Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3 s 8 s 2007 Baloncesto DEPORTES 105 Monedas de cambio Los jugadores debaten en la concentración de la selección la realidad de la NBA y el trato de los equipos en estos días en los que el culebrón sobre Juan Carlos Navarro, quien desestimó ayer una oferta de Memphis, ha competido con el tobillo de Garbajosa JAVIER HERNÁNDEZ SAN FERNANDO (CÁDIZ) La selección disfrutó ayer en la Isla de un descanso matutino entre las sesiones de preparación de cara al Eurobasket. Todos menos Navarro, que esperaba las últimas horas para saber sobre su futuro, si pasaba por seguir el año que viene en el Barcelona o finalmente dar el salto a la NBA. ¿Porqué no esperas un año más? le preguntó ayer un aficionado en el hotel Bahía Sur, donde reposan los golden boys Ésa había sido la tesis defendida por Joan Laporta, presidente del Barcelona, a pocos días del ultimátum (vence hoy) de la directiva azulgrana, a la espera de una decisión definitiva de los Wizards, la franquicia propietaria de los derechos de la estrella azulgrana. Ante la pregunta, concreta, el escolta, que venía de la piscina con Marc Gasol, no dudó un instante: Está todo pensado A última hora de la tarde, Navarro estuvo charlando con su representante. Nada trascendió. Hace cuatro años, la Bomba firmaba un contrato de larga duración. Entonces no pensó en la NBA, pero, por si acaso, el club catalán le puso sobre la mesa una cláusula leonina: 10 millones de euros. Las tornas han cambiado y en el horizonte, con Pau Gasol (que le ha estado ayudando con el teléfono) en los Grizzlies, y la presencia de Sergio Rodríguez (Portland) Garbajosa y Calderón (ambos en los Raptors) en la mejor Liga del mundo, Navarro ha querido intentar la aventura americana. Ayer mismo desestimaba una oferta de los Grizzlies de Gasol, que sólo le ofrecían un año de contrato y un salario insuficiente. Las cosas no son tan fáciles como en el caso de Scola, que hace unas semanas dejaba la elástica del Tau por la de los Rockets. En su caso, los Spurs llegaron a un rápido acuerdo con Houston. Allí, en la NBA, los jugadores somos monedas de cambio dice José Manuel Calderón, que sabe muy bien cómo las gastan allí con los trades entre equipos. Pero lo hace sin ánimo de crítica. Calderón, por cierto, no pudo participar en el entrenamiento debido a una sobrecarga en los isquiotibiales. Puede que influya la suerte, la planificación de los equipos, lo lento que es el mercado en verano o, lo más importante, hasta dónde estén dispuestos a pagar dentro de los topes salariales establecidos, pero para el pobre Navarro, sostiene Pau Gasol, su compañero de habitación y de tantas tardes de gloria, la tensa espera de estos días, pendiente del teléfono, está siendo un calvario Los topes salariales Rudy, Marc Gasol y ¿Carlos Cabezas? los siguientes en la cola por dar el salto Rudy Fernández, escolta del Juventud, ha estado hace unas semanas, coincidiendo con el draft (salió en el puesto 24) entre dos aguas. Al final ha optado por un año de transición en la Peña Después, confirma a ABC, se irá a Portland (vía Phoenix) con Sergio Rodríguez. El caso del pequeño de los Gasol es parecido, aunque su baja posición en el draft (48) no le augura un gran porvenir el año que viene (termina su cesión en el Akasvayu) en una franquicia histórica como los Lakers de Kobe Bryant. A lo mejor me quedo aquí dice, mientras el tercero en discordia, Carlos Cabezas, negocia con Unicaja un nuevo contrato mientras no deja de mirar a los Magic, que, según el base, quieren hacer un equipo bastante europeo Juan Carlos Navarro, en el entrenamiento de ayer OSCAR CHAMORRO El futuro de Kobe y el fichaje de Garnett por los Celtics marcan el mercado en la NBA MIGUEL ÁNGEL BARBERO MADRID. Una vez desentrañada la incógnita del draft ya hay dos realidades claras en la NBA. Que tanto los Blazers como los Sonics reconstruirán sus franquicias en torno a Greg Oden y Kevin Durant, respectivamente. Los primeros mandaron a Nueva York a su mejor hombre, Zach Randolph, a cambio de Steve Francis, al que han preferido pagarle los treinta millones de dólares de su contrato y dejarle en libertad. Eso es confianza en un proyecto, como demuestra la presentación multitudinaria que le realizaron, sin haber anotado todavía un punto como profesional. Ahora que en Seattle tampoco han dejado una ficha quieta. Ya sin Ray Allen (a Boston) y Rashad Lewis (a Orlando) el futuro pasa ineludiblemente por las figuras de la última elección: el propio Durant (número 2) y Jeff Green (5) Habrá que estar muy atentos al noroeste en los próximos meses. Al margen de la apuesta por los nuevos, las caras conocidas tampoco se han quedado quietas este verano, aunque los grandes movimientos estaban más que programados. Así, Grant Hill ha dejado los Magic para fichar por Phoenix, aunque su frágil condición física no parece muy propicia para aguantar el ritmo frenético de los de Arizona. Afortunadamente para los de Florida, su hueco no quedará vacío. Han firmado al reseñado Lewis y, lo que es más importante, han renovado a Juwan Howard. Ésa es, sin duda, su mejor acción. Como la de New Jersey reteniendo a Vince Carter, aunque Miki Moore se les haya escapado a los Kings. También hay que destacar la llegada a Memphis de Marco Milicic, la eterna esperanza blanca que todavía no ha demostrado nada en la liga. Por lo menos es ese pívot grande y poderoso por el que siempre ha suspirado Pau Gasol, aunque su blandura y poco carácter competitivo no le augura mucho porvenir junto al jugador español. Pero el fichaje, por ahora, del verano, es sin duda alguna el de Kevin Garnett por los Boston Celtics, en la que se ha convertido en la operación más espectacular de la NBA en los últimos años: cinco jugadores y dos derechos de selección de la primera ronda en el sorteo universitario para los Timberwolves a cambio del alero. La llegada de Garnett, ex Jugador Más Valioso (MVP) y 10 veces seleccionado al Partido de las Estrellas, le da a los Celtics la gran oportunidad de volver a ser un equipo con aspiraciones al título después de dos décadas. Garnett se unirá al alero Paul Pierce y al escolta Ray Allen para formar un nuevo Big Tree con el que esperan recuperar Los grandes se mueven 116 millones de dólares su condición de equipo favorito, que en sus vitrinas cuenta con 16 títulos, líderes en la historia de la NBA. El flamante fichaje de los Celtics, de 31 años, ha firmado con los Celtics hasta la temporada 2011- 12, por un sueldo total en torno a los 116 millones de dólares. Kevin Garnett es el único jugador, junto con el mítico Larry Bird, que ha logrado en cinco temporadas consecutivas promedios superiores a los 20 puntos, 10 rebotes y cinco asistencias, y está entre los cinco jugadores en la historia de la NBA que alcanzaron los 19.000 tantos, 10.000 rebotes y 4.000 asistencias. Datos- espectáculo aparte, aún queda mucho pastel por repartir. Si se hace caso de los rumores, hay todavía súper estrellas que quieren hacer las maletas. La más sonada sería la marcha de Kobe Bryant de los Lakers, al que pretenden Miami, Charlotte o Chicago.