Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 31 s 7 s 2007 INTERNACIONAL 27 Cuba, un año con Fidel en la sombra Raúl Castro cumple doce meses al mando de la isla. Su gestión y forma de gobernar han tenido un marcado carácter propio. Sin embargo, la sombra de su hermano, aún convaleciente, sigue siendo alargada POR SHEILA MARTÍNEZ MADRID. Delego con carácter provisional mis funciones como presidente del Consejo del Estado y del Gobierno de la República de Cuba, como primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y como comandante en jefe de las heroicas Fuerzas Armadas Revolucionarias en el compañero Raúl Castro Ruz Estas eran las palabras con las que el 31 de julio de 2006 Fidel Castro anunciaba, por primera vez desde el triunfo de la Revolución en 1959, su decisión de ceder temporalmente el poder en la isla a su hermano, debido a su delicado estado de salud que le había obligado a someterse a una complicada operación quirúrgica Aquel temporalmente probablemente se extendió más de lo que el propio Fidel esperaba. Así, un año después de pronunciar aquellas palabras, Raúl Castro, el eterno número dos del partido, sigue llevando las riendas del país con ritmo propio pero con la alargada sombra de su hermano Fidel presente. Raúl, el Chino como suelen llamarle, a sus 76 años, ha sido definido como racional y pragmático. Gobierna con discreción y emplea discursos cortos, delegando tareas en los seis hombres que su hermano escogió para apoyarlo, entre ellos el vicepresidente Carlos Lage. Ha sabido durante este año navegar en las aguas de una isla encorsetada en la figura de un hombre que durante 48 años llevó las riendas del país, sin desviarse de la senda comunista, pero exigiendo rigor, trabajo, disciplina y orden para acabar con la burocracia, la ineficencia. elevar la producción y solucionar las carencias de la población: transporte, alimentación y vivienda. Tras recibir el mando provisional, su primer gesto público fue tender, en agosto de 2006, una rama de olivo a EE. UU. una propuesta de diálogo que reiteró el 2 de diciembre en un desfile militar y recientemente en la fiesta patria del 26 de julio- -gestos que fueron rechazados de plano por la Casa Blanca, que lo tilda de Fidel light También relanzó las relaciones con España, aunque sin descongelarlas con la Unión Europea. Para la disidencia interna, sin embargo, la palabra que mejor define estos doce meses es la de inmovilismo Todo sigue igual y realmente no veo hasta el momento cambio alguno indicó el economista Óscar Espinosa- -uno de los 75 disidentes condenados en 2003 y excarcelado por problemas de salud- Según Elizardo Sánchez, presidente de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, el número de presos políticos bajó en el último semestre de 286 a 243, pero la situación de los derechos humanos sigue siendo marcadamente desfavorable En contraste, el opositor moderado Manuel Cuesta considera que antes del 31 de julio de 2006, se respiraba una atmósfera absolutamente negativa y hoy hay signos alentadores pues algunos sectores del poder creen que Cuba tiene que aprender a vivir con la diversidad y la diferencia En cuanto a los resultados económicos, la situación deja mucho que desear: el turismo bajó un 3,6 por ciento en 2006, la última cosecha azucarera apenas superó el millón de toneladas y la isla padece asimismo las consecuencias de la asfixia financiera aplicada por EE. Florentino Portero LA APUESTA SAUDÍ DE EE. UU. a diplomacia norteamericana se emplea a fondo en Oriente Medio. Bajo la presión de la difícil situación en Irak y en Palestina, la Administración Bush trata de establecer un frente de Estados árabes moderados con los que contener la influencia iraní, estabilizar la situación en Irak y avanzar hacia la declaración de un Estado palestino. Los responsables norteamericanos de diplomacia y defensa, Rice y Gates, viajan a Arabia Saudí precedidos del anuncio de una importante venta de armas estadounidenses a éste y otros países del Golfo Pérsico. Como cabía esperar, varias han sido las voces que tanto desde el Capitolio como desde los think tanks han alertado sobre las peligrosas consecuencias de tal venta. ¿Estamos armando a un aliado o a un enemigo? ¿Es Arabia Saudí un Estado moderado? Los hechos están a la vista y son reconocidos por detractores y simpatizantes. La expansión del credo islamista se financia desde Riad. La casa de los Saud ha salido en defensa de Hamas, con quien tiene evidentes coincidencias ideológicas, boicoteando el trabajo de la diplomacia occidental. Casi la mitad de los extranjeros que entran en Irak con fines terroristas son saudíes que se incorporan a las filas suníes para, en su mayoría, protagonizar un atentado suicida. La política del rey Abdulah recuerda la de Franco con la División Azul: un acto de solidaridad con los afines y una forma de quitarse de en medio a los radicales. Condoleezza Rice y Robert Gates tratarán de atraer a sus posiciones a las autoridades saudíes tanto en la crisis palestina como en la iraquí, con el señuelo de la venta de armas de fondo. Sin embargo, su margen de maniobra es muy limitado. Los saudies no están interesados en la creación de un Estado palestino de espaldas a la voluntad de la población y del partido mayoritario, Hamás, con quien se sienten afines. Tampoco desean un Gobierno chií instalado en Bagdad, al que perciben como contrario a los intereses suníes. Por último, la débil posición política del presidente Bush y del primer ministro Olmert aconseja esperar y ver. L Igual que siempre Tienda de La Habana presidida por la imagen de Fidel UU. sobre los bancos. El presidente provisional es consciente de esta situación y el pasado 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional, esgrimió un discurso autocrítico en el que reconoció que Cuba no ha superado aún el periodo especial -término que hace referencia a la difícil etapa en la que se vió inmersa la isla después de la caída del bloque soviético en los años 90- -y se refirió a uno de los principales problemas de la población: los bajos salarios, que no superan los 20 dólares de media mensual. Es claramente insuficiente para satisfacer las necesidades, por lo que ese salario dejó de cumplir su papel de asegurar el principio socialista de que cada cual aporte según su capacidad y reciba según su trabajo señaló. La solución: aumentar la productividad, impulsando el desarrollo agrícola y la producción industrial. Sin embargo, no son pocos los obstáculos que Raúl deberá sortear para llevar a cabo estos cambios. En primer lugar y como apunta Janette Habel, del Instituto francés de Altos Estudios de América Latina (IHEAL) Por una parte deben efectuar reformas económicas, y por otra, esas mismas reformas pueden tener consecuencias sociales y amenazar AFP El presidente provisional reconoció que el país no ha superado aún el periodo especial Mientras Fidel viva nadie se va a atrever a hacer los cambios que la isla de Cuba necesita la estabilidad del régimen En segundo lugar, la figura de Fidel. Mientras éste viva nadie se va a atrever hacer los cambios que necesita Cuba indicó Ian Vásquez, del CATO Institute, en Washington. Y por último, su dependencia total de Venezuela, que suministra a la isla unos 92.000 barriles diarios de petróleo a precios preferenciales. Si Cuba tuviera que pagar el barril de petróleo al precio de mercado pienso que su economía se habría colapsado señaló Janette Habel. Un año después de caer enfermo, Fidel, que en agosto cumple 81 años, aún no sale de su convalecencia. En suspenso está si retomará el poder o si finalmente la cesión a su hermano será definitiva. La situación podría aclararse con el proceso electoral que culmina en abril de 2008, cuando el Parlamento designe la presidencia del Consejo de Estado, que siempre ha ocupado Fidel. Mientras tanto, la propaganda oficial en la isla seguirá arengando la bicefalia del poder: Viva Raúl, viva Fidel ABC. es Especial sobre Fidel Castro y la situación en Cuba en abc. es internacional