Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 3- -8- -2007 El Supremo de Venezuela da un nuevo margen de vida al canal RCTV Hugo Chávez, presidente venezolano 27 MINEÁPOLIS 1 km R M i n eá p o li s M isi 35 W sip EE. UU. i. El puente se dobló y cayó al río cerca de las 18.10 hora local Univ ersi ty A ve. Universidad de Minesota -Confirmados 7 muertos- Un total de 30 personas permanecen desaparecidas y se teme que hayan muerto- Hospitalizadas 60 personas- Cayeron al agua al menos 50 vehículos Víctimas: LA CATÁSTROFE DE MINESOTA PERFIL DEL PUENTE El derrumbamiento ha afectado a toda la longitud del puente, unos 581 m puntos en la inspección realizada hace dos años. Con un 5 para la cubierta y un 6 para la subestructura de anclaje. Otro informe elaborado por la Universidad de Minesota en el 2001 no detectó grandes problemas de fatiga de materiales pero aconsejó inspecciones cada seis meses de las zonas sometidas a mayor estrés de un puente cruzado a diario por una media de 200.000 vehículos. Desde la primavera, la estructura originalmente llamada puente de San Antonio estaba siendo repavimentada, con algunos carriles cerrados al tráfico. Las obras, que incluían una nueva barandilla y sistema de iluminación, estaban programadas para terminar en septiembre. En el momento del derrumbe, unos veinte trabajadores de la compañía Progressive Contractors Inc. se encontraban a punto de iniciar su turno de trabajo nocturno. Uno de esos obreros se encontraba ayer en paradero desconocido. La laboriosa pesquisa sobre las causas del colapso que se pueden demorar durante meses corresponde ahora al Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) que ha asignado a estas tareas un equipo de 19 investigadores. Para Catherine Wolfgram Fren- Una pesquisa laboriosa o Características del puente: Un tren de mercancias quedó aplastado Río Misisipi Se vieron como dos estallidos de cemento a los dos lados del puente mientras se escuchaba un estruendo indescriptible y de repente el puente desapareció. Se veían coches volando, cayendo al río. Un autobús escolar se quedó en el borde Lo relata un testigo presencial de la tragedia 129 m 91,7 m 139 m 91,7 m 19,5 m Río Misisipi -Construido en 1967- Puente de arco de acero con estructura en celosía triangular- Inspeccionado en 2005 y 2006- Cuatro carriles de vehículos en cada dirección- Tráfico diario: 200.000 vehículos 129 m INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA REUTERS ch, profesora de ingeniería civil de la Universidad de Minnesota, es muy pronto para determinar una causa ya que estas tragedias pueden suceder por cuestiones como temperatura, construcción o una mezcla de factores Aunque en su opinión, el tipo de puente siniestrado carecía de los refuerzos estructurales deseables en nuevos proyectos. El gobernador de Minesota, Tim Pawlenty, se ha aventurado a calificar lo ocurrido como una catástrofe de históricas proporciones para su estado, que irónicamente no figura entre las jurisdicciones con peor infraestructura pública de Estados Unidos. Tras un breve mensaje de condolencia del presidente Bush y promesas ayuda, el gobierno federal ha entregado cinco millones de dólares como fondo de emergencia para hacer frente a los gastos iniciales de desescombro. Aunque estimaciones parlamentarias se han apresurado a hablar de un necesario presupuesto de reconstrucción por valor de cien millones de dólares. Además de dos años asegurados de obras y monumentales problemas de tráfico. EL MILAGRO DEL AUTOBÚS ESCOLAR La veraniega excursión a un parque acuático de un grupo de niños de entre seis y once años estuvo a punto de multiplicar la tragedia del puente ABC. es Vídeo sobre la tragedia de Minesota en abc. es internacional P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Las primeras imágenes fueron aterradoras. No sólo por el real espectáculo de película catastrófica ofrecido por el puente destruido sobre el río Misisipi, sino por la estampa inconfundible en mitad de toda esa destrucción caótica de un autobús de inconfundible color amarillo, como los utilizados para el transporte escolar por millones de escolares de Estados Unidos. Junto a un trailer seccionado y en llamas, el autobús ocupado por medio centenar de niños entre seis y once años estuvo a punto de multiplicar hasta el absurdo el número de víctimas en la tragedia de Mineápolis. El vehículo había sido contratado por un programa de actividades de verano, organizado para entretener a muchachos en algunas de las barriadas menos favorecidas de la ciudad. La actividad organizada para este miércoles había sido una excursión a un parque acuático situado a las afueras, el Bunker Beach Water Park. Con los niños agotados tras un día de intensa y continua actividad física, el grupo y sus monitores volvían a casa lentamente por el atasco de la hora punta. Todo normal hasta que en torno a las 6: 05 de la tarde, cuando el autobús empezó a cruzar el atascado puente de la carretera interestatal 35 W. Como ha descrito sonoramente Jaime Winegar, uno de los supervivientes del siniestro: Bum, bum, bum y empezamos a caer, caer y caer La peor parte en el siniestro se la llevaron los vehículos más cercanos a la V creada por la ruptura del puente sobre el cauce del caudaloso río. Pero en lo que se ha calificado como un verdadero milagro, el autobús escolar se precipitó veinte metros pero con la Bum, bum, bum buena fortuna de aterrizar con sus cuatro ruedas sobre una sección de la destruida infraestructura. Los ocho monitores, el chofer y espontáneos samaritanos se apresuraron a sacar del autobús a los aterrados niños. Algunos de los pequeños fueron atendidos por cortes o contusiones pero sin requerir hospitalización. Pero finalmente, con ayuda de la Cruz Roja, todos los niños de la excursión fueron devueltos a sus padres. Tony Wagner, responsable de este programa educativo, observó en su casa las primeras informaciones de televisión pero no reparó en el autobús. Cuando fue notificado de lo ocurrido, Wagner se apresuró a acudir al centro Waite House donde había partido la excursión esperando totalmente antes de llegar que me encontraría con una historia de horror Pero el barrio donde residen estos escolares se levantó ayer increíblemente agradecido porque el autobús escolar no haya terminado en las aguas el Misisipi. Con un especial reconocimiento para el monitor Jeremy Hernández. Un joven hispano que resultó instrumental a la hora de sacar a los niños por la trampilla trasera del autobús ya que la puerta principal había quedado obstruida por el fuerte impacto de la caída.