Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL DOMINGO 5 s 8 s 2007 ABC Ha habido que aprender que no hay un mundo de buenos y malos Otto Schily s Ex ministro alemán de Interior, ex abogado de la Fracción del Ejército Rojo, cofundador de los Verdes Defendió a terroristas en los años 70, y vitoreó en las calles a Ho Chi Minh y a Jomeini. Su paso por las responsabilidades de gobierno bajo la militancia socialista ha producido en Otto Schily una metamorfosis intelectual muy reveladora POR RAMIRO VILLAPADIERNA BERLÍN sen impedido ganar. El 68 ayudó, relativizó algunas cosas y se pasó a minusvalorar otras, pero tampoco en el cambio educativo fue todo malo. Mire, a mí me habían hecho diestro a golpes... -Usted entenderá mejor que una nueva generación rechace a la suya. -Claro que la juventud puede recrear movimientos así, pero habría que contemplar la experiencia y desarrollar sus propias ideas. Creo que lo que subyace a la organización Attac son ideas caducadas relacionadas con aquello. Créame, con el pensamiento marxista no se puede entrar en el mundo moderno. ¿Porqué no? Fue una figura importante entonces, pero la cuestión carece de relieve y él mismo se reiría. ¿Apoya dedicarle una calle berlinesa a Dutschke? -No me siento del 68, claro que me influyeron políticamente los sucesos políticos en Berlín, pero nunca pertenecí a ninguna organización. Claro que conozco esa época bien, tuve en ella muchos amigos, el propio líder Rudi Dutschke. ¿Se siente aún un sesentaochista? -Hubo una revuelta impresionante por su muerte pero no me atrevo a establecer relaciones causales con la deriva terrorista, aunque hubo factores influyentes: uno de los grupos se llamó 2 de Junio recordando la fecha de aquella muerte. -Fue un fenómeno de la desilusion, que condujo a que ahora se sea más cuidadoso en los juicios, pues se acaba en un conflicto consigo mismo. Se ha entendido que no existen sólo los buenos y los malos, que hay que diferenciar. Y el que la izquierda se apoyase en regímenes que parecían socialistas, que hicieramos estupideces como ir con retratos de Ho Chi Minh o de Pol Pot, que celebráramos la caída del Shá y la vuelta de Jomeini, aquello resultó una farsa; así hasta que comprendimos que hay que hallar mejoras para nuestro modelo, pero uniendo el concepto de comunidad con el de libertad y democracia y nunca basarse en modelos poco democráticos o militarizados. -A 40 años de la muerte del estudiante que desató el 67 berlinés ¿pensó que la rebelión estudiantil llevaría hasta la RAF? El ex ministro federal de Interior Otto Schily -Como abogado en los 70 de Baader y Meinhof tuvo usted tratos con terroristas. 30 años después ¿recomienda dialogar, negociar o perseguir? hay que ganar en el campo de las ideas. Los grandes partidos tienen que estar unidos en esto y todos tendrían que resistirse a la tentacion de sacar de ello capital político. ABC -Habermas lo llamó un tiempo opaco. dremos que adaptar la constitución. -Hoy se lamenta la pérdida de nivel educativo, de respeto en las instituciones, de falta de autoridad, seguridad, cortesía o sentido del trabajo. ¿Paradójico que se reclamen valores burgueses? -Yo me he criado en un ambiente burgués donde se respetaban las maneras. Pero la ruptura cultural del 68 la veo positiva, aunque éxitos como la liberación sexual se hayan llevado a extremos. Mire, Sarkozy se ha metido con el 68 pero Cohn- Bendit le ha dicho que sus líos privados, antes, le hubie- -Hay que decir primero que el movimiento político del 68 fracasó completamente, hasta el punto de que se formaron grupos terroristas con consecuencias terribles, pero provocó un repentino cambio cultural que tuvo una influencia positiva para la historia de la federación. El 68 ha estado más dispuesto a aprender, por ejemplo del peligro de la militancia aventurera, que otros. ¿Ha hecho su autocrítica el 68 como exigía a sus padres? -Entré en estos temas por mi ocupación como abogado y sí, terminé asumiendo la defensa de terroristas, casos que fueron muy difíciles. Sé que es discutido en España y usted sabe que soy amigo del PSOE y de Zapatero, pero también mucho de Mayor Oreja con quien trabajé estrechamente. Mi consejo sobre todo es no dejarse dividir nunca: es el principal interés de ETA. Creo que ante la violencia contra el Estado, éste debe defenderse con énfasis. También que se requiere una apertura de ideas porque, además de policialmente, ¿Cuándo puede agraciarse a un ex terrorista? -Como antiguo defensor todo lo que digo es malentendido. En un estado de derecho siempre puede haber la posibilidad de un indulto, pero el Estado tiene que atender primero a su seguridad y en caso de duda denegarlo. El que concede el indulto debe tener también en cuenta cómo ve su delito el que lo cometió y cómo lo ven los demás. -Pienso que los dos ministros estan de acuerdo en casi todo, aparte del empleo del ejército, sabemos que tenemos que tener un nivel alto de alerta y previsión. ¿Discrepan Justicia e Interior sobre antiterrorismo? -Hay controversia sobre las nuevas obligaciones militares de Alemania. -A parte de la fecha no puedo relacionarlo, pues ETA es una simple organización de delincuentes, es mero y condenable terrorismo, sin ninguna idea ni derecho político. No soy partidario de la independencia del País Vasco. Si cada particularidad cultural se separara, Europa se colapsaría. Fue la misma idea estúpida de Hitler de hacer confluir cultura, política y economía. Europa siempre ha sido un trenzado raro de relaciones culturales y es un error terrible el pensar que cada una requiere un estado propio. -Junto a otras guerrillas urbanas, de aquella inicial rebeldía, nació incluso ETA. Que la izquierda en los 60 se apoyase en regímenes como el de Pol Pot resultó una farsa Si cada particularidad cultural se separara, Europa se colapsaría. Fue la misma idea estúpida de Hitler: hacer confluir cultura y política -Hay controversia sobre el control de la comunicación por internet por el problema de constitucionalidad, pero estoy de acuerdo con el ministro de Interior en que hoy las comunicaciones se hacen por internet y seguramente ten- ¿Puede espiarse por internet los ordenadores de la gente? -Tenemos un problema de gente violenta en la extrema derecha como en la extrema izquierda y hay que tener en cuenta a los dos, pero lo más peligroso es el islamista que va en aumento. Tiene otro carácter e importancia, porque es más internacional y no está organizado jerárquicamente, además hay grupos espontáneos. ¿Se usan más fondos contra grupos ultraderechistas que contra izquierdistas, mientras la policía ve el mayor peligro en los islamistas? -A Interior y al servicio secreto se les reprocha un estilo Guantánamo de azuzar el miedo para limitar las libertades. -Eso son tonterías. Necesitamos un buen servicio de información tanto dentro como fuera, y lo hacen bien. Aunque todo estado de derecho requiere de un marco legal algunos miedos que salen a debate son incorrectos. -Los alemanes se cargaron de culpa en el siglo pasado y somos reservados respecto a despliegues militares. La primera vez que nos decidimos fue en las misiones de paz de los Balcanes y fue una decisión difícil, pero la comunidad internacional debe impedir crímenes contra la humanidad. Respecto a un despliegue interior por cuestiones de terrorismo es diferente, hay que tener mucho cuidado pues no se trata de una guerra civil sino de tareas policiales; así que estoy contra el deseo de nuestro socios de coalición de cambiar el artículo 87 pues terrorismo y guerra son dos situaciones a tratar de modo diferente.