Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5- -8- -2007 El Senado de EE. UU. aprueba el plan de George W. Bush sobre escuchas secretas 29 La UE y EE. UU. prohiben la carne de cerdo británica Washington y Tokio ya mantenían restricciones por el mal de las vacas locas LAURA VILLENA SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. Desde Bruselas, la Comisión Europea se mostró satisfecha con las medidas que han tomado las autoridades británicas y anunció que el próximo lunes se adoptarán las medidas de urgencia previstas en la normativa comunitaria aunque, según confirmó a ABC la portavoz comunitaria Christiane Hohman, se tratará de la mera formalización de las medidas adoptadas por el Reino Unido. Además, la portavoz anunció que los expertos veterinarios de la UE mantendrán un encuentro con sus homólogos británicos para evaluar la situación, aunque se descarta casi por completo la adopción de nuevas medidas. Así, el portavoz de Sanidad, Philip Tod, afirmó que el lunes se prohibirá formalmente la exportación de animales vivos de todo el Reino Unido, excepto Irlanda del Norte, y de los productos cárnicos y lácteos de las zonas afectadas por el brote de fiebre aftosa, en el condado de Surrey, donde se establecerá, además, un perímetro de seguridad alrededor de la zona afectada. Aunque la Comisión considera innecesario tomar medidas adicionales, cualquier país tiene potestad para adoptar medidas de emergencia hasta el lunes, según la normativa de la UE añadió Tod, que confirmó que continúan realizándose pruebas en el laboratorio de Referencia de Pirbright para determinar la variedad exacta del virus. Estados Unidos, Francia y Japón anunciaron por su parte la imposición de restricciones a la importación de carne procedente del Reino Unido. Washington y Tokio ya mantenían una prohibición sobre la importación de carne de vacuno debido a la epidemia de las vacas locas a la que ahora se le añade la importación de carne de cerdo y animales vivos, que han resultado ser los principales afectados por la fiebre aftosa. Prohibición norteamericana zanja cavada en la granja de Guildford donde se ha detectado el brote de fiebre aftosa REUTERS Según los especialistas, la celeridad es fundamental para cortar de raíz toda posible epidemia El Gobierno establece una zona de vigilancia de 10 kilómetros en torno a la granja donde apareció el foco Las autoridades prohiben el movimiento de ganado vacuno, cerdos y ovejas en todo el Reino Unido aftosa por todas partes dijo Pennington. Los británicos tienen muy presentes las dantescas imágenes del 2001. En ese momento el gobierno tardó 72 horas en imponer una prohibición total del movimiento y muchos granjeros se mostraron reacios a aceptar esta decision. La crisis duró un año y produjo un impacto devastador en el campo y en la lucrativa industria turística, que sufrió una abrupta caída del número de visitantes. Las imágenes de masivas hogueras medievales de vacas recorrieron el mundo. La crisis empezó en febrero de ese año en un matadero en Brentwood, Essex, sureste de Inglaterra. La Comisión Europea prohibió inmediatamente la importación de leche, carne y animales británicos hasta que se controlara la enfermedad. Los 300 cerdos del matadero fueron sacrificados, pero la enfermedad se había diseminado al resto del país. Unos 30 países resultaron afectados por la epidemia. En el Reino Unido unos dos mil animales fueron diagnosticados con la enfermedad. Para evitar el contagio y recuperar lenta- mente la confianza pública se produjeron esas escenas medievales de las grandes hogueras televisadas que evocaban imágenes de la peste negra. Muchos granjeros terminaron en bancarrota. Un organismo oficial británico, la Countryside Agency calcula que las pérdidas de la industria turística fueron de alrededor de 3.000 millones de euros. Estas zonas rurales son un lugar popular para hacer caminatas durante las vacaciones. Con la crisis y para evitar una diseminación Impacto político del virus, muchos caminos estaban cerrados al tránsito público. El impacto político se hizo sentir. Se pospuso la fecha de las elecciones y llovieron las críticas al gobierno de Tony Blair. El ministro de Agricultura Nick Brown fue una de las primeras cabezas en rodar, pero el mismo Tony Blair fue acusado de haber cedido a las presiones de los granjeros que no querían que se vacunara a sus animales porque no los podrían exportar. Una comisión sobre la epidemia, presidida por el profesor Iain Anderson, criticó los planes de contingencia del gobierno y el hecho de que no se hubiera llamado antes al ejército a las zonas afectadas. A pesar de la crisis, Tony Blair ganó cómodamente las elecciones de ese año. Pero las cosas hoy no lucen tan cómodas para un laborismo que sufre el desgaste de 10 años de go- bierno y el desastre de Irak. Está claro por la celeridad de la respuesta oficial que el actual primer ministro Gordon Brown, que era titular de Finanzas durante la epidemia, no ha olvidado la lección. Para Gordon Brown se trata de la tercera emergencia desde que asumió como primer ministro a fines de junio. Con apenas un par de días en el puesto debió enfrentar dos frustrados atentados terroristas que pusieron al país en estado de máximo alerta. Hace dos semanas, amplias zonas del país resultaron inundadas después que las peores lluvias en mucho tiempo convirtieran al Reino Unido en un Macondo anglosajón. ABC. es Vídeo sobre el brote de fiebre aftosa en el Reino Unido en abc. es internacional