Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MARTES 31 s 7 s 2007 ABC Cae el capo de una familia camorrista responsable de 80 asesinatos La Guardia Civil detiene a 14 individuos de tres tramas criminales que colaboraban S. E. MADRID. La Guardia Civil ha desarticulado una banda que daba cobertura a grupos criminales europeos, en una operación en la que ha detenido a catorce personas, entre ellas el líder en España del clan familiar Mazzarella de la Camorra napolitana, grupo al que se le atribuyen 80 muertes. Además, el clan al que está vinculado este detenido, cuya identidad corresponde con las iniciales P. M. lidera presuntamente el contrabando entre Italia, Albania, España, Francia, Marruecos y Oriente Próximo. En la operación, desarrollada en Marbella, Málaga, Fuengirola, Zaragoza y Ceuta, se han intervenido 60 vehículos, cuatro sociedades instrumentales y siete inmuebles valorados en unos cinco millones de euros, así como varias armas cortas y más de 2,5 toneladas de hachís. Los detenidos, de tres nacionalidades distintas- -italiana, marroquí y española- en la denominada operación han sido acusados de 51 delitos, entre ellos tráfico de drogas, falsificación de documentos, encubrimiento, y blanqueo de capitales. La investigación comenzó el pasado mes de febrero, cuando la Guardia Civil detectó la presencia de varias personas que podrían pertenecer a un grupo de delincuentes de origen marroquí asentados en la Costa del Sol. Los integrantes de esta organización eran propietarios de varias sociedades, una de ellas de alquiler de vehículos sin conductor. Los arrestados los alquilaban a miembros de otras organizaciones criminales radicadas en España y en algunos países de la Unión Europea, y les proporcionaban la documentación falsa necesaria para realizar esos contratos de alquiler. Con ello conseguían que no quedara constancia de la identidad de las personas que realmente alquilaban los vehículos. Además, los agentes han intervenido un comercio en Ceuta y detenido a su propietario, que proporcionaba embarcaciones y todo tipo de material preciso para la navegación, lo que posibilitaba la introducción en la Península de grandes cantidades de hachís procedentes de Marruecos. La trama marroquí de la organización criminal se encontraba asentada de forma estable en la Costa del Sol y se valía de un complejo entramado societario para el blanqueo de los beneficios procedentes de sus actividades ilícitas, principalmente el tráfico de drogas. Así, valiéndose de testaferros, daban apariencia de legalidad a esos ingresos y les permitía introducirlos en el circuito económico legal, evitando así detectados sus verdaderos titulares. Los testaferros figuraban al frente de sociedades con una actividad financiera y comercial casi nula, por lo que no era justificable el patrimonio del que eran titulares de derecho. A esta trama pertenecían seis marroquíes, que han sido arrestados en Alhaurín de la Torre, Marbella, Fuengirola y Ceuta. También fueron detenidos en Málaga, Zaragoza y Alhaurín de la Torre otros tres españoles. Esta red estaba estrechamente relacionada con varias personas de origen italiano, cuyo líder era uno de los que financiaba la compra de las sustancias estupefacientes con las que traficaban. Este ciudadano italiano sería supuestamente, según los investigadores, el representante en España del clan familiar Mazzarella uno de los más activos de la Camorra napolitana, íntimamente relacionado con la mafia calabresa. Al grupo delictivo de italianos, además de P. M. de 29 años, pertenecían otras cuatro personas, que también fueron arrestadas en Marbella. Mandos de la Guardia Civil explican el despliegue de búsqueda de la menor EFE Entramado societario Los investigadores, pesimistas en el caso de la chica de 15 años desaparecida en Tenerife La madre compara el caso con el de Sara, desaparecida hace un año ERENA CALVO LAS PALMAS. Mantuve la esperanza las primeras horas, pero mis sentimientos van cambiando con el paso de los días Así se expresaba en conversación telefónica con ABC Fabiola, la madre de Fernanda Urzúa Marín, la niña de quince años desaparecida en Tenerife el jueves por la noche. Nos consuela saber que hay mucha gente trabajando en el operativo de búsqueda el mayor que se recuerda en la isla. Más de tres centenares de personas, entre los que se cuentan agentes de la Guardia Civil, Policía y vecinos rastrean las zonas próximas al lugar de la desaparición de la joven chilena, un camino de tierra en un área despoblada que une dos barrios de Arona, al sur de la isla. Además, forman parte del dispositivo 97 militares del Regimiento de Infantería Tenerife 49 los GEAS de la Guardia Civil, dos helicópteros de la Benemérita, dos unidades caninas y agentes del Seprona, además de grupos especializados en estos casos que han sido derivados desde Madrid. Están haciendo más de 19 horas al día, se ha tomado declaración a más de 200 personas y hay 25 agentes dedicados sólo a la investigación, pero cada vez hay menos indicios de que todo se resuelva de una forma positiva explican fuentes del Instituto Armado. Se barajan muchas líneas de investigación y podemos encontrar a la niña viva o muerta informaba ayer el general de la Guardia Civil Miguel Martínez. La búsqueda se inició hora y media después de que la niña dejara a sus amigas para dirigirse a su casa relatan desde la Benemérita; se reaccionó muy rápido Para su madre, el caso es prácticamente idéntico al de Sara Morales, la joven de catorce años que desapareció el 30 de julio de 2006 en Gran Canaria sin que nada se haya sabido por el momento de su paradero. Sólo cambia la isla, pero son las mismas fechas, la misma edad y el mismo perfil Hay otra diferencia, apunta Fabiola. En el caso de mi niña no se puede especular con que se haya marchado voluntariamente, se han encontrado un cinturón y una zapatilla y nadie abandona su casa sin zapatos Para el general de la Guardia Civil en Canarias las características de este caso podrían tener alguna similitud con el de Rocío Wanninkhof, que no se ha resuelto tan pronto aunque deseó que todo acabe bien Durante el día de ayer se mantuvo la búsqueda por zonas calientes como una cementera, en San Miguel de Abona, dos parcelas de plataneras, en Arona, y el paraje de Montaña Amarilla, en Arona. El operativo, según fuentes del Instituto Armado, se mantendrá al menos una semana más. En el momento de su desaparición, Fabiola vestía una camiseta de tirantes de color negro y pantalón pirata de color blanco. Además, lleva un piercing en la nariz. Su madre todavía no puede creer lo que está pasando. Llevo meses viendo las fotos de Yeremi y de Sara, nunca imaginé que tuviera que ver también la de mi hija Viva o muerta El clan familiar Mazzarella es uno de los más activos de la Camorra napolitana y está íntimamente relacionado con la mafia calabresa Para el general de la Guardia Civil en Canarias las características del caso recuerdan al de Rocío Wanninkhof