, porque perdió el sesenta por ciento de sangre. Se derraman muchas lágrimas cuando sufren percances tan graves. Mi instinto es protegerlo, pero sé que su afición es desmedida. Fíjese, cuando se levantó de la cama del hospital por primera vez, lleno de cables y tubos, agarró una toalla y dibujó un lance. Y me dijo: ¡Paloma, qué grande es ser torero! Luego, cuando reaparecen, el público quiere verlos al mismo nivel. Y no hay que olvidar que los toreros también son humanos. -Uno de los trances más duros fue su gravísima cornada en León. ¿Cómo lo recuerda? -A Enrique le gusta que lo acompañe, porque le da tranquilidad. Además, si sucede algo, estás cerca, porque si no el tiempo en la carretera es angustioso. Lo que ocurre es que Enrique, que ha toreado durante diez años cien corridas, hace numerosos desplazamientos y yo, por mis obligaciones profesionales, no puedo ir siempre con él. Pero cuando torea en sitios de máxima responsabilidad, como Madrid, Sevilla, Bilbao y Valencia, lo acompaño, porque sé que necesita mucho apoyo, ánimo y cariño. Arancha del Sol es la máxima admiradora de Finito de Córdoba y acude a la plaza siempre que sus obligaciones se lo permiten -Enrique es muy responsable en todo lo que hace en la vida y entiende que la mayor responsabilidad es tener un hijo. Le gustaría dedicarle tiempo y educarlo. Él siempre ha pensado que le gustaría estar retirado a la hora de ser padre. RAFAEL CARMONA Arancha del Sol Sufro y disfruto en el tendido R. P. rancha del Sol vivía con tranquilidad relativa la arriesgada profesión de su marido. Pero desde el pasado junio sus pulsaciones se han acelerado: Finito de Córdoba sufrió su primera cornada como matador después de 1.200 toros estoqueados. Gracias a Dios, Juan nos tenía muy bien acostumbrados, y eso hace que bajes la guardia y te relajes. Se había llevado alguna voltereta, pero ninguna herida por asta de toro Son pocas las mujeres que tienen la valentía de acudir a la plaza mientras su pareja se la juega. Entre ellas: Blanca Martínez de Irujo, novia de Francisco Rivera Ordóñez, o María José Campanario, la esposa de Jesulín de Ubrique. Y la presentadora y actriz Arancha del Sol. He ido muchas veces a ver a mi marido a la plaza, porque es un torero que transmite seguridad; no es de los de ¡ay! Paso miedo y sufro, aunque también disfruto con su prodigioso toreo explica. La tarde sangrienta del 22 de junio Arancha no estaba en los tendidos de Alicante. Se enteró de la -El tatuaje de las cornadas le recordará aún más la tragedia. -Claro que sí. Aunque intente borrar esos terribles momentos, no lo consigo: son indelebles. ¿Compensan tantas horas de dolor y espera el matrimonio con un torero? ¿Cuántas veces ha soñado la retirada de su marido? -Nunca lo he ocultado: me encantaría que se retirara. ¿A qué mujer de torero no le gustaría? Lo que pasa es que yo respeto mucho su profesión y dejo en sus manos y su corazón esa decisión tan importante. Me haría inmensamente feliz. -No, porque es una decisión suya, pero él conoce mi deseo y el de toda nuestra familia. -Por supuesto, porque estoy profundamente enamorada de él y soy consciente de que es feliz con su profesión. Yo me casaría con Enrique las veces que él me lo pidiera. ¿Se lo ha pedido? -Usted, hija del gran Victoriano Valencia, ya conocía lo que es tener un torero en la familia. -Pero de niña no lo viví, porque mi padre se casó con cuarenta años, mi madre se quedó embarazada y entonces él se retiró. -Tal vez un hijo le haría a su mari- -Obviamente, la distancia es dura, pero fue así desde que nos conocimos, pues en esa etapa yo estudiaba en Boston. Sin embargo, desde el principio supimos que nuestra relación iba a funcionar siempre. Somos muy cómplices y tenemos mucha confianza el uno en el otro. Siento profunda admiración por él, y no sólo como profesional. -Fuera de lo normal. Es único, lo más increíble y auténtico que he conocido. Continúa siendo la misma persona pura y transparente que aquel niño enamorado de un sueño, hecho ya realidad. Me siento una gran privilegiada por compartir mi vida con una persona de su talla humana. Es un torero de época, pero cuando se retire yo seguiré teniendo el privilegio de vivir con ese ser maravilloso que es Enrique Ponce Martínez. ¿Existe alguna pócima secreta para mantener viva la llama del amor con tanta distancia? A ¿Y cómo es él? do frenar el número de paseíllos. Enrique es muy responsable y siempre ha pensado que le gustaría estar retirado a la hora de ser padre tragedia por boca de su propio marido: Mami, que estoy en la enfermería con estos fenómenos (los médicos) todo está bien Sus palabras serenaron a su mujer: Como lo noté animado y quitando hierro al asunto, enseguida me tranquilicé Arancha del Sol tuvo el coraje de presenciar su reaparición en Lucena: Él quería que estuviese y la verdad es que me alegré de ir, porque hizo un auténtico faenón e indultó un toro. Su cara transmitía felicidad Por esa alegría que irradia su Juan cuando llega a casa después de cuajar un toro, Arancha no se atreve a pedirle que se retire. Además- -añade la guapa actriz- yo también sé lo que es disfrutar de tu profesión y las satisfacciones que provoca Eso sí, confiesa que desde la cogida estoy dándole más vueltas y pienso que ya no le queda mucho Sabe de las dificultades del toreo y conoce de cerca los sentimientos de un torero: A veces viene eufórico, pero otras está bajo de ánimo. Y yo le digo que lo importante es que estemos hablando, mientras pienso una menos Para ella, el mayor triunfo no es la puerta grande, sino que Juan Serrano salga por su propio pie de la plaza. Cuando no asiste a la barrera, Arancha trata de ocupar a tope el tiempo: Intento estar entretenida, porque mi cabeza es mi peor enemigo La pequeña Lucía, de cinco años, es su principal distracción y su debilidad. Como para su marido: Para él su hija es el centro de su vida, porque es muy niñero y se ocupa al máximo de ella. Cuando estaba embarazada, todo el mundo decía: A ver si viene el torero Pero a Juan no le gustaría nada que un hijo suyo se dedicase a esto. Él quería una niña que lo mimara. Y ahora no le importaría tener otra Sabedora de las admiradoras que tiene, asegura que se siente muy orgullosa de ello y que tiene plena confianza en él Quizá- -comenta- -porque es algo que yo he vivido en mi profesión. Sé que hay admiración hacia la gente que sale en la tele, hacia los que se visten de luces. Es tan varonil Arancha del Sol no titubea al decir que el mejor paseíllo de su vida fue mi boda con Juan fruto de la cual surgió la mejor faena Lucía, el sol que ilumina a Finito de Córdoba cada vez que se viste de luces.