Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 s 8 s 2007 En portada s El mercado de alquiler no termina de arrancar en España ECONOMÍAyNEGOCIOS 39 El precio ha subido ya hasta los 7,20 euros por metro cuadrado El precio medio de la vivienda en alquiler se situó en 7,20 euros por metro cuadrado y mes en 2006, un 0,6 más que en 2005, según los datos de la primera Estadística de la Vivienda en Alquiler en España Las comunidades con el arrendamiento más caro fueron Madrid (11,38 euros m 2) País Vasco (9,92 euros m 2) y Navarra (7,95 euros m 2) mientras que Galicia (3,29 euros m 2) y Extremadura (3,91 euros m 2) fueron las más baratas. Por provincias, los precios más elevados correspondieron a los pisos de Madrid, con 8,11 euros por metro cuadrado; Navarra, 6,82 euros; Guipúzcoa 6,16 euros; Barcelona y Santa Cruz de Tenerife, 6,05 euros, y Zaragoza, 6,01 euros. Con el alquiler más barato por metro cuadrado figuraron Palencia, con 2,45 euros, Córdoba, 2,49 euros y Lugo, 2,52 euros. PRECIOS POR PROVINCIAS DE LA VIVIENDA EN ALQUILER En euros m 2 Frente a la opción pública, la de este consorcio privado que por un pagoúnicoquepuedeoscilar desde 100 hasta 600 euros, el jurídico, arbitraje en caso de conflicto y un seguro que cubre el impago de la renta. El arbitraje privado ha servido para reducir a la mitad los plazos en caso de conflicto, con la posibilidad de obtener un laudo o sentencia firme en menos de 25 días. El inconveniente es que los laudos sólo se ejecutan por orden judicial dicen, razón por la que los responsables del PFAG reclaman juzgados específicos dearbitraje que se encarguen de llevar esas sentencias a la práctica. Pese a la tozudez de las cifras, el Gobierno prefiere ver el lado positivo de este asunto, asegurando que algo esta cambiando en el mercado de alquiler. El dato que lo explica, según el Ministerio es la renovación del parque de viviendas. Las cifras que maneja el Observatorio del Alquiler señalan que de todo el parque de alquiler existente en España, el 41 del total ha salido al mercado en el último año. El 39 del total lleva alquilando su vivienda desde hace uno a tres año y el 20 restante más de tres años. Respecto a las garantías que exigen los propietarios para alquilar, el arbitraje gana adeptos día a día. Los que ya conocen ésta fórmula, optan por ella en un porcentaje del 65,6 Le siguen la fianza, a la que se recurre en el 58,6 de los casos, y la petición de la nómina, con el 41,7 El aval es exigido por el 26,7 y cuentan con un seguro de impago de la renta el 6,6 Elobjetivoesperderelmiedoa alquilar. La realidad, aún es otra. Renovación del sector Menos de 3 euros Entre 3 y 4 Entre 4 y 5 Entre 5 y 6 Entre 6 y 7 Más de 7 euros (Viene de la página 36) jas del arbitraje. Mientras un desahucio puede tardar de media, en torno a un año en resolverse por la vía judicial, con el arbitraje puede reducirse a 23 días. Además, el laudo arbitral tiene la misma eficacia que una sentencia judicial firme. Con idéntica finalidad nació una iniciativa privada el padado mes de octubre, por parte del sector de la intermediación inmobiliaria: el Programa de Fomento de Alquiler Garantizado. Este programa, impulsa- do por la Asociación Empresarial de Gestión Inmobiliaria (AEGI) la Asociación Europea de Arbitraje de Derecho y Equidad (AEADE) y Seguros Das, pretende fomentar el alquiler en España, partiendo de la base de que el parque de viviendas en arrendamiento en nuestro país es notablemente inferior a la media europea. Según los creadores de este programa, el hecho de que haya además tres millones de viviendas vacías en España refleja el enorme potencial del mercado del alquiler, que, debido a la ausencia de garantías, sigue siendo, sin embargo, demasiado escaso en opinión del socio director de Acción Legal, José Juan Muñoz de Campos. Para solucionar este problema, el PFAG pretende dotar a los propietarios de suficientes garantías para que saquen sus inmuebles al mercado del alquiler. Los mecanismos son el arbitraje de AEADE en caso de un conflicto, los servicios jurídicos de Acción Legal y los seguros de impago de la renta de Das, y se comercializa en algunas de las redes de agencias inmobiliarias como Look Find, Alfa Inmobiliaria o Best House. En sus tres primeros meses de vida, el PFAG firmó 18.000 contratos, un 44 más que la cifra prevista inicialmente. Según datos de los partícipes en el programa, desde que se empezó a comercializar este producto, la tasa de conflictividad entre inquilinos y propietarios descendió del 2 al 0,2 de media. La buena acogida por parte del sector se debe a que el PFAG ha llegado en un momento de ralentización del mercado de la compraventa de viviendas, en el que el alquiler se presenta como una opción muy rentable explica José Juan Muñoz. Fernando González Urbaneja EL TRUCULENTO MUNDO DEL ALQUILER a estadística dice que el mercado de alquiler de vivienda anda en España acercándose a los dos millones (un 11 del total de hogares) y que las viviendas vacías rondan los 3,4 que si entraran en el mercado modificarían sustancialmente el perímetro del alquiler y del conjunto del mercado. Ambas cifras destacan como máximas y extremas respecto a las de cualquier otro país. Pero son dudosas según van acreditando algunos estudios de campo con carácter mucho más micro y de detalle que el censo de viviendas. Quizá no sean tantas las viviendas vacías ni tan pocas las viviendas en alquiler. El mercado inmobiliario es muy complejo, son mu- ABC L Es evidente que el mercado de alquiler en España es estrecho, conspira contra la movilidad y empuja a las familias a la adquisición de vivienda chos mercados diferenciados que responden a distintos estímulos y circunstancias. En cualquier caso lo evidente es que el mercado de alquiler en España es estrecho, conspira contra la movilidad y empuja a las familias a la adquisición de vivienda con efectos secundarios no del todo favorables. Las razones de esa situación son complejas y vienen de muy atrás, por tanto no es posible que se produzca un cambio en un corto período de tiempo ni es sencillo acertar con las medidas adecuadas para estimular y desarrollar ese mercado. Muchos años de descontrol de los alquileres han generado una desconfianza instintiva de los propietarios hacia el alquiler. La liberalización que vino de la mano del decreto Boyer en 1985, luego fue recortada por el siguiente Gobierno, lo cual acentuó la desconfianza de los propietarios, inseguridad jurídica e inestabilidad regulatoria, que son un caldo de cultivo que desanima la inversión y la confianza. El otro factor clave para la disuasión del alquiler radica en la falta de eficacia y de diligencia en los desahucios, que introduce dosis adicionales de inseguridad y riesgo para los arrendadores. Promover un mercado de alquiler contra éstos es ridículo y está llamado al fracaso. Y pretender hacerlo mediante iniciativas públicas (incluida esa agencia estatal de alquileres) es como echar un caldero de agua en el río. El innecesario Ministerio de Vivienda (lo que hay que hacer no requiere de un ministe- rio) dispone ahora de más fuerza política por la presencia de Carme Chacón, que cuenta con el apoyo decidido del Presidente, parece que va a tomar medidas con pretensiones en breve, medidas electorales, que no por ello tienen que ser erróneas o demagógicas. Para hacer lo correcto se requiere oportunidad y voluntad y la inminencia electoral supone coartada y estímulo para hacer lo debido. Sospecho que el Gobierno será generoso en los subsidios, propenso a crear mercados protegidos y privilegiados, (para jóvenes, para pobres... y quizá suene la flauta y se le ocurran algunas medidas de fondo, de las eficaces y trascendentes. Por ejemplo las que afectan a la seguridad jurídica, a la confianza. El momento es propicio, solo hace falta iluminación y buen consejo: escuchar a las personas adecuadas.