Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 1 s 8 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Diego Merry del Val Por los derechos humanos Carta a mi amigo Gabriel Cisneros Amigo Gabriel, al enterarme de tu fallecimiento, me vienen los recuerdos de nuestra amistad. Recuerdo cuando siendo casi un chaval escribías aquellos aquellos artículos en Pueblo (El tiempo político) Recuerdo el padrazo que eras. Acompañabas a tus hijos a cambiar los cromos a Pirulo ¿Quién disfrutaba más cambiando cromos... Recuerdo, amigo Gabriel, el día que ETA te dio un tiro. Recuerdo cuando ingresaste en el hospital Gregorio Marañón y le dijiste a tu mujer: -Ve a Pirulo que sabe qué comics y tebeos me gustan leer. ¿Cuántos comics y tebeos se leyó el padre de nuestra Constitución? En política discrepábamos, pero la amistad era firme. De todo corazón les deseo a su esposa e hijos mi más sentido pésame. Luis Ortega (Pirulo) Arganda del Rey (Madrid) ¿CONTAGIOS INTENCIONADOS? l New York Times sorprendió ayer con un artículo de opinión en el que se afirma que los casos de contagio deliberado deenfermedadesapacientes africanos por parte de médicos occidentales constituyen una estremecedora realidad. Para los occidentales, la reciente repatriación de cuatro enfermeras y un médico búlgaros tras ocho años de detención en Libia, representa el final de una terrible odisea. Sin embargo, la liberación de los búlgaros aparececomoelúltimo episodio de una larga pesadilla sanitaria en la que médicos occidentales y también africanos formados en Occidente han causado mal a la población local y han quedado impunes afirma Harriet A. Washington, autora del libro Apartheid Médico: la historia de la experimentación con negros americanos desde los tiempos coloniales hasta el presente Según Washington, ignorar de antemano las acusaciones de Libia supone perder una oportunidad de entender por qué en África se ha extendido una peligrosa sombra de sospecha sobre la medicina occidental. África ha acogido a un buen número de médicos desaprensivos quehan inoculadoagentesletales a personas bajo la tapadera de tratamientos o experimentaciones. La desconfianza generada ha tenido consecuencias directas: desde el año 2003, la polio va en progresión en Chad, Nigeriay BurkinaFasoporquela gente cree que las vacunas contienen virus delSIDAoagentesesterilizantes siendo muchas veces las condiciones higiénicas de los sanitarios las que han provocado estos resultados. Para compensar, una buena noticia para los bebedores de café. No todo es malo en la denostadabebida, sinoqueendosismoderadasayudaría acombatirelcáncer de piel, según un estudio con ratones de laboratorio destacado por el Nuevo Herald. Finalmente, una dosis de polémica sobre valores éticos, salud e información a cargodelGuardian: elcanalbritánico ITV se ha visto obligado a aclarar que las imágenes de la aparente muerte de un paciente de alzheimer en un reportaje dedicado a la enfermedad no recogen el instante del deceso, sino que éste se produjo dos días después. El final del documental, en el que la cámara muestra cómo el paciente Malcolm Pointon cierra lentamente los ojos, levantaron una oleada de protestas. E Después de las fallidas esperanzas de poder acabar con el terrorismo de la banda terrorista ETA, y ante el peligro que sigue corriendo el principal de los derechos humanos de los ciudadanos, como es el de la propia vida, debería ser de urgente necesidad la puesta en vigor de unas leyes que pudieran hacer entrar en razón anticipadamente a los que con su irracionalidad producen tantas muertes y sufrimientos, dejando clara constancia de que dichos comportamientos conlleven inapelablemente la cadena perpetua, es decir, que la violación de los derechos fundamentales de las personas desemboquen en encarcelamientos para toda la vida. Los actos terroristas alcanzan tal gravedad que exigen unas leyes democráticas excepcionales, como una sana medida preventiva. Porque está suficientemente comprobado que, hoy por hoy, la gravísima enfermedad del terrorismo es prácticamente incurable, como se viene demostrando tanto en la perseverancia y falta de arrepentimiento como en la jactancia y presunción de los inculpados. Basta ya, pues, de las absurdas condenas de centenares de miles de años, que para el pueblo llano suenan a disparate y a burla. Cadena perpetua sin remisión y endurecimiento de la vida carcelaria. Lo necesita la defensa de los derechos humanos de las posibles víctimas y la vuelta a la razón de los que los violan. Se trata de buscar maneras eficaces de defender los de unos y otros, impidiendo que se pueda atentar contra el derecho a la vida de nadie. Porque, en efecto, todo ciudadano debe ser libre de expresar sus sentimientos y defenderlos, pero sin que para ello tenga que llegar la condición de seres racionales. Qué añoranza de los tiempos en que buena parte de la juventud del noble pueblo vasco se distinguía por ser fuente inagotable de vocaciones religiosas, que difundían por doquier el mensaje de Jesucristo, de tan incomparable riqueza moral. Juan G. Solís Valladolid la asignatura Educación para la Ciudadanía, pues podría violentar la conciencia de quienes no se atreven a objetar. ¿Les apoyarán los sindicatos? Me parece inadmisible, también, que se presione a los padres para que acepten que se eduque a sus hijos en clave de ideología de género, claramente marxista. Es un abuso de poder, al margen de nuestra Constitución, que reconoce el derecho inalienable de los padres a que sus hijos reciban una educación no opuesta a sus convicciones religiosas y morales. Los contenidos ideológicos que sustentan y salpican el temario de Educación para la Ciudadanía no han sido consensuados (no se ha tenido en cuenta ni a padres, ni a profesores ni a la oposición política mayoritaria, como cabe esperar en una democracia) sino que vienen impuestos por el Gobierno, como si estuviéramos en una dictadura y no en una democracia parlamentaria. Alegran y jalean a un sector, el de las asociaciones de gays y lesbianas; pero soslayan la opinión mayoritaria social, manifestada, pero ninguneada. Con- tra ese tipo de educación y su imposición antidemocrática, hubo, en Madrid, quizá la mayor manifestación de la historia de la democracia. También se han manifestado, en contra, además de la Iglesia Católica, instituciones familiares, como el Foro Español de la Familia, etcétera. Don Alejandro Campoy, de Toledo, primer padre objetor de conciencia, ha dicho en carta abierta a Zapatero, que este movimiento no depende ni de la Iglesia ni mucho menos del PP, sino de ciudadanos libres y soberanos y que el presidente está mintiendo Vaya mi felicitación al señor Campoy por defender a sus hijos como el tesoro más preciado. Como madre de familia, estoy con él. Cristina Fuente Martínez Valladolid gullo. Qué lección. Jesús Gómez Taboada Barcelona El mal perder de los franceses Los aficionados españoles aclaman y homenajean al nuevo vencedor de la reciente ronda ciclista gala. Casi todo el mundo ha destacado las enormes condiciones de este ciclista madrileño, de rabiosa juventud, entre las que sobresalen la gran eficiencia de pedalada y la gran facilidad para recuperarse de los esfuerzos. Menos la prensa francesa que, incapaz de digerir el fracaso de sus corredores, carga toda su contenida rabia contra la figura del corredor madrileño, al que le ponen constantemente bajo sospecha. No nos resulta extraño, sin embargo, que viertan su crítica feroz sobre el corredor de Pinto, ya que la sequía por la que atraviesan sus figuras ciclistas, contrasta con la proliferación de las nuestras. Verdaderamente, ha tenido que resultarles muy duro, en un país que cultiva el chauvinismo. Miguel Sánchez Trasobares Zaragoza La lección de Contador Contador, subido en el podio de los Campos Elíseos, oye las primeras notas del himno nacional. Inmediatamente, de manera tan espontánea como solemne, se quita la gorra y escucha la música muy concentrado. Sin estridencias ni alharacas: sólo naturalidad, respeto y or- Felicitación al primer padre objetor No veo bien que se obligue a ningún profesor a impartir Quisiera, a través de estas líneas, agradecer a todos los deportistas españoles de elite los momentos tan agradables que me han hecho pasar. He sentido, en numerosas ocasiones, un gran orgullo de ser español, de mi tierra, del nombre de España. Gracias por transmitir a través del deporte unos valores a la juventud que se encuentran algo perdidos. Gracias por servir de ejemplo para muchos de nuestros jóvenes y provocar en ellos el deseo de superación. Gracias. Jaime Rojo Correo electrónico Gracias al deporte y a nuestros deportistas