Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MADRID SÁBADO 4 s 8 s 2007 ABC Detienen a un marroquí, acusado del crimen de un toxicómano en Rivas ABC MADRID. Caso cerrado. Agentes de la Guardia Civil han detenido a un hombre de origen marroquí al que se le imputa el homicidio de un varón, cuyo cadáver fue hallado a las siete de la mañana en una calle de Rivas Vaciamadrid el pasado 17 de mayo. El arrestado denunció el robo de su coche, en el que fue visto junto a la víctima la misma noche de su muerte, según informaron ayer fuentes del Instituto Armado. El cuerpo sin vida del hombre fue encontrado en la calle José Hierro de dicha localidad e, inmediatamente, el Grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía constató que la víctima presentaba varias heridas provocadas por un arma blanca. El hombre no llevaba ningún tipo de identificación y fue mediante el cotejo de las huellas dactilares como los agentes averiguaron su identidad: argelino, de 37 años. Por su parte, la autopsia reveló que el fallecido era un consumidor habitual de estupefacientes, lo que hizo que los agentes centraran sus investigaciones en los ambientes frecuentados por toxicómanos, indicaron las mismas fuentes de la Benemérita. La Guardia Civil averiguó que la noche de su muerte, la víctima fue vista en compañía de otra persona, de origen magrebí, un personaje muy conocido en los ambientes marginales del municipio y en la Cañada Real Galiana de la capital, un poblado ilegal conocido por el tráfico de drogas. A partir de esos momentos, todas las investigaciones se centraron en este individuo, quien intentó deshacerse del vehículo en el que fue visto junto a la víctima y hasta llegó a denunciar su robo en la comisaría. Intentos que resultarían infructuosos con el fin de no dejar ninguna prueba. Con los datos recabados y las sospechas, la Guardia Civil detuvo el pasado 31 de julio a Y. M. de 42 años, residente en Madrid, y con antecedentes penales, por su presunta implicación en el homicidio. En el registro domiciliario, los agentes recogieron vestigios que han sido enviados al laboratorio de Criminalística para su análisis. El detenido, que cuenta con antecedentes, fue puesto a disposición judicial y posteriormente ingresó en prisión. La avioneta siniestrada en Villanueva había pasado todas las inspecciones El piloto no comunicó ninguna incidencia, afirma Aero Madrid, titular del aparato M. J. ÁLVAREZ MADRID. ¿Qué pudo pasar? Ésa es la pregunta, un día después del trágico accidente ocurrido en Villanueva de la Cañada en el que perdieron la vida un instructor de vuelo y su alumno, de 22 y 36 años de edad, ambos españoles. Como ya informó ABC, los hechos se produjeron pasadas las 21 horas en una pista forestal que une la citada localidad con el municipio de Quijorna. Por circunstancias que se desconocen, el aparato se estrelló contra la base de un talud de cinco metros de altura cuando se dirigía a la base de Cuatro Vientos, de la que había despegado poco antes. Se da la circunstancia de que el piloto no comunicó ninguna incidencia por radio. Así lo indicó ayer Aero Madrid, la empresa propietaria de la avioneta, quien aseguró, además, que había pasado todas las inspecciones periódicas reglamentarias y tenía toda su documentación en regla. Igual sucedía con el profesor, que estaba en posesión de todas las licencias necesarias y en nómina en la empresa. ¿Fallo mecánico o humano? Testigos presenciales indicaron que el aeroplano realizó extrañas maniobras instantes antes de chocar contra el desnivel del terreno, de escasa altura, y caer, prácticamente en picado. Si el aparato se averió no encaja el hecho de que el instructor no alertase por radio a la base ni a la Escuela de Vuelo a la que Ambientes marginales Extrañas maniobras El aparato, de Aero Madrid, se estrelló contra un talud en una pista forestal COMUNIDAD La nave tenía que haber regresado a la base de Cuatro Vientos a las ocho y media de la tarde El piloto, de 22 años, tenía la formación adecuada y estaba en nómina en la Escuela de Vuelo Un anciano de 79 años muere ahogado en el pantano de San Juan M. J. Á. MADRID. Acudió con su esposa a pasar un día tranquilo y fresco en el pantano de San Juan, en el municipio de San Martín de Valdeiglesias. Tenía 79 años y solía frecuentar el lugar para bañarse. Antes de comer se fue a dar un paseo. Fue la última vez que le vio su mujer. Ésta, inquieta por la tardanza, avisó al 112 a las tres de la tarde. Hasta el lugar acudieron los Bomberos de la Comunidad de Madrid, quienes iniciaron su búsqueda a bordo de lanchas. No consiguieron localizarle. Su mujer indicó que no le había visto introducirse en el agua, pero que suponía que se habría dado un baño, explicaron desde Emergencias Madrid. Al final, los efectivos del Cuerpo de Bomberos pidieron la ayuda de un helicóptero. Y, tres horas después lo encontraron. Su cuerpo estaba sumergido a unos 15 metros de la orilla y unos 2,5 de profundidad. Una vez que rescataron al anciano, certificaron su muerte. Además, una mujer de unos 65 años está muy grave en el hospital Puerta de Hierro tras casi perecer ahogada en una piscina privada de Villalba, según las mismas fuentes. Los servicios de emergencias recibieron el aviso entorno a las 15.15 horas, y cuando se personaron en la piscina de la urbanización Parque Sierra encontraron a la víctima en parada cardiorrespiratoria. Lograron recuperarla después de media hora de reanimación y fue trasladada al centro sanitario. pertenecía y a la que tenía que haber regresado sobre las 20.30 de la noche. La visibilidad era buena, al igual que el terreno, de barbecho. Estas y otras circunstancias están siendo investigadas por la Comisión de Investigación de Aviación Civil y la Guardia Civil, que ayer peinaban el lugar del siniestro en busca de restos y pruebas para poder aclarar lo sucedido. Por otro lado, cabe destacar que la avioneta siniestrada no fue vendida por Air Man a Aero Madrid, como se dijo en un primer momento. La citada entidad nunca ha sido titular del avión siniestrado, un Piper PA 38 Tomahawk, matrícula ECDRL, ni tampoco ha tenido relación comercial alguna con la citada Escuela de Vuelo. Por otro lado, UGT reclamó ayer que la muerte del instructor de vuelo, ocurrida anoche al precipitarse su avioneta en Villanueva de la Cañada cuando daba clases a un hombre que también murió, sea considerado un accidente laboral. Ello elevaría a 88 el número de víctimas en accidente de trabajo en lo que va de año en la región.