Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2- -8- -2007 MUY PERSONAL 40 81 Enrique Ponce Matador de toros El animal racional sólo existe en Walt Disney POR ANTONIO ASTORGA FOTO: DANIEL G. LÓPEZ nrique Ponce, el schindler de la Tauromaquia- -33 toros indultados- lleva estoqueadas 1.800 corridas. El minotauro de Chiva -así lo esculpió Zabala de la Serna- -atesora 18 años de matador, 16 en lo más alto. Forjado en valor y oro, torero de época, el maestro Ponce habla, y entra en la leyenda del toreo enseñando su prodigiosa técnica, mientras su ángel de la guarda, Paloma brava, mira al hombre y al torero que ama. ¿De qué pasta está hecho? -Para ponerse ante un toro hay que tener mucho valor. Y no se aprende, nace con el torero. Les veo ya con ganas de que lo deje. Si me vieran que voy aperreado a lo mejor no me permitían ni salir de casa. Me planteo la retirada pronta, pero pienso en mi temporada. Y si Dios quiere que sea final feliz. ¿Se olvida de su yo para encarar la lidia? -Hay momentos que sí, en una faena te abandonas y ahí es donde surge la magia. Como decía Belmonte, hay que olvidarse del cuerpo para torear bien. -He toreado 1.800 corridas en mi vida y he tenido la dicha, la fortuna y la clarividencia de poder conectar con el público e indultar un toro y otro y otro... E ¿Late el miedo sobre la arena? -Para el diestro literario Vargas Llosa es usted un torero clásico... -Yo lo tengo, pero no sólo al toro, sino a muchas cosas: a que no salga bien la tarde, a que no te acoples, a que te sientas incomprendido, al viento... -Es un orgullo para la gente del toro que a un genio como él le gusten los toros, disfrute y los enarbole como su bandera. que desbordan mi maleta. Es una ofrenda a Dios y a todas las Vírgenes y Cristos que llevo. Pero no veo la religión como una superstición. No creo que Jesús, la Virgen o Dios te castiguen; Dios no castiga nunca, porque si Dios nos quiere y te ama, ¿cómo te va a castigar? La creencia se lleva en el corazón. -Esa es una frase hecha. Nadie quiere morir, y menos en la plaza. Joselito el Gallo y Juan Belmonte tenían una rivalidad muy grande, y cuando Joselito muere en la plaza, Belmonte espeta: Ahora sí me ha ganado la pelea Luego, Valle- Inclán le dijo a Belmonte que para ser el más grande de todos sólo le faltaba morir en la arena. Y él contestó: Se hará lo que se pueda En aquella época había un romanticismo muy grande. -Lo ves como un colaborador, bueno o malo, que te va a ayudar a triunfar. -En principio llegas con la yerba en la boca y vas mordiendo por ahí, y luego eres el torero a batir: todo el mundo te ataca, se te mira con lupa y ante cualquier resbalón te cortan la cabeza. El momento más difícil es mantenerte en esa situación de figura del toreo para llegar al lugar en el que me encuentro y en donde tu rival eres tú. -No se envidia lo que tienes, sino lo que eres. Se envidia mucho más la felicidad que el dinero. Yo me siento más querido que envidiado. Se me valoran los años que llevo en el toreo. -Es usted un schindler de los toros. Ha indultado a 33 astados. -De reencarnarse en un animal, ¿en quién lo haría? ¿Existe la gloria de morir en la plaza -En toro bravo. Yo prefiero ser toro bravo a becerro de carne, a mimosín. -En torero, porque la grandeza del torero es superior al toro, aunque el toro es el animal que más admiramos los toreros. Pero, claro, es un animal, y yo prefiero ser animal racional a animal irracional. Porque el animal racional sólo existe en Walt Disney, ¿no? que la gente ya también confunde las cosas. -Mis palabras pueden ser cariñosas u ofensivas, según las intenciones del toro. Le dices ¡vamos bonito! ¡ayúdame un poquito! ¡vamos a embestir bonito! ¡vamos los toros buenos! Y el toro te mira queriéndote hablar. Albert Boadella- -del que también tenemos que presumir los aficionados al toro- -ha escrito una obra titulada Controversia entre toro y torero y habla de ese diálogo. Yo estoy seguro de que el toro no es antitaurino porque él sabe que existe gracias a las corridas de toros. -Así se titula el libro que escribe Paco Villaverde como homenaje a la figura de mi abuelo, que quiso ser torero. Yo soy torero por él desde los seis años. Me lo inculcó. Él tiene 94 años, está perfectamente y se lo debo todo. Buscaba en uno de sus nietos realizar su sueño, y conmigo lo ha visto cumplido. ¿Y entre toro bravo y torero? -La religión es muy importante para mí. Cuando toreo monto una capilla, que ahora es una catedral en la habitación del hotel. Tardo una hora por las estampas y vírgenes ¿En qué cree un torero? ¿Qué le susurra a los toros? ¿El rival es el toro? ¿Y Ponce es el torero a batir? -Es usted el nieto de sus sueños de don Leandro. ¿La envidia es un pecado capital en la plaza? ¿Se plantea el final? -Sí. ¿Para que su mujer no sufra? -En estos momentos mi mujer es lo primordial, mi familia. Enrique Ponce, que mañana torea en Huelva, hizo un hueco en su temporada para atender a ABC El toro no es antitaurino; y yo, de reencarnarme en animal, prefiero ser toro bravo a becerro de carne -Es la conjunción de muchas artes. Si uno se pregunta por qué escritores, pintores, músicos... se han inspirado en el toreo la respuesta es que el toreo atesora muchas de esas artes. La música callada del toreo, que dijo Bergamín. O como me confesó el maestro Botero: una corrida de toros se pinta sola. -Póngase la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes- -que merecidamente tiene- -y trace al natural el valor cultural del toreo.