Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA María San Gil regresa a la primera línea política JUEVES 2 s 8 s 2007 ABC Vuelve María Un cáncer de mama la mantuvo alejada de la primera línea de la política desde el pasado 18 de abril y le impidió participar en la campaña electoral s Ahora, María San Gil se ha reincorporado a su trabajo al frente del Partido Popular del País Vasco POR M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Tres meses y medio después de anunciar su retirada temporal de la actividad política para seguir el tratamiento médico con el que afrontar un cáncer de mama, María San Gil reaparecerá hoy para retomar el liderazgo del Partido Popular en el País Vasco. Forjada de un tesón especial, la carismática dirigente popular- -que hizo una campaña espectacular en las últimas autonómicas vascas- -retoma el mando del PP vasco tras unos meses difíciles tanto para ella (por el duro tratamiento al que ha tenido que someterse) como para el partido, que seguramente acusó su marcha inevitable el pasado 18 de abril, a las puertas de la precampaña para las últimas elecciones municipales y forales. Tras los comicios, el PP consiguió repetir su victoria en Álava, aunque perdió la Diputación foral (al no ser apoyado por los socialistas) así como la Alcaldía de Vitoria. El coraje de otras dirigentes del PP vasco, como Regina Otaola, quien ha tomado posesión de la Alcaldía de Lizarza cuando el PNV no se atrevió ni a presentar candidatura en ese municipio por miedo a los proetarras, ha paliado en parte el hueco momentáneo dejado en las filas populares del País Vasco por su presidenta, a la que no se sustituyó, dando por hecho que conseguiría ganar la batalla contra el cáncer y que volvería en un plazo de tiempo razonable. La propia San Gil anunció el pasado 18 de abril que se iba para volver y dejó claro que no aprovecharía la circunstancia de su enfermedad para dejar la primera línea de la política vasca. Y eso a pesar de que llegó a ella casi contra su voluntad, después de que el anterior presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, le rogara que aceptase el cargo. San Gil había logrado concitar en torno a su persona el consenso del que no disfrutaban otros candidatos. Curiosamente, el cáncer persiguió también, en ese caso hasta la muerte, a quien fue propuesta al mismo tiempo que María San Gil como presidenta del PP vasco: Loyola de Palacio. A pesar del respeto y el cariño que los populares vascos sentían hacia quien compaginó su pasión por Europa y por el País Vasco, una parte importante de los populares vascos se empeñó entonces en que su presidente tenía que provenir de las filas del partido en esa Comunidad Autónoma. Así fue como, en torno a María San Gil, se logró el consenso entre quienes pretendían que Carlos Iturgaiz fuera sustituido por un dirigente local y la dirección del partido en Madrid, donde quien en su día fuera presidenta de los populares guipuzcoanos siempre ha sido apreciada. San Gil siente una fuerte vinculación de lealtad hacia José María Aznar y Mayor Oreja. Asimismo, y tras dar muestras diarias de su valía, se encuentra en sintonía con Mariano Rajoy y el actual equipo de Génova, donde la consideran un pilar fundamental de la estrategia popular en el norte A mediados del pasado julio se especuló con que María San Gil reaparecería en el Palacio Euskalduna de Bilbao durante el acto de la Fundación Miguel Ángel Blanco en el que se hizo entrega de su premio anual a José María Aznar. Se lo planteó, pero consideró que era mejor esperar a estar lo suficientemente recuperada como para que su reaparición no fuera temporal, sino definitiva. No obstante, unos días después se la pudo ver en la Iglesia de Las Mercedes, en Las Arenas, en el funeral de la concejal del PP Mercedes Pérez, todavía joven, aunque veterana en la difícil trinchera política de los populares vascos, que falleció víctima de un cáncer de pulmón. La enfermedad de María San Gil se ha integrado en la dura batalla por la supervivencia a la que está acostumbrada, siempre acompañada de guardaespaldas y con la muerte tan al acecho que ha llegado a hablar con naturalidad con su marido y con su madre sobre cómo quiere que se eduque a sus hijos si ella algún día no regresa a casa. Durante la última tregua de ETA, su familia se tomó un respiro, pero la pesadilla no se ha esfumado y el pasado 25 de julio la Policía francesa detuvo cerca de Bayona a un presunto miembro de la organización terrorista, Pablo Aperribay, acusado de recopilar información sobre María San Gil y otros dirigentes del PP vasco. Siempre en el punto de mira Curtida en la batalla por la supervivencia, ya ha hablado con su esposo sobre la educación que quiere para sus hijos si un día no vuelve a casa Tras la marcha de Iturgaiz, fue la única candidata a presidir el PP vasco que logró el consenso en el partido San Gil anunció su retirada temporal el pasado 18 de abril TELEPRESS Decidida a volver El comisario general de Información cifra en un centenar el número de etarras en Francia ABC JAÉN. Alrededor de un centenar de miembros de ETA podrían estar ocultos en Francia. Así lo reveló ayer el comisario general de Información, Miguel Valverde, que precisó que el número dispuesto a cruzar la frontera para atentar no es muy elevado al tiempo que destacó la poca preparación de los etarras en relación a épocas pasadas. Valverde también se refirió al terrorismo islamista y, si bien señaló que las investigaciones no indican que se vaya a producir un atentado inminente, no hay que descartar esta posibilidad. El comisario general de Información participó en el curso Seguridad y crimen organizado y en su intervención hizo especial hincapié en el terrorismo, refiriéndose tanto a la amenaza islamista como a la de ETA. En cuanto a esta última, cifró en un centenar el número de etarras que operan en Francia y que van desde los integrantes de los diferentes aparatos en los que está dividida la estructura a los de los taldes de reserva. Pero en todo caso, matizó, no son muchos los que pueden encontrarse en situación real de atentar. Agregó que la calidad de los etarras ha bajado mucho, tienen muy poca preparación lo que permite afrontar con mayores garantías la lucha contra el terrorismo También quiso destacar que el elevado número de detenciones de las últimas semanas se debe al intenso trabajo que se está desarrollando por todos los implicados en la lucha antiterrorista. La suerte hay que buscarla trabajando. Nosotros no hemos cambiado para nada nuestra forma de trabajo, seguimos trabajando igual que antes, durante y después de la tregua afirmó Valverde, que en todo caso quiso dejar claro que tiene constancia de que, tarde o temprano, ETA acabará cometiendo un gran atentado. Sobre el terrorismo islamista, el comisario general de Información señaló que la mirada de los investigadores se pone ahora en el Magreb a raíz de la adscripción del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate a Al Qaida.