Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 2 s 8 s 2007 ABC AD LIBITUM HUELGA SIN DERECHO NTRE los días 1 y 9 de agosto de 1907- -estamos en pleno centenario- -lord Robert Stephenson Smyth Baden Powell, general del Ejército británico y barón de Gilwell, organizó en Dorset el primer campamento del Movimiento Scout. Alumbró el escultismo con la pretensión de fomentar en los jóvenes la autodisciplina, el compañerismo y el amor a la Naturaleza. Los Scout no fueron bien vistos en el franquismo. Un mucho por lo que significaban de competencia con el Frente de Juventudes y un poco porque fueron acusados de ser una terminal de la masonería internacional. Por eso nos quedamos sin lo más hermoso M. MARTÍN de su contenido, el lema FERRAND que orienta sus actos: Siempre listo Es evidente que muchos de nuestros empleados públicos, lejos de pertenecer al Movimiento Scout, constituyen su antítesis y oponen al siempre listo el más confortable y menos generoso nunca dispuesto Estoy pensando en los maquinistas de los trenes de alta velocidad que, por sí y ante sí, en las líneas que unen Madrid con Toledo y Tarragona, organizaron una huelga ilegal, cobardemente encubierta con bajas por enfermedad, que dejó en el andén, en el momento clave del arranque de las vacaciones, a unos cuantos millares de ciudadanos. En esta ocasión los protagonistas de la huelga sin derecho no reclaman mayores salarios ni mejores condiciones de trabajo. Con la complicidad pasiva de los grandes sindicatos, UGT y CC. OO. que niegan la existencia de huelga alguna, lo que quieren los maquinistas enfermitos es que sus empleadores- -la RENFE- -no organicen más cursos para la formación de otros maquinistas, algo que resulta imprescindible para el funcionamiento de los nuevos trenes de alta velocidad que debieran iniciar su servicio antes de fin de año. Raro sentido sindical es ese en el que, lejos de exigir la capacitación de los trabajadores para su mejor desarrollo personal y laboral, se busca un numerus clausus para que los ya convenientemente formados puedan convertir su situación en privilegio y bicoca. No digo, y sería oportuno hacerlo en el centenario Scout, que un trabajador, ferroviario o de cualquier otra condición, esté siempre listo para cumplir con su obligación y no romper el equilibrio de los servicios públicos; pero convertir su situación en trinchera para que otros no puedan acceder al nivel de formación que, a cargo de la empresa, ellos disfrutan es un caso límite que se convierte en alarmante y grave por la pasividad- ¿complicidad? -sindical que lo acompaña y protege. Un mal modelo para alcanzar las cotas de competitividad que exigen los tiempos y un mercado globalizado. Bien haría el líder de los maquinistas, a la vista de la precaria salud de sus colegas, en organizar una patrulla, que así llaman los boy- scout a sus grupos, y en un fuego de campamento, explicarles la realidad de la vida en los lugares en que, a diferencia con España, los derechos siempre corren parejos con las obligaciones. GENERACIÓN Y, ORTOGRAFÍA Y LOGSE lar en España- -camuflados por la promoción automátiOS desencantos y las ilusiones decoran el tránsito ca de un curso a otro- -son demasiado elevados en relade las generaciones, a veces con más vulgaridad ción al contexto europeo, por no hablar de que una buena que nobleza. Ocurría en La educación sentimenparte del diferencial de la tasa de crecimiento de los Estatal de Flaubert, aunque ya nadie lea estas cosas. Al pasar dos Unidos respecto a la Unión Europea tiene su origen de la generación X a la generación Y, las sociedades avanzaen la educación. das delatan una aceleración casi insostenible, como ocuCuando las generaciones sienten una suficiente homorrió cuando al querer estar todos en vanguardia acabageneidad entre lo recibido y lo propio, entonces se vive en mos ciegamente entregados a lo efímero de las modas. Queépocas cumulativas. No es ese el caso de la generadan adscritos a la generación Y los que nacieron a ción Y, al menos hasta ahora. Ortega prosigue su partir de 1981. La generación X, para entendernos, clasificación refiriéndose a aquellas otras generasería la de sus padres. En el interregno, triunfan ciones que han sentido una profunda heterogeneiinternet y el teléfono móvil. Las altas humaredas dad entre ambos elementos. Así sobrevinieron del 11- S inauguran la agenda histórica de esa geneépocas eliminatorias y polémicas. Quién sabe si ración Y, con Bin Laden y los Simpson como iconos ese será el efecto de la generación Y, más allá de la aunados por la banalidad y la información a chomúsica tecno y de las disfunciones del sistema rro. La Logse predetermina la precariedad de sus educativo. Por el momento, el arribo de una primeaprendizajes. VALENTÍN ra ola de la nueva generación al mundo empresaCon las descripciones generacionales, casi PUIG rial está causando perplejidad en no poca medida. siempre se simplifica y se exagera. No todos los jóLo que sorprende no son los tatuajes sino lo poco que los revenes nacidos a partir de 1981 llevan tatuajes ni ligan por cién llegados saben. Esa deficiencia habrá podido ser suSMS. De todos modos, lo que más tienen en común es que plida en parte por el esfuerzo de los padres invirtiendo con ya padecen los efectos de la Logse. Según Ortega, las variacreces en una mejor preparación de sus hijos- masters ciones de la sensibilidad vital que son decisivas en Histocursos en el extranjero- -pero el bache de la LOGSE no es ria se presentan bajo la forma de generación, un comprofácilmente subsanable. Fallan nociones elementales de ormiso dinámico entre masa e individuo, el gozne sobre el tografía y cálculo. Esa generación Y ilustra mejor que naque la dinámica histórica ejecuta sus movimientos. De la die, y a su pesar, las consecuencias del igualitarismo edugeneración Y se dice que es pasiva ante el conocimiento cativo y la falta de meritocracia en España. procedente del pasado, por vivir inmersa en el ciber- preSalvo los ideólogos anacrónicos de la LOGSE, cualquiesente, en la inmediatez del teléfono móvil. Es reactiva frenra sabe que la solución más plausible se centra en la escuete al deber que se le dicte desde generaciones anteriores. la no estatal pero los de la generación Y ya no están a tiemHay algunos indicios de turbulencia en su comportamienpo. En muchos casos tendrán que aprender a nadar de cualto en los centros educativos. Sienten más fidelidad por la quier manera, lanzados directamente al agua. InicialmenMTV o el junk food que por las lecciones de sus padres. te, se diría que se les enseñó a despreciar la ética del trabaTambién se la denomina generación del Milenio. Han jo y a reclamar como derecho las máximas disponibilidanacido para ponerse a teclear en el ordenador, para vivir des del tiempo libre. Les espera una lección muy dura. Tenen la prosperidad que lograron las otras generaciones, padrán la oportunidad de atribuir la responsabilidad del frara lanzar su propio blog del mismo modo que otras gecaso de la LOGSE a quien corresponde pero no les quedará neraciones vieron la llegada del hombre a la luna. Para otra opción que salvarse por si mismos de la quema. navegar por la vida con agilidad y competencia, lo que la vpuig abc. es LOGSE les enseñe será poco. Los índices de fracaso esco- E L -Desde que no me levanto al paso de la bandera norteamericana, Putin piensa que yo soy de izquierdas.