Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 40 CULTURA Y ESPECTÁCULOS VIERNES 3- -8- -2007 ABC Tiny Masters of Today JESÚS LILLO uy pocos niños pueden presumir de tener una pandilla en la que figuran David Bowie, los Liars, los Flaming Lips, los Beastie Boys e incluso los dibujos animados de Gorillaz, artistas que han querido apadrinar de forma virtual, desde Myspace, el debut discográfico de los Tiny Masters of Today, diminuta pareja de hermanos que ha descubierto que el punk es más divertido que los perritos y los gatitos que juegan con el arco iris como dicen en referencia al mundo infantil que acaban de dejar atrás para enchufar sus bajos, guitarras y cajas de ritmos a una red, eléctrica, que los conecta a una edad en la que no hay sitio para los peluches. Ivan, de trece años, y Ada, de once, han aprovechado sus vacaciones escolares para abrir, en Londres, la gira de presentación de Bang Bang Boom Cake disco que antes de su publicación ha generado un inédito terremoto entre los afi- Contra la edad del pavo Ivan y Ada, dos hermanos neoyorquinos de trece y once años, revolucionan el mundo del rock alternativo con Bang Bang Boom Cake álbum en el que ofrecen su descarnada y sucia lectura de los géneros más agresivos del pop cionados al rock alternativo y los consumidores de rarezas. Será el sello Mute, especializado desde hace ya treinta años en apuestas musicales de riesgo y poco dado al sensacionalismo mediático, el que el próximo lunes, día 6, edite el disco de debut de los Tiny Masters of Today, que sale a la calle después de que el público agotase, en muy pocos días, la ya cotizada edición británica de sus primeros sencillos. El batería de la Jon Spencer Blues Explosion, Russell Simins- -que en alguna ocasión ha llegado a acompañar a los Tiny Masters of Today en vivo y que asesora a sus discípulos en la composición de las canciones- -ha sido el encargado de producir Bang Bang Boom Cake lo que garantiza la crudeza de un sonido que evita la tradicional dulzura del lenguaje musical dirigido a los niños y apuesta, sin edulcorantes añadidos, por la pureza del rock. Entre los invitados a la primera función discográfica de los hermanos neoyorquinos están Kimya Dawson, de los Moldy Peaches; Fred Schneider, de los veteranos B- 52 s, y Gibby Haynes, de los Butthole Surfers, gente de mucho desorden y desconcierto para hacer madurar a estos pequeños aprendices de héroes del rock. Ivan y Ada no tienen una playstation a mano, y tampoco ven la tele por la noche... Creo que la idea de formar una banda no es más que el resultado de su aburrimiento ha asegurado a la prensa inglesa el padre de los Tiny Masters, aficionado al rock que hace veinte años llegó a tocar la batería en un grupo de aficionados y cuya colección de discos ha servido de viciosa inspiración a sus hijos, a los que acompañará, junto a su esposa, en su gira como si de unas vacaciones familiares se tratara. Ivan y Ada- -los apellidos no se han hecho públicos con la intención de proteger la identidad de estos ídolos de pocos centímetros- -participarán la próxima semana en el Underage Festival londinense, certamen en el que tienen prohibida la entrada los mayores de diecisiete años y en cuyo cartel aparecen, junto a figuras como Jack Peñate, To My Boy o Patrick Wolf, algunas bandas formadas por menores de edad, como Cajun Dance Party. No son los Tiny Masters of Today los únicos representantes del pujante sector infantil del rock, pero sí los más pequeños: entre los dos sólo pesan 54 kilos. Desde los tiempos de los Archies, el pop adulto y los contenidos infantiles no han dejado de rozarse como argumento de divertidos juegos discográficos y pasatiempos para todos los públicos: los Ramones interpretaron la sintonía de Spider Man en la deliciosa antología Saturday Morning Cartoons Tom Waits cantó su manera el Heigh- Ho en un homenaje a las bandas sonoras de la factoría Disney, They Might Be Giants grabaron un disco para que los niños aprendieran a leer, y Devo 0.2 tradujeron al lenuaje infantil las revolucionarias piezas de Devo. Sin embargo, no es habitual que sean los niños los que atraviesen el espejo de Alicia y, en dirección contraria a la de los adultos que quieren quitarse años y pesadillas de encima, se instalen en el mundo real del pop. Los Tiny Masters of Today practican una de rock desaseado y saturado que contrasta con las artificiosas y coloristas melodías que los grupos infantiles- -de Parchís a Menudo, pasando por Rebelde o Enrique y Ana- -han prefabricado para engatusar a los consumidores de fantasías animadas de ayer y hoy. Aunque estén en edad de coleccionar cromos y canciones de los Lunnis, los héroes de Ivan y Ada son los Clash, los White Stripes, Nirvana y la Velvet Underground. Realizadas con una candidez que las aproxima a las más logradas piezas de art- brut, sus canciones exhiben, sin manipulaciones, ese primitivismo rockero que a los mayores de edad tanto les cuesta fingir en el estudio de grabación o sobre las tablas. Los Tiny Toons of Today, no hay más que verlos, son para comérselos, pero este años le han pegado un buen bocado, sucio y venenoso, a la escena del rock alternativo. Más información en: http: tinymasters. net Juegos discográficos M Los dos adolescentes, miembros de Tiny Masters of Today, en una imagen promocional ABC