Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 40 GENTE MARTES 31- -7- -2007 ABC Los Reyes y los Príncipes de Asturias, con la pequeña Leonor, posaban ayer a las puertas del Club Náutico La Infanta Leonor Revolucionó el estreno de la Copa del Rey La primogénita de los Príncipes de Asturias acompañó ayer al Rey y a Don Felipe a embarcar en los veleros. La niña saludó a cuantos se cruzaron en su camino, correteó por el Club Náutico e hizo carantoñas a sus padres y abuelos POR ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS FOTOS: ERNESTO AGUDO cándosela con los dedos. Con un vestido blanco, sandalias del mismo color y una gran diadema sosteniendo sus rizos rubios, la niña de un año y nueve meses, llamada a ser Reina un día, acudió a media mañana con su madre y sus abuelos paternos al Club Náutico, donde ya les esperaba el Príncipe de Asturias. Su hermana, la Infanta Sofía, que el pasado domingo cumplió tres meses, se quedó en la casa de Son Vent, la residencia de verano de los Príncipes de Asturias, pues aún es demasiado pequeña para exponerla al terrible calor que hacía ayer en las calles de Palma. Otro día, dijo la Princesa, la llevarán de paseo en barco, un plan más fresco, donde se la podrá ver. En cuanto Leonor descubrió a los numerosos fotógrafos que se agolpaban frente a las puertas del Náutico, empezó a saludar con la mano. El año pasado, la Reina y la Princesa solían sujetarle la manita, pero ahora la pequeña ya saluda sin que nadie se lo diga. Ya está en primer curso de Heredera bromeaban unos jóvenes que comentaban cómo había cambiado la niña de un verano a otro. Una vez en el recinto, los Príncipes dejaron que Leonor se despegara de su lado, pero sin perderla de vista, y la niña exploró libremente las instalaciones y los stands, en uno de los cuales le dieron dos lápices de colores con goma incorporada con los que no dejó de jugar. También correteó hacia Doña Sofía, a la que llama abu y volvió hacia Doña Letizia- mami mientras se estiraba para alcanzar la mano de su padre, que aprovechaba la visita a las instalaciones náuticas para saludar a los responsables de la regata, a los patrocinadores y a sus amigos. La verdad es que todos los presentes agradecieron esa libertad vigilada que conceden de vez en cuando Don Felipe y Doña Letizia a su primogénita, cuyas ocurrencias y gracias nadie se quiere perder. Pero también hay que agradecer el carácter abierto y espontáneo que ya apunta Leonor, una niña inquieta y divertida que, hasta el momento, no ha dado la menor muestra de timidez. La Reina comentó que a Doña Letizia se le cae la baba con L a Infanta Leonor revolucionó ayer el Real Club Náutico de Palma de Mallorca. Con su aire de muñeca antigua y su habitual espontaneidad, la primogénita de los Príncipes de Asturias saludó a cuantas personas se le cruzaron en el camino, correteó por las instalaciones e hizo mimos y carantoñas a sus padres y abuelos. También el Rey jugó con ella mientras hacía que le quitaba la nariz pelliz-