Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 DEPORTES Ciclismo s Tour de Francia LUNES 30 s 7 s 2007 ABC La victoria de Contador reanima el Tour El madrileño, de sólo 24 años, ilusiona al ciclismo tras una carrera acosada por el dopaje y la pérdida de crédito J. GÓMEZ PEÑA. PARÍS. Para salvar su futuro, el Tour se gira hacia el pasado. Se siente profanado por el dopaje. Y quiere volver a un viejo método: recuperar la fórmula de selecciones nacionales para 2008. Una Grande Boucle por selecciones, como hasta 1968. Que los países controlen al incontrolable dopaje. Que sólo compitan cien dorsales, la mitad. Creíbles. Para que el ciclismo vuelva a ser increíble por la belleza de su gestas y no por los datos que gotean de una probeta de laboratorio. Alberto Contador está en esa encrucijada. Es un campeón puente entre el polémico Tour del último decenio y el Tour que viene. Tiene edad, 24 años, para el nuevo ciclismo. Y desde ayer, en su palmarés luce la edición que puede acabar con la decadencia de este maravilloso deporte. Estamos pensando en una fórmula mixta. Parte de los equipos serán selecciones. Hay que ir hacia eso adelanta Patrice Clerc, patrón de ASO, empresa propietaria del Tour. Ha visto el negocio en peligro por tanto escándalo. Por eso, cada ciclista tendrá un pasaporte fisiológico. Su huella dactilar más íntima. Lo controlará la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) Nunca habrá riesgo cero de casos de dopaje, pero será un gran progreso añade. Al recurrir al AMA excluye a la Unión Ciclista Internacional (UCI) Cambio de árbitro. El Tour cree que el colegiado actual, la UCI, aspira a ganar el partido y quedarse con los derechos audiovisuales. El Tour ha escuchado al tribunal popular. Harto de la sangre arrepentida de Zabel, de Riis, de Jaksche, de Basso. Traicionado por la gesta ficticia de Landis en 2006. Hastiado de ver este último Tour convertido en un tratado de venenos: la testosterona de Sinkewitz y Moreni, la sangre alquilada de Vinokourov... De sentirse ante un Tour en falso. En ruina gradual. Por eso, abucheó a Rasmussen, el líder de la burbuja, el asceta que se exhibía en los Alpes y se ocultaba para no pasar controles. ¿Qué se podrá contar de este Tour? ¿El suicidio deportivo de Vinokourov? Loco. Capaz de meter todo su prestigio en una jeringa con sangre de otro. ¿O se recordará a Contador, primero del podio por delante de Evans y Leipheimer? Un ciclista recién moldeado. Una biografía cinematográfica. Una operación a vida o muerte. Un talento siempre. Un corredor con la buena y vieja costumbre de llegar al Tour cargado de triunfos: París- Niza, Valencia, Castilla y León... Un escalador que tamborilea sobre los pedales. Sin cadena. Leve. Profundo. Radiante. Generoso en las rampas. Con imán para el público: heredero de Delgado, de Bahamontes, de Julio Jiménez. La misma explosión. Igual capacidad para lavar el ácido láctico de los músculos. Con un consumo de oxígeno superior a los 80 mililitros por kilo de peso... Así es la marca del escalador, la clave para rescribir la ley de la gravedad. Contador es, además, más moderno que sus predecesores, más compacto. Mejor contrarrelojista. Filiforme y potente. De él y de su generación de- Clasificaciones Marcoussis- París Vigésima etapa del Tour de Francia, con un recorrido de 146 kilómetros. 1 2 3 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. Daniele Bennati (Lampre) 3 horas, 51 minutos y 3 segundos Thor Hushovd (Credit Agricole) m. t. Erik Zabel (Milram) m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. m. t. 91 h 00 21 a 23 a 31 a 7 08 a 8 17 a 11 37 a 12 18 a 12 25 a 14 14 a 14 25 Robert Hunter (Barloworld) Tom Boonen (Quickstep) S. Chavanel (F. des Jeux) Fabian Cancellara (CSC) David Millar (Saunier Duval) Robert Foster (Gerolsteiner) Manuel Quinziato (Liquigas) Martin Elmiger (AG 2 R) Freddy Bichot (Agritubel) Bram Tankink (Quickstep) Iñaki Isasi (Euskaltel) Sven Krauss (Gerolsteiner) Heredero de los grandes GENERAL 1. A. Contador (Discovery) 2. C. Evans (Lotto) 3. L. Leipheimer (Discovery) 4. C. Sastre (CSC) 5. H. Zubeldia (Euskaltel) 6. A. Valverde (Caisse) 7. K. Kirchen (T- Mobile) 8. Y. Popovych (Discovery) 9. M. Astarloza (Euskaltel) 10. Ó. Pereiro (Caissel) MONTAÑA 1. M. Soler (Barloworld) 2. A. Contador (Discovery) 3. Y. Popovych (Discovery) EQUIPOS 1. Discovery 2. Caisse d Epargne 3. CSC 206 p. 128 p. 105 p. 273 h 12 52 a 19 36 a 22 10 Contador, de amarillo y con el Arco del Triunfo al fondo de, que por fin conoce París (sexto) de Astarloza, nuevo líder para el próximo Euskaltel (noveno) de Pereiro (décimo) de Soler, pionero de la próxima camada de escarabajos (vencedor de la montaña) del nuevo maillot verde de Boonen... En los dos próximos meses, el Tour vestirá de pasado su futuro. Decidirá cómo quiere ser. Comienza con Contador: con un escalador nuevo de estilo antiguo. Espectacular. De siempre. Para siempre. La última etapa, la que la arrancada de Bennati le ganó a Hushovd, la que obliga a los velocistas a penar por los Pirineos para disfrutar de los cien últimos metros de París y la que vio un fuga sin premio de Iván Gutiérrez y Flecha, acabó con los brazos al cielo de Contador. Los elevó al cruzar la meta. Suspiro. Corto: de 23 segundos sobre Evans y 31 sobre Leipheimer en la general. Suficiente. Las cámaras le cercaron. Y más los abrazos, las lágrimas, de Francisca, de su novia, de sus hermanos. Le pedían autógrafos. Y que enseñara la diadema: la cicatriz que le une las orejas. París le recibió con las puertas abiertas. En el podio del Tour coincidió con dos ciclistas de escaso gasto emocional: Evans y Leipheimer. Buenos pero invisibles. Pertenecen a otro tipo y a otra generación. Luego, a Contador le colocaron con los otros maillots: el combativo Txurruka, el escalador Soler y el regular Boonen. Jóvenes. La quinta del quinto español que gana el Tour. Del hijo de Francisco y Francisca. pende el ciclismo. Ellos dirán si de este Tour quedarán las imágenes de Rasmussen furtivo, huyendo a oscuras del hotel tras ser expulsado por el Rabobank. O la instantánea de Moreni, escoltado por gendarmes en el Aubisque. Hay ciclistas que viven sobre un trapecio. Alto, pero al borde de la caída. De Contador y los suyos es la responsabilidad de que la edición que ayer coronó al madrileño almacene fotos de Txurruka, el más combativo en su primer viaje a Francia; de Sastre, de su tremenda fuga en Larrau y de su cuarto puesto; de Zubeldia, reconvertido en fugado y quinto al final; de Valver- Bennati, último ganador Heredero de Delgado, Bahamontes y Jiménez, con la misma explosión que ellos y con imán para el público Tiene la marca del escalador pero es más moderno que sus predecesores y mejor contrarrelojista Éxito español, con seis de sus corredores entre los diez primeros puestos de la clasificación general