Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 INTERNACIONAL MARTES 31 s 7 s 2007 ABC El Ejército británico pone fin a casi 40 años de despliegue en el Ulster La Operación Banner prevé que de los 30.000 soldados que llegó a haber sólo permanecerán un máximo de 5.000 EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La denominada Operación Banner la más larga en la historia del Ejército británico, llegará oficialmente a su fin esta medianoche, 38 años después de que fuera puesta en marcha para ayudar a la Policía en el conflicto norirlandés. Constituye una muestra más, especialmente simbólica, de la normalización en que ha entrado la vida del Ulster. Con el laborista Harold Wilson como primer ministro, el refuerzo de tropas llegó a Belfast en 1969, cuando los disturbios, conocidos en la jerga británica como troubles comenzaban una escalada que desbordaba ya a la Royal Ulster Constabulary (RUC) En los siguientes años, el conflicto se llegaría a cobrar alrededor de unas 3.300 víctimas, de las que 763 fueron miembros del Ejército. El último soldado británico en morir fue Stephen Restorick, abatido por un francotirador en febrero de 1997. El proceso de paz puesto en marcha con el Acuerdo de Viernes Santo de 1998 comenzó a mejorar la situación, y las tropas quedaron recluidas en los cuarteles. Aunque el IRA procedió después a diversos actos de desarme, sólo el anuncio de esta organización en julio de 2005 de que daba por finalizada su campaña terrorista permitió poner en marcha un plan de desmilitarización de dos años. Éste se completa ahora con el fin de la Operación Banner (palabra que significa pancarta o bandera En 1972, momento de mayor violencia en el Ulster, los efectivos del Ejército llegaron a ser de 27.000 personas. La cifra decrecería después, pero en 1992 aún eran algo más de 18.000. En la actualidad el contigente es de 5.600 soldados y es intención del Estado Mayor de que en el futuro no supere los 5.000. Según el Ministerio de Defensa, se trata de una guarnición normal para tiempo de paz comparable a los niveles que había cuarenta años atrás y equiparable a la presencia militar en otras partes del Reino Unido. Las funciones que cumplirá el Ejército en Irlanda del Norte serán similares a las mantenidas en otros lugares. Los cuarteles servirán de destacamento de unidades que puedan acudir a misiones internacionales y mantendrán una capacidad de despliegue limitado y muy específico en apoyo del PSNI (el cuerpo de Policía que sustituyó al controvertido RUC) cuando hipotéticos casos de disturbios lo requieran. Defensa advierte que esto último, algo hoy no previsto porque se cree consolidada la situación de paz, sólo ocurriría en casos graves de desorden público, como puede suceder en cualquier punto del país. La presencia del remanente no ha sido cuestionada por el Sinn Fein, el brazo político del IRA, ahora en el Gobierno compartido de Irlanda del Norte, y que ha dado la bienvenida al fin de casi cuarenta años de ocupación militar británica Durante todo ese tiempo, alrededor de unos 300.000 soldados cumplieron destinos en el Ulster, distribuidos en más de cien bases militares, con una presencia de hasta quince batallones sólo en Belfast en la época de mayor conflicto. En la actualidad quedan diecisiete cuarteles, y está previsto que su número se reduzca a diez a largo plazo. Gerry Kelly, diputado del Sinn Fein y miembro del gobierno se felicitó por el fin de una presencia opresiva que compara con el personaje de Big Brother de la novela 1984 de Orwell. Los soldados entraban en las casas por la noche y contaban a todos los que estaban dentro, incluidos los bebés... Era realmente digno de Big Brother comentó en referencia al concepto del siempre presente y vigilante Gran Hermano de la novela. ABC. es Galería histórica de imágenes en abc. es internacional Proceso de paz Una de las mujeres surcoreanas secuestradas aparece en el vídeo emitido por la cadena Al Yasira portando el velo islámico AP Los talibanes ejecutan a un segundo rehén del grupo de surcoreanos ABC KABUL. Un segundo rehén del grupo de surcoreanos secuestrado en Afganistán fue ejecutado ayer tras concluir el últimatum dado por los talibanes. A falta de confirmación oficial, el portavoz de los rebeldes afganos, Mohammed Yousef Ahmadi, declaró por teléfono a la agencia France Presse que dimos varios ultimátums al Gobierno, pero no prestó atención a nuestras demandas. Finalmente esta noche a las 20.30 (16.00 GMT) matamos a unos de los coreanos, llamado Sung Sin, con disparos de fusil AK- 47, y su cuerpo fue abandonado en una región del distrito de Quarabagh en la provincia de Ghazni, a 140 km al sur de Kabul. Los insurgentes habían dado de plazo al Gobierno afgano hasta las 07.30 de ayer, aunque fue alargado unas horas, para que aceptara liberar a ocho rebeldes encarcelados en Afganistán por igual número de surcoreanos. Este es el segundo de los 23 rehenes surcoreanos secuestrados, que ha sido ejecutado. El primero fue el responsable del grupo, Bae Hyung- kyu, un pastor evangelista de 42 años, cuyo cuerpo llegó ayer a Seúl. Su cadáver fue hallado el pasado 25 de julio con 10 impactos de bala. Las autoridades afgnas pidie- ron el domingo a los rebeldes que liberasen a las mujeres- -18 en total- -como primer paso para comenzar las negociaciones sobre el resto del grupo. La cadena qatarí Al Yasira emitía por la noche un vídeo en el que aparecen siete de las mujeres secuestradas portando el velo islámico y con la mirada fija en el suelo. La autenticidad de la grabación aún no ha sido confirmada. Las rehenes, que no hablan en ningún momento, parecen abatidas, posiblemente debido a la muerte de otro de sus compañeros. Los talibanes han anunciado que seguirán con las ejecuciones.