Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 40 RICOS SOLEMNES VIERNES 3- -8- -2007 ABC Il Cavaliere, un nuevo emperador romano BEATRIZ CORTÁZAR Silvio Berlusconi nero puesto que su padre era un empleado de banca y alguna fragancia del metal debía llevar en sus manos cuando abrazaba a su retoño, que rápidamente aprendió a disfrutar de las excelencias del vil metal. No en vano, siendo apenas un niño, Silvio ya se ganaba sus primeras liras en el colegio vendiendo sus apuntes de las asignaturas a otros estudiantes que pagaban con sus ahorros semanales a cambio de esos resúmenes de clase que con tan buena letra redactaba Berlusconi. Si la infancia fue feliz la adolescencia ya apuntó maneras sobre cómo iba a ser la vida y el futuro, más que prometedor, de un dieciochoañero que se enroló en los cruceros de amor y lujo del Mediterráneo para alegrar las noches de las parejas que embarcaban de luna de miel cantándoles al oído baladas románticas de sello italiano. Animador, cantante y listo como el hambre, el hoy adinerado empresario se sacó su título de licenciado en Derecho y probó fortuna con los ladrillos cuando a los 23 años fundó su primera firma constructora, sentando las bases de lo que sería un sin parar de aciertos en sus negocios. Berlusconi es hoy, según la lista Forbes, uno de los hombres más ricos del mundo. Le sitúan en el puesto 25 con una fortuna que ronda los 12.000 millones de dólares. Por su imperio tampoco se pone el sol. Invirtió en negocios inmobiliarios y de ahí pasó a los medios de comunicación, donde se hizo el hombre más fuerte de Italia. Actualmente es propietario de la sociedad Mediaset, la empresa privada más rica de Italia, que controla el 50 de la audiencia y el 66 de la publicidad, además de tener en España la mayoría accionarial de la cadena Telecinco. El poder de los medios le llevó directamente al poder político, y es que no hay millonario que se resista a los cantos de sirena de la política y sus influencias. Fue en 1994 cuando decidió dar el gran salto al presentarse como alternativa política con su partido Forza Italia y una campaña de lanzamiento digna de las mejores superproducciones. A fin de cuentas, ser el amo y señor de todo un multimedia da suficientes tablas para convertirse en un showman capaz de convencer a la audiencia- electorado con un discurso sin mucho contenido pero directo al corazón de un pueblo que le respaldó de forma sorprendente, aunque luego le dio la espalda tras todos E ste próximo mes de septiembre serán 69 los años que cumpla Silvio Berlusconi. Y es que fue un 29 de septiembre cuando el hoy conocido como Il Cavaliere llegó a este mundo en la ciudad de Milán. Desde bebé conoció el olor del di- los escándalos judiciales que salpicaron su nombre. Más allá del affaire que tuvo, tiene y tendrá en la política, la de Berlusconi es una vida donde los grandes placeres siempre han estado a la vista del mundo. Sus veranos en la Costa Esmeralda donde tiene una de las mejores mansiones, Villa Certosa, son siempre punto de mira de los paparazzi En esa impresionante residencia que ocupa cerca de 50 hectáreas entre bosques, piscinas y hasta un teatro al aire libre, el ex ministro italiano agasaja a sus invitados de lujo como pueden ser los Putin, los Blair o los Aznar, sin ir más lejos. Música italiana para las cenas al aire libre y paseos en su barco de lujo son algunos de los planes a los que recurre en estas fechas. Independientemente de sus problemas con la justicia y de los continuos rumores que lo vinculan a la mafia, a Berlusconi se le ve siempre un hombre feliz. Su sonrisa es permanente, y más desde que decidió arreglar con la ciencia lo que la naturaleza ya empezaba a abandonar. Coqueto en su aspecto físico, no concibe el lema de que la arruga es bella y de ahí que su rostro compita directamente con el cuello de unas camisas que parece estrenar a diario. En Berlusconi se cumplen casi todas las tradiciones que acompañan a los millonarios. Exquisito, extrovertido, caprichoso, coqueto, juerguista, amante del riesgo y gran seductor. Casado en segundas nupcias con la actriz italiana Verónica Lario, los rumores de separación del matrimonio son una constante y tuvieron uno de su momentos más tensos el pasado febrero, cuando Lario le exigió disculpas públicas tras escuchar cómo coqueteaba con dos presentadoras en una gala de televisión. Alejada de los focos y de su marido en casi todos los actos oficiales, la madre de sus tres hijos (los otros dos son de su primer matrimonio) recriminó su comportamiento en una carta abierta enviada a un diario. Cual niño malo que pide perdón con las orejas gachas, Berlusconi se excusó a su manera y calmó la ira de una esposa indignada que no fue más allá una vez conseguido su propósito. Y es que así se las gasta el que ya es considerado un emperador romano del siglo XX, con una vida llena de éxitos y sombras, y con la alargada sombra de la mafia y la ilegalidad acompañando su figura de galán de crucero. Más información: http: www. forbes. com Galán de crucero Imperio mediático Silvio Berlusconi, el millonario que sucumbió a la política, y triunfó REUTERS