Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID VIERNES 3 s 8 s 2007 ABC EL PRECIO DE LA FRUTA En euros kilo Producto Ciruela roja Ciruela amarilla Melocotón Melón Sandía Limón Pepino Tomate Pimiento Calabazín Berenjena Precio agricultor 0,38 0,42 0,44 0,36 0,08 0,36 0,22 0,36 0,72 0,47 0,39 Precio Consumidor 2,07 2,50 1,97 1,40 0,72 1,50 1,23 1,39 3,51 1,69 1,53 Diferencia 1,69 2,08 1,52 1,04 0,64 1,14 1,02 1,03 2,79 1,22 1,14 Dif. %444 494 342 286 780 321 465 283 389 259 292 El precio de la fruta es para millonarios Melocotones, ciruelas, melones y sandías fueron repartidos ayer, sin ningún coste, entre todos los ciudadanos que acudieron a un acto reivindicativo organizado por un grupo de agricultores en la plaza del Museo Reina Sofía LETICIA TOSCANO MADRID. El precio de la fruta es para millonarios, no para trabajadores Esta era la opinión de uno de los cientos de madrileños que ayer hicieron cola durante horas en la plaza del Museo Reina Sofía para recibir una bolsa de fruta gratis. La espera y el calor merecieron la pena para todos los que consiguieron ahorrarse unos euros en la compra del día y llegar a casa con el postre gratis. En total, fueron 15.000 kilos de fruta y 1.000 brochetas las que repartieron los miembros de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) entre los madrileños, para denunciar los márgenes abusivos que se generan en el proceso de distribución comercial. Lorenzo Ramos, secretario general de la organización agraria, calificó de barbaridad la situación actual de los agricultores que, además de asumir todos los costes de la producción, reciben una cantidad muy pequeña a cambio de unos productos que salen al mercado final con precios que incrementan el importe inicial hasta en un 700 por ciento. El reparto de ayer fue el cuarto que realiza la organización en Madrid, que comenzó en el año 2003 con esta forma de protesta tan particular y que tanto agradecen los consumidores. Según los organizadores, el objetivo es que la gente se conciencie del problema de los agricultores, que no son los responsables de los altos precios que se pagan en los supermercados, sin causar perjuicios ni molestas. Sin embargo, Ramos no descartó que próximamente la gente se enfade y empiece a tomar medidas más agresivas como vaciar un camión de fruta en mitad de la carretera afectando al tráfico. De momento, y esperando que las administraciones se pronuncien sobre el problema, la fruta no llegó a la carretera y fueron los madrileños los que disfrutaron de los kilos de ciruelas rojas y amarillas, melocotones, melones y sandías que repartió UPA durante la mañana. En esta ocasión, por primera vez, regalaron también brochetas de fruta preparada, muy refrescantes después de las horas de espera al sol. Así, los productores pidieron que los comercios y el sector hostelero ofrezcan a los clientes la fruta de forma atractiva para incentivar el consumo, sobre todo, entre los niños y las personas mayores. Entre las medidas que propone UPA para solucionar la desproporción existente entre los precios en origen y los de venta a público, destaca el doble etiquetado, sistema que ya se implantó en Francia hace varios años. Así, según Ramos, por simple vergüenza no se incrementarían de esa forma los precios. Además, desde la 105 kilos de fruta por madrileño en el último año Cada madrileño consumió en los últimos doce meses aproximadamente unos 105 kilos de fruta, una cantidad superior a la media nacional que se cifra en 94 kilos por persona y año. Según datos proporcionados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Madrid es la cuarta Comunidad Autónoma española en el ranking de ingesta de fruta fresca por detrás de Cantabria y Castilla y León, con 120,3 kilogramos por cada habitante, y Cataluña con un consumo de 117,6 kilos por persona. Analizando únicamente la ingesta de frutas con hueso, son 10 los kilos que cada madrileño consumió durante el último año. No obstante, las frutas que tienen un mayor peso en las cestas de la compra españolas son las manzanas, las peras y los cítricos, que suponen la mitad de los productos de este tipo consumidos. ABC Fuente: UPA Una iniciativa singular Los productores abogan por el doble etiquetado, para que los clientes vean cómo se inflan las cantidades organización agraria se solicitó que se tomen medidas legislativas que eviten el encarecimiento injustificado de los productos, a través de una ley de márgenes comerciales. Estas medidas, que llevan reivindicando varios años, nunca han sido llevadas a cabo desde la Administración, ya que, según indica Ramos, consideran que estamos en un mercado en el que rige la libre competencia. Sin embargo, para el secretario general de UPA, la situación actual obedece a la especulación de unos pocos que están forrándose a costa de los agricultores y los consumidores. Para ejemplificar esta situación, Ramos se refirió al caso de la producción de sandías. Según UPA, las agricultores reciben ocho céntimos por cada kilo de sandías que venden, mientras que éstas se comercializan en el mercado a una media de 78 céntimos. Este importe supone un incremento del 780 por ciento, una cantidad que desde UPA consideran excesiva, sobre todo si se tiene en cuenta que en muchos casos los agricultores ni siquiera pueden cubrir gastos. Desde la organización agraria avisan que las hortalizas se encuentran en la misma coyuntura: un kilo de tomates puede incrementar su precio hasta un 389 por ciento. Muchas sandías Los ciudadanos, conscientes del alto precio de las frutas y verduras, hicieron con gusto la cola para recibir estos productos gratuitamente. Algunos de los que llegaron hasta el camión de reparto intentaron incluso elegir. A mí no me des ciruelas, mejor melocotones pedían algunas señoras ante el estupor de los miembros de la organización agraria que regalaba las piezas. Como si se tratase de un mercado, las frutas más demandadas fueron las sandías, que muchos ciudadanos se llevaron a pulso, sin bolsa, sin carrito y sin ningún método para transportarlas. El motivo para las numerosas peticiones era claro: las sandías tardan menos en estropearse, y son más refrescantes ahora en verano