Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 s 8 s 2007 ESPAÑA 25 Un colapso histórico obliga a abrir, por primera vez, dos peajes en la AP- 7 Colas de 75 kilómetros en Tarragona ponen a prueba la paciencia de miles de conductores MARÍA JOSÉ FRANCO BARCELONA. Del ferrocarril a la carretera y de ésta a aquél, el caos circulatorio en Cataluña parece no tener fin. A una noche aciaga en el servicio de cercanías de Renfe en Barcelona le siguió una mañana de desbarajuste en la autopista AP- 7. Retenciones acordeónicas de hasta 75 kilómetros, entre Avinyonet del Penedés (Barcelona) y Tarragona, en dirección sur, obligaron a abrir los peajes de El Vendrell y el de la capital tarraconense. El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) y la concesionaria Acesa tomaron esta medida excepcional a las 13.45 para descongestionar la circulación, algo que no se logró puesto que cuatro horas después la vía arrastraba aún 30 kilómetros de colas entre ambos peajes. Las barreras se habían abierto alguna vez por accidentes o cuestiones climatológicas, pero no debido a colapsos. Según Acesa, la apertura sólo fue intermitente y selectiva. Este hecho redobló la indignación de muchos conductores que, además de soportar las colas, tuvieron que pagar en el segundo peaje lo que no habían desembolsado en el primero. Tráfico atribuyó la situación a una concentración de vehículos superior a la prevista, ya que el viernes sólo abandonaron Barcelona y su entorno 191.000 de los 450.000 previstos. A ello se unió la importante circulación procedente de otros países europeos, que ayudó a colapsar el corredor mediterráneo, la AP- 7 y la A- 2, que conecta el sur de Francia con la costa española, según dijo a Europa Press Josep Pérez Moya, director del SCT. La carretera que conecta Francia con la aduana gerundense de La Junquera sufrió también importantes colas en dirección a España. Pérez Moya indicó que las obras previstas por Acesa para ampliar los carriles a tres entre El Vendrell a Salou a partir de septiembre mejorarán la situación de colapso en un momento de salida masiva Acesa fue un poco más allá en la búsqueda de explicaciones: la coincidencia del fin de semana, la salida de agosto y los problemas de movilidad ferroviaria en el área de Barcelona fueron los causantes. El viernes por la noche, la avería de un tren de cercanías, que obligó a desalojar a 400 pa- Un inmigrante puso sobre la pista del asesino de la niña de Tenerife ERENA CALVO CE CASTRO SANTA CRUZ. Fue un todoterreno azul de la marca Dodge el que condujo a los investigadores hasta el cuerpo sin vida de Fernanda Fabiola Urzúa, la joven chilena desaparecida en el sur de Tenerife el jueves de la pasada semana. Y fue un inmigrante quien llevó a los investigadores hasta el todoterreno, tipo pick- up, propiedad de Héctor Fabio Franco Giraldo, el colombiano de 28 años que secuestró y golpeó a Fernanda con una piedra hasta dejarla primero semi inconsciente; y finalmente, matarla. El testigo, según ha podido saber ABC de fuentes cercanas a la investigación del caso, es un joven de nacionalidad extranjera que reside en el sur de la isla y que no dudó en aportar su versión a los agentes de la Guardia Civil. Había visto el vehículo en la pista de Don Virgilio a última hora de la tarde del jueves, cuando Fernanda se dirigía desde El Fraile hacia su casa en Costa del Silencio, en el municipio de Arona. El todoterreno no era el único coche al que seguían la pista; otros testigos hablaban de un Mercedes negro. Sin embargo, dieron muy pronto con el Dodge, en El Fraile, aparcado en la calle, y poco más tarde localizaron a Héctor Fabio Franco, en la prisión de Tenerife II desde la noche del viernes acusado de dar muerte a Fernanda Urzúa. A pesar de los primeros indicios, el informe médico- forense confirmaba que no llegó a violarla. Sin embargo, el colombiano sí que habría confesado ante el juez su deseo de mantener relaciones sexuales con la menor de quince años. En su declaración, negó que la hubiera golpeado con una piedra; dando la versión de que la había agarrado por el cuello y que la niña se desmayó. El pasado jueves 26 de julio la joven de origen chileno no tenía dinero para regresar a su vivienda en guagua y tomó la vía más corta, una pista de tierra, a pesar de que sus padres le habían recomendado que no lo hiciera. A falta de trescientos metros para llegar a su casa, el vehículo azul marino se detuvo junto a Fernanda. El cuerpo de Fernanda apareció tapado con piedras y matorrales justo una semana después de su desaparición. Tras la autopsia, será finalmente enterrada mañana. Peaje de la AP- 7 en El Vendrell (Tarragona) ayer con las barreras alzadas sajeros por las vías tras permanecer dos horas encerrados en el convoy, comportó problemas que acabaron afectando a más de 24.000 pasajeros de un total de 90 trenes, 40 de ellos de larga y media distancia. El tren se dirigía a Sant Vicenç de Calders y se averió sobre las siete de la tarde entre las estación barcelonesa de Sants y la de Bellvitge, en L Hospitalet. Los mecánicos creyeron que era mejor que regresara a Sants. De camino, sobre las ocho, volvió a pararse. Veinte minutos después logró arrancar y llegó a 400 metros de Sants, pero quedó encallado en el cambio de agujas. Bombe- EFE Circulación europea ros y mossos evacuaron a los pasajeros por las vías, y los servicios sanitarios tuvieron que atender a varias personas por crisis de ansiedad. Los bomberos que se dirigían al punto donde el tren se paró la primera vez- -avisados no por Renfe, sino por el Centro de Emergencias de Cataluña, alertado a su vez por algunos pasajeros- tardaron una hora en localizarlo porque las indicaciones de la compañía fueron muy inconcretas según un portavoz del cuerpo. Cuando lograron llegar, el acceso a la vía era difícil y no pudieron rescatar a los viajeros. El caos derivado de esta incidencia se prolongó hasta la medianoche, y ayer por la mañana se recuperó la normalidad. Miguel Ángel Remacha, director de cercanías de Barcelona, anunció una investigación y pidió disculpas. Pero eso ya no parece suficiente. El presidente del PPC, Daniel Sirera, manifestó que ha llegado la hora de que, después de tantos y tantos fallos, alguien, en este caso la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, asuma su responsabilidad y cese IU- ICV y ERC exigen que Magdalena Álvarez y el presidente de ADIF, Antonio González, comparezcan en el Congreso lo antes posible. De persistir el caos, la siguiente petición sería de responsabilidades políticas. Responsabilidades políticas Sin retorno