Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA El gran apagón de Barcelona s El sector empresarial se alía con el tripartito MIÉRCOLES 1 s 8 s 2007 ABC Los políticos ignoran los problemas reales de los catalanes, según un sondeo M. J. CAÑIZARES BARCELONA. Episodios como el apagón registrado la semana pasada en Barcelona agudizan el divorcio existente entre los ciudadanos y sus instituciones. Y eso se refleja en las encuestas. La mitad de los catalanes confiesa su desinterés en la política y afirma que el Parlamento catalán dedica demasiada atención a problemas poco importantes. Lo dice una encuesta elaborada por el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat encargada por la Cámara catalana. El dato más llamativo afecta también a esta institución: el 80 por ciento de los ciudadanos no sabe quién es el presidente del Parlamento autonómico- -el republicano Ernest Benach- El estudio, efectuado entre los días 5 y 21 de junio de este año sobre una muestra de 1.800 personas, revela que el 49,5 de los encuestados califica la labor de los grupos parlamentarios de buena o muy buena, pero el 51,6 cree que dedican demasiada atención a problemas de poca importancia. Asimismo, en una escala del 0 al 10, los catalanes otorgan un aprobado justo a sus instituciones. La Generalitat recibe un 5,14; el ayuntamiento, un 5,25, y el Parlamento, un 5,08. Los encuestados suspenden la labor del Gobierno español, con un 4,8, y del Congreso de los Diputados, con un 4,74. El desconocimiento de los miembros del hemiciclo catalán es casi absoluto. Requeridos para que dieran los nombres de tres diputados, el 54 fue incapaz de darlos. Artur Mas (CiU) Josep Lluís CarodRovira (ERC) y José Montilla (PSC) fueron los más mencionados. También en una escala del 0 al 10, los entrevistados consideran que los parlamentarios persiguen principalmente sus intereses de partido (7,41) y, en segundo lugar, sus propios intereses (7,26) Las necesidades de Cataluña (5,26) y del electorado (4,9) quedan, por tanto, en un lugar muy secundario. El empresariado catalán responsabiliza al Gobierno y hace un recuento de agravios Solbes contradice a Clos y niega nuevas inversiones en Cataluña para el año próximo IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. La Cámara de Comercio de Barcelona, una de las entidades de mayor peso en el ámbito económico catalán, culpó ayer directamente al Gobierno del apagón sufrido por la capital catalana la semana pasada y denunció que se trataba de la crónica de un colapso anunciado Dos días antes de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aterrice en Barcelona para intentar reconducir la crisis provocada por la acumulación de incidentes que va desde el colapso del aeropuerto de El Prat al apagón eléctrico, pasando por las averías de la red de Cercanías de Renfe, el empresariado catalán dejó claro que el presidente se encontrará a una sociedad civil en pie de guerra. El presidente de la Cámara, Miquel Valls, exigió ayer a Zapatero que cumpla el mandato del Estatuto y aumente las inversiones en infraestructuras en esta comunidad, y dejó claro que los catalanes quieren hechos y no palabras Valls acusó al Gobierno de hacer una interpretación restrictiva del Estatut y vio en la falta de acuerdo entre Gobierno y Generalitat sobre la inversión una demostración de que el Ejecutivo no quiere pactar Según los cálculos de la Cámara, este año el Estado debería haber invertido 3.700 millones de euros en Cataluña para cumplir el Estatuto, pero la inversión directa se quedará en 2.957 millones, un 2,8 más que en 2006, pero lejos del 8,1 de crecimiento para el conjunto de España. A estas ci- Miquel Valls, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ayer, en su comparecencia fras Valls sumó ayer los entre 60 y 62 millones de euros en pérdidas de las 30.000 pymes afectadas por el apagón del lunes 23 en Barcelona y concluyó que detrás de los problemas de infraestructuras de Cataluña siempre hay un déficit de inversión y falta de eficacia en la gestión. Sin embargo, las quejas y reivindicaciones de Valls difícilmente tendrán respuesta en los Presupuestos para 2008, a tenor de lo afirmado por el ministro de Economía, Pedro Solbes, que ayer descartó aumentar las inversiones estatales por el colapso de la red eléctrica en Barcelona. Solbes se refirió al anuncio realizado un día antes por el ministro de Industria, Joan Clos, en el Congreso, y advirtió de que corresponde a las compañías acelerar las inversiones en infraestructuras, por lo que esta financiación no debe salir de los Presupuestos Generales del Estado. Lógicamente cuando Clos habla de acelerar la inversión, se trata de pedir a las empresas EFE que aceleren sus procesos de inversión concluyó el vicepresidente del Gobierno. La advertencia de Solbes cayó como un jarro de agua fría sobre las expectativas del tripartito catalán, que esperaba la llegada de Zapatero- -retrasada un día por la visita del presidente a Canarias- -con la esperanza de que sea sensible a las necesidades catalanas, tal y como apuntó el número tres de la Generalitat, Joan Saura, tras la reunión del Gobierno catalán. El presidente de la Generalitat, José Montilla, acompañará el jueves a Zapatero durante su visita para que el presidente español vea los problemas de Cataluña en un intento por desbloquear las negociaciones sobre el cálculo de las inversiones en esta comunidad para 2008. Montilla insistirá además en la congestión de El Prat y el traspaso de Cercanías. Al margen de las declaraciones públicas, ni al PSC ni al PSOE se les escapa que los últimos incidentes vividos en Cataluña pueden tener un efecto devastador sobre las expectativas electorales de Zapatero en esta comunidad, que en 2004 le dio la ventaja definitiva sobre el PP con los 21 diputados del PSC en el Congreso. El tripartito pide ayuda Duran pide la dimisión de Clos porque es poco capaz para dirigir Industria ABC BARCELONA. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Duran Lleida, pidió ayer la dimisión del ministro de Industria, Joan Clos, por su falta de reacción ante el apagón eléctrico de Barcelona. Lo mejor que podría hacer Clos es dejar el ministerio, dimitir y dedicarse a otra cosa no sólo por lo ocurrido con el apagón de Barcelona, sino también por su actitud En declaraciones a Radio Euskadi Duran señaló que la comparecencia del ministro pone en evidencia algo que personalmente conozco desde hace tiempo: es una persona poco capaz para tener las responsabilidades que está teniendo en el Ministerio de Industria Tras señalar que no era difícil superar lo que hizo Montilla actual presidente de la Generalitat, lamentó que lo está haciendo peor que éste y añadió que cuando un ministro que debería asumir responsabilidades, no simplemente las niega, sino que además dice que estamos muy bien, aunque a continuación dice que va a acelerar las inversiones, demuestra que no sabe ocuparse de los problemas El coordinador del PSC en el Congreso, Daniel Fernández, reprochó a Duran que pida dimisiones por el apagón cuando él apoyó al PP sin preocuparse de que las compañías eléctricas invirtiesen y acusó al democristiano de estar obsesionado con ser ministro. Tan catalanes como españoles Por otro lado, la encuesta indica que el 47,4 por ciento de los encuestados se siente tan catalán como español, mientras que sólo el 40 se considera más catalán o sólo catalán. El 50,5 cree que Cataluña ya ha logrado un nivel de autonomía suficiente, mientras que el 50,9 considera que debería continuar siendo una comunidad autónoma de España.