Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 5- -8- -2007 ABC El fuego de Canarias y las críticas, dentro y fuera de la unidad, cuestionan la eficacia de la UME Admiten que el problema de competencias autonómicas merma su efectividad PALOMA CERVILLA ERENA CALVO MADRID LAS PALMAS. El incendio que ha asolado las islas capitalinas de Gran Canaria y Tenerife ha sido la primera gran prueba de fuego a la que ha tenido que enfrentarse la Unidad Militar de Emergencias (UME) creada por Rodríguez Zapatero en octubre de 2005 para hacer frente a grandes catástrofes, y donde realmente se han puesto de manifiesto sus carencias y sus problemas competenciales dentro de la estructura autonómica. Con tan sólo el 45 por ciento de sus efectivos, 1.760 militares (en Canarias han actuado 400) frente a los 4.310 previstos, y con las dificultades de poder engarzar un cuerpo militar dentro de la actividad propia de unidades civiles como los Bomberos y Protección Civil, en lo que se refiere a la cadena de mando y a su actuación, esta unidad empieza a generar críticas internas dentro de los efectivos que, sobre el terreno, han experimentado la realidad de la situación. El primer problema, ya advertido por algunas Comunidades como País Vasco y Cataluña, es la posible invasión de competencias por parte de la UME. Ello se refiere al mando al que se tienen que someter los militares, si es autonómico o estatal, y en qué momento se produce la intervención y a petición de quién. El protocolo de actuación recoge que, mientras que el siniestro no sea declarado emergencia nacional, el mando es autonómico; en el otro supuesto, la autoridad es estatal. La petición de actuación la realiza el Gobierno autonómico a Interior y éste, a su vez, al de Defensa, que envía el destacamento. Un grupo de efectivos de la UME, en una de las zonas afectadas por los incendios en Tenerife Primera actuación El siniestro que ha asolado Gran Canaria y Tenerife ha sido la primera gran intervención de la Unidad Militar de Emergencias, aunque un grupo de militares de esta unidad se envió al incendio de Cerro Muriano en Córdoba. A las Islas se enviaron el día 28 un total de 70 efectivos procedentes de la base de Morón, que se unieron a los 80 del destacamento de Gando en Las Palmas. Las grandes proporciones del incendió obligaron el día 1 a enviar 50 militares más del batallón de Zaragoza y 100 procedentes de Valencia. UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIA Dotación Efectivos Aviones contraincendios Helicópteros Vehículos Embarcaciones ligeras 4.310 10 19+ de 1.000 68 Tarde y mal Algunos de sus integrantes creen que la unidad puede sufrir una fuga de efectivos al defraudar sus expectativas En el caso de Canarias, fuentes de las UME que han participado en la extinción del incendio de las islas, consultadas por ABC en distintos puntos de actuación del dispositivo, aseguraron que nos han llamado tarde y mal. No ha habido reflejos y nos podían haber avisado antes En este sentido, subrayan que ello puede ser fruto del embrollo competencial que reduce la efectividad de la UME. Consecuencia de esta demora entre que se produce el siniestro y llegan los efectivos de la UME es que cuando van a actuar ya no se puede hacer prácticamente nada por la magnitud de la catástrofe Aunque estos militares tienen que ponerse a disposición de la autoridad autonómica, las órdenes la reciben directamente del mando natural, el jefe de la unidad según señalan fuentes de la Unidad. Edificios Torrejón Morón Gando Bétera Zaragoza San Andrés de Rabaneda INVERSIÓN Esta escala autonómica de mandos y el protocolo que marca el momento de su intervención real amplía demasiado el tiempo que transcurre entre el inicio del siniestro y la llegada 14 13 5 14 13 16 Más de 500 mill. de euros de los militares. Otro de los problemas que se ha puesto de manifiesto en esta primera intervención es la lógica falta de experiencia de un colectivo que ha tenido que reciclarse y, des- pués de haber recibido una formación estrictamente militar, ha tenido que iniciarse en tareas propias de Protección Civil. Fuentes del sector de la lucha contraincendios admiten que a los militares de esta unidad se les nota que tienen ganas y buenos medios, pero les falta mucha experiencia. Ha nacido de la noche a la mañana, y quizás habrían necesitado más tiempo de entrenamiento, realizando incluso prácticas conjuntas con otros Cuerpos de intervención en este ámbito La tercera consecuencia de esta primera intervención, y que ya se venía detectando en el seno de la unidad, es que hay gente que empieza a percibir que no es oro todo lo que reluce y comienzan a estar defraudados en sus expectativas profesionales según apuntan fuentes militares. Ello puede provocar una desbandada importante en los próximos meses, porque algunos militares creían que iba a ser una uni-