Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 INTERNACIONAL MARTES 31 s 7 s 2007 ABC Satisfacción en Perú por la derrota de Fujimori en el Senado nipón AP LIMA, TOKIO. El ex presidente de Perú, Alberto Fujimori, admitió desde Chile su rotunda derrota al no ser elegido como senador en los comicios japoneses. Si bien es cierto que el objetivo de mi elección no fue alcanzado, hoy reafirmo mi voluntad de trabajar para fortalecer la relación peruano- japonesa en beneficio de nuestros dos pueblos hermanos indicó Fujimori en un comunicado facilitado a Associated Press por su oficina de prensa. Mi objetivo principal en este momento sigue siendo demostrar mi inocencia dentro del proceso de extradición en Chile a la espera del fallo definitivo de la Corte Suprema añadió. Sus declaraciones demuestran que Fujimori, que hizo campaña con el apodo de el último samurai está pendiente del fallo para, según indicó él mismo, una vez culminado el proceso reanudar su vida política. Shinzo Abe, ayer durante una conferencia de prensa en la sede del Partido Liberal Demócrata en Tokio EPA Reacciones en Perú Por su parte, Omar Chehade, jefe de la Unidad de Extradiciones de la Procuraduría Anticorrupción peruana, declaró a la agencia oficial Andina que esto ha sido un duro revés para el extraditable, ya que el pueblo japonés no respaldó a un personaje cuestionado y acusado de cometer delitos de lesa humanidad El procurador dijo que con este resultado se cae su estrategia para lograr una fuga técnica hacia Japón. Asimismo, el ministro de Asuntos Exteriores peruano, José Antonio García Belaunde aseguró que no le sorprende para nada (la noticia) Ahora esperamos que siga el proceso judicial tal como está Las asociaciones pro Derechos Humanos peruanas se mostraron satisfechas de que el ex mandatario no lograra su objetivo. El director de Amnistía Internacional en Perú, Ismael Vega, dijo que si la intención de Fujimori era evadir a la justicia con su postulación a la Cámara Alta de Japón, le salió el tiro por la culata Sin embargo los resultados han generado decepción entre sus partidarios. El portavoz de Fujimori en Lima, el legislador Carlos Raffo, admitió que sus seguidores estábamos entusiasmados con la idea de la senaduría en el Japón El ex presidente permanece bajo arresto domiciliario en Chile mientras se resuelve un proceso de extradición en su contra, solicitado por Perú. Shinzo Abe remodelará el Gobierno de Japón tras su fracaso electoral Los medios nipones piden la dimisión del primer ministro, que no ha sabido escuchar a los ciudadanos y la oposición tratará de forzar comicios anticipados PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Japón, el país de los terremotos, vive desde el domingo un seísmo político debido a la humillante derrota del Gobierno en las elecciones legislativas que tenían como objetivo renovar la mitad de la Cámara Alta de la Dieta, el Parlamento nipón. Hastiados por los sucesivos escándalos de corrupción que están sacudiendo al Gobierno del primer ministro Shinzo Abe, los japoneses han infligido un severo castigo al Partido Liberal Democrático (PLD) que ha perdido 30 escaños y, por consiguiente, la mayoría absoluta en el Senado. La mayoría de dichos escaños se los ha llevado el principal grupo de la oposición, el Partido Democrático de Japón (PJD) que ha pasado de 81 a 112. Como la coalición en el poder, formada por el PLD y el partido budista Nuevo Komeito, sólo dispone ahora de 103 escaños, la nueva mayoría de centro- izquierda en el Senado tratará de forzar elecciones anticipadas. Aunque el PLD sigue conservando los dos tercios que le permiten controlar la Cámara Baja, que es la que elige al primer ministro, este vuelco electoral ha supuesto un fuerte varapalo para Abe, que ocupa el puesto desde que revelara al popular Junichiro Koizumi en septiembre del año pasado. Insistiendo en el discurso que pronunció el domingo nada más conocer los resultados electorales, Shinzo Abe volvió a aclarar que no dimitiría por este fracaso en las urnas, pero anunció que remodelaría su gabinete en el momento apropiado posiblemente el próximo mes de septiembre. He decidido quedarme porque no podemos permitirnos crear un vacío político y para seguir adelante con las reformas que garanticen la recuperación económica manifestó el primer ministro, quien también rechazó la posibilidad de convocar elecciones anticipadas en la Cámara Baja. Con tales afirmaciones, el primer ministro hace oídos sordos a las críticas a su gestión que ayer le dedicaban los principales medios nipones, que incluso pedían su dimisión y la convocatoria de elecciones anticipadas. Los votantes le han dado un claro suspenso. Abe debería abandonar recomendaba el diario Asahi Shimbun mientras que el Tokio Shimbun abogaba por acudir a las urnas para que el electorado pueda elegir, porque el primer ministro aún no se ha bautizado en unos comicios Por su parte, el editorial del Mainichi Shimbun recordaba que el pueblo le ha dicho no al programa de Abe por basarse más en la ideología que en la vida diaria de los ciudadanos El primer ministro ha centrado su mandato en reformar los principios pacifistas de la Constitución e incentivar los valores nacionalistas en la educación. Mientras tanto, dos ministros han dimitido y uno se ha suicidado por asuntos de corrupción. Críticas en la Prensa Temor empresarial a que el varapalo al Ejecutivo frene las reformas económicas La incertidumbre que se ha abierto tras la derrota del Gobierno en las elecciones legislativas no ha tardado en afectar a la Bolsa de la segunda mayor economía del planeta. Aunque todos los sondeos pronosticaban estos resultados, el índice Nikkei 225 perdió un 1,4 por ciento, pero consiguió recuperarse en parte al cierre de la sesión. Lo que no se ha podido evitar, en cambio, es el temor que ha cundido entre los empresarios a que el fracaso del partido en el poder frene las reformas puestas en marcha para revitalizar la economía del imperio del Sol Naciente. La liberalización de empresas estatales como Correos, la mayor caja de ahorros del país, fue uno de los caballos de batalla del anterior primer ministro, Junichiro Koizumi, quien consiguió un gran triunfo en las elecciones de 2005 y dejó a su sucesor, Shinzo Abe, una ventaja que éste ha dilapidado en menos de un año.